srcset

Lifestyle

Cactus y suculentas: cinco cosas que tenés que saber para cultivarlos en casa

(0)
9 de julio de 2020  • 00:00

Quienes quieran cultivar cactus y suculentas en casa deben saber algunas cosas básicas. Entre ellas, que el suelo es la base del éxito, pero también debemos tener en cuenta si necesitan mucho o poco sol, cómo regarlos, si toleran el frío o el calor. Todo dependerá de la especie pero, a grandes rasgos, aquí están las respuestas para cultivarlas en casa.

Las flores de una Echeberia gibbiflora, visitadas por un colibrí.
Las flores de una Echeberia gibbiflora, visitadas por un colibrí. Fuente: Jardín - Crédito: Gentileza Marisa Kohen

Cuidado con el sol fuerte

No todos los cactus crecen en el medio de la nada; algunos viven protegidos bajo arbustos, pastos o árboles. Deberemos tener presente su origen para entender cuál podrá ser su ubicación en el jardín. Los cactus toleran bien el calor del verano, pero hay que tener cuidado de no regar en exceso, ya que fomenta la aparición de hongos. Las suculentas no cactáceas soportan menos el exceso de calor y el sol fuerte del verano, ya que muchas entran en época de reposo. Algunos géneros necesitan directamente sombra, como Aeonium, Sedum, Sempervivum, Greenovia, Monanthes.

Al sol lo toleran casi todos los cactus, pero solo si ya estuvieron expuestos en otoño, invierno y primavera. Si recién los adquirimos, proteger con tela media sombra o bajo árboles o toldos

¿Para interior o para sombra?

No es ideal situar las suculentas en interiores, no crecerán casi nada y los colores no serán tan intensos. Sin embargo, hay varias especies que lo toleran, como Gasteria o Sansevieria. Las Haworthia, en general, toleran bastante bien la sombra.

El Cotyledon (izquierda) es un género que resiste a la falta de agua y la Haworthia, ideal para principiantes, tolera bien la sombra.
El Cotyledon (izquierda) es un género que resiste a la falta de agua y la Haworthia, ideal para principiantes, tolera bien la sombra. Fuente: Jardín - Crédito: Archivo

Sobre el frío y las heladas

Las plantas de color verde pálido y las que no tienen pelos y tienen pocas espinas no toleran heladas o frío intenso. En líneas generales, los cactus originarios de Brasil, el Caribe, Misiones, Corrientes y zonas tropicales deben protegerse; y los que viven más cerca de la cordillera toleran frío (secas, sin agua). Las grises y de aspecto rústico son las más tolerantes. Las suculentas no soportan las heladas. Resistirán mejor con suelo completamente seco. Estando secos, sin riego, los cactus que viven en montañas con nieve en invierno, como Lobivia, Parodia, Trichocereus, Cleistocactus, resisten bien el frío; entre estos últimos, los más resistentes son Cleistocactus baumannii, C. jujuyensis, C. strausii. Entre suculentas no cactáceas, podemos nombrar el género Sempervivum y algunos integrantes de los géneros Sedum y Crassula, como Sedum dasyphyllum var. glanduliferum, S. 'Spiral staircase', S. spathulifolium, Crassula ovata, C. arborescens y C. perforata.

Gasteria (izquierda) y Lithops (derecha), géneros que resisten cualquier olvido de riego.
Gasteria (izquierda) y Lithops (derecha), géneros que resisten cualquier olvido de riego. Fuente: Jardín - Crédito: Archivo

El sustrato ideal para macetas

Lo ideal para macetas que estarán expuestas a la lluvia es utilizar un sustrato que tenga más arena gruesa y menos tierra negra. La arena gruesa, que no es la de obra, le aporta el drenaje ideal para el rápido paso del agua, así podrá tolerar los excesos de lluvia. Además de arena y tierra hay otros ingredientes, como vermiculita y humus de lombriz, pero lo mínimo que debe tener es arena y tierra.

El sustrato ideal para macetas que estarán expuestas a la lluvia es uno que tenga más arena gruesa y menos tierra negra. Se puede regar como lluvia fina (de paso limpiamos la planta), pero siempre que sea un riego profundo. En este caso, un Ferocactus (derecha).
El sustrato ideal para macetas que estarán expuestas a la lluvia es uno que tenga más arena gruesa y menos tierra negra. Se puede regar como lluvia fina (de paso limpiamos la planta), pero siempre que sea un riego profundo. En este caso, un Ferocactus (derecha). Fuente: Jardín - Crédito: Archivo

Riego: cuándo sobra y cuándo falta agua

  • Desde abril hasta mediados de octubre, la mayoría de los cactus no necesita riego; con frío, no regar. Hay excepciones, como algunos cactus columnares u opuntias. Los cactus bebés, de hasta 2 años, se riegan en invierno una vez al mes. Desde octubre a abril, regar semanalmente, profundamente y observar que el agua salga por el drenaje rápidamente.
  • Los cactus epífitos, los columnares y opuntias necesitan riego mensual de abril aoctubre, porque son los que en su hábitat reciben lluvia en invierno también, pero no más de una vez al mes. Si están en buen sustrato, toleran más lluvia. Pero en este tema no se puede generalizar y hay que ver caso por caso.
  • Si hay exceso de agua, se nota porque la planta tiene los tejidos acuosos, llenos de agua, con hojas blandas y de otro color (amarillento u oscuro). Si falta agua se ve arrugada, delgada y seca. El error más común es regar de más; eso, sumado a un mal sustrato, resulta en la muerte del ejemplar. Las suculentas más tolerantes a la falta de agua son Gasteria, Sansevieria, Haworthia, Lithops, Euphorbia, muchas Crassula, Cotyledon, Adromischus, Agave. Los cactus de forma globular son los más tolerantes. Si hace mucho calor, no es conveniente"refrescar" las suculentas con manguera a modo de lluvia: esta práctica fomenta la aparición de hongos y la pudrición. Solo regar como está indicado, no importa el calor del ambiente. En general, más seguido que semanal no es aconsejable, salvo raras excepciones como los rayitos de sol, por ejemplo.

Por Ingrid Sieburger

Agradecimiento: Vivero Marisel.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.