Catas en el hogar. Las actividades en torno al vino no paran de crecer

Incluyen desde la posibilidad de interactuar con los enólogos hasta elaboradas propuestas gourmet que atraen no solo a los enófilos
Incluyen desde la posibilidad de interactuar con los enólogos hasta elaboradas propuestas gourmet que atraen no solo a los enófilos Fuente: LA NACION
Sebastián A. Ríos
(0)
1 de agosto de 2020  

"En casa lo que hacemos es preparar algo para servir durante la charla, así se acompaña el vino y el encuentro bebiendo y comiendo. Elegimos muchas veces el living y disponemos la computadora en la cabecera de la mesa para tratar de vivir la experiencia lo más parecido a como si estuviéramos allí". Así describe Federico Pavlidis, consultor en comunicación de 46 años, los preparativos para las catas de vino virtuales de las que periódicamente participa junto a su pareja, y que ya se han convertido en uno de sus pasatiempos preferidos de esta cuarentena.

"Es muy curioso porque después de haber participado casi de 10 catas, muchas de ellas con la misma vinoteca, empezás a conocer a las personas y a crear tu grupo de pertenencia", agrega Federico, sumando así la dimensión social que aportan estos eventos que, por estos días, nutren una agenda de encuentros en torno al vino casi tan prolífica como la previa a la cuarentena. Claro que en modo virtual.

Por Instagram, por Zoom, por distintas redes y apps de reunión virtual, las catas de vino convocan a un público que incluye no solo a los habitués de estos eventos en su por ahora cancelada forma presencial, sino también a un gran número de personas que se asoman a estas actividades en las que descubren una nueva forma de entretenimiento.

"En nuestras catas vemos a muchos de nuestros clientes habituales, para los cuales esta es una forma diferente de seguir conectados al mundo del vino.

Pero también sumamos otros participantes, para los cuales se trata de una experiencia novedosa a la que quizá no hubiesen accedido en un contexto normal", afirma Aldo Graziani, sommelier y propietario de Aldo's Restorán Vinoteca, que propone catas virtuales temáticas (ayer, por ejemplo, recorrió a través de tres vinos el terruño mendocino de Los Chacayes).

"El ocio es una necesidad para el desarrollo integral de una persona, y con la realidad actual se descubrieron distintas oportunidades para lograrlo", comenta Valeria Juaires, directora de marketing de La Malbequería, vinoteca palermitana que lleva adelante catas virtuales conducidas por su enólogo Juan Argerich, y en las que incluso participan quienes elaboran los vinos. "Nuestras catas proporcionan un momento de relajación donde se estimulan los sentidos y además se adquieren conocimientos sobre la riqueza de la enología argentina", agrega.

También, tecnología mediante, se traspasan fronteras: "Nuestra primera cata, que incluía vinos de la bodega Otronia, de Chubut, la hicimos a través de un Zoom del que participó gente de la bodega, pero también su asesor enológico, Alberto Antonini, desde Italia. Esta nueva modalidad nos permite que participe gente desde cualquier lugar del mundo", destaca Ezequiel Schneer, propietario junto a Marcelo Yanisky de la vinoteca Soil, que logró la continuidad de sus habituales catas presenciales a través de estos nuevos encuentros por Zoom.

Incluso incursionaron en la modalidad cata a ciegas: "Enviamos a los participantes los vinos en botellas sin etiqueta y luego por Zoom los fuimos catando y viendo las diferentes opiniones, para finalmente votar los que más nos gustaron", agrega Ezequiel.

Una experiencia completa

"Una feria de vinos es antes que nada una salida, es por eso que cuando nos planteamos llevarla al interior del hogar pensamos en todos los detalles para que se viva como tal", cuenta Javier Menajovsky, uno de los organizadores de la feria de vinos Alta Gama, que prepara su primera edición virtual, que será del 15 al 22 de este mes.

"Creamos una experiencia donde además de descubrir lanzamientos y nuevas cosechas de grandes vinos, los participantes van a poder disfrutar de fiambres premium, chocolates y snacks, junto con un entretenido viaje virtual conducido por Joe Fernández, que los llevará a recorrer viñedos y paisajes deslumbrantes mientras suena el set de un dj que estará tocando en vivo. Incluso vamos a invitar a la gente a empilcharse como si fueran a salir de verdad, para pasar un buen momento en el living de su casa y disfrutarlo como si fuera un evento presencial".

La logística de las catas virtuales se basa en el envío a domicilio de un set preestablecido de vinos, para luego degustar en un día y horario acordados de antemano junto con los organizadores, en una reunión a través de alguna plataforma (Instagram, Zoom). En muchos casos, es posible acompañar los vinos con menús que llegan junto con las botellas.

"Nuestra experiencia de degustación de vinos se completa con los acompañamientos de la cocina del chef Julián del Pino, tales como una degustación de quesos, o la selección de quesos y fiambres acompañados de hummus, berenjenas en escabeche y morrones quemados en aceto balsámico, aceitunas, frutos secos y panes caseros", cuenta Gabriela Vinocur, de Vico Wine Bar, que ofrece catas online sociales y corporativas.

"La tecnología sin dudas llegó para quedarse y muchos eventos que han tomado forma digital van a seguir funcionando sobre todo porque permite hacerlo desde cualquier lugar del mundo", opinan Romina Alessandria y Fernanda Cáneva, de Tie Meetings, que ofrecen catas y experiencias gastronómicas virtuales bajo el nombre Alta/Cata, con la participación de referentes como el chef Martín Molteni y con los productos gourmet de Almacén 1249."Hoy no necesariamente tenés que estar en una bodega o una vinoteca para hacer estas catas", concluyen.

Direccionario

  1. Aldo's: www.aldosvinoteca.com
  2. Alta Cata: info@tiemeetings.com.ar
  3. Alta Gama Home Experience: www.ExpoAltaGama.com
  4. La Malbequería: (011) 4832-4022
  5. Soil: info@soilwines.com.ar
  6. Vico Wine Bar: marketing@vicowinebar.com.ar

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.