Cazadores de talentos

Alejandro Iglesias
(0)
28 de agosto de 2011  

Más de dos mil son las etiquetas que ofrecen actualmente las góndolas de vinos, de las cuales la gran mayoría vio la luz en los últimos diez años. Están las novedades de las bodegas más tradicionales del país, las que posicionaron a nuevas empresas en la mente del consumidor, y aquellas de pequeños productores que siempre tienen algo nuevo para ofrecer. Estas últimas pueden ser, en muchas ocasiones, las más sorprendentes. Etiquetas inéditas que se comparten sólo con los contactos más cercanos a cambio de silencio.

Esa es la historia detrás de las etiquetas que este mes compartimos en BonVivir. Vinos alejados de las clásicas propuestas, pero que bien valen la apuesta.

Así presentamos Tapiz Merlot 2010, elaborado por una de las bodegas preferidas de los inquietos cazadores de novedades vínicas, que desde Maipú, Mendoza, da vida a vinos cargados de estilo y personalidad, que triunfan en el mundo.

Matías Sánchez Nieto, mendocino de larga tradición vitivinícola, acerca su Urano Syrah 2008, un tinto que expresa las particularidades de la cepa del Ródano como pocos en el país, con elegancia característica, sin dejar de lado su perfil más misterioso, que se traduce en un festín de sabores al paladar.

La selección la completa Zemlia Malbec 2009, producido por un joven emprendimiento del Valle de Uco, que pronto dará que hablar con sus modernas etiquetas y sabrosos vinos de vuelo internacional. Para conocer más sobre esta selección, te esperamos en www.bonvivir.com

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.