China Rose

Restaurante chino Barrio Chino de Belgrano
(0)
20 de diciembre de 2009  

Un restaurante chino elegante abrió en el barrio idem. Casi sin alusiones decorativas excepto unos frisos con dibujos de cañas y frondas del bambú, el salón es clásico y confortable, sobrio, con boxes y mesas muy bien puestas; termina en un patio con simil rocas, un águila y agua que no corre pero es infaltable en los restaurantes asiáticos. Arriba, otro salón completa unos doscientos cubiertos. El servicio es numeroso, activo, de negro impecable; algunos se manejan mejor que otros con el idioma local. Daisy, un encanto de chica, habla español fluidamente. La carta de China Rose denota poco conocimiento de nuestra lengua, y hay que pedir ayuda para entenderla. El jefe Ma Changlin -Diego- de 36 años, hizo su carrera en su pais; toda la brigada es china. Hay arrolladitos "de primavera", y "de invierno", muy ricos, wantan fritos (10x $12), o en sopa (10); langostinos fritos (58), pollo al limón frito (38); muy correctas frituras. Un clásico es el pescado "en ardilla" (45), cocido entero como es la costumbre, con su salsa especial; el mero al vapor, más chico, con perfecta cocción, es otro muy recomendable. Varios platos de cerdo para los carnívoros, muy típicas costillas (38), cerdo salteado con salsa Pekin (38) -y pato idem (50)- y olla de cordero con cilantro (48). Todos los platos son muy abundantes, no hay medias porciones, para comer como en Asia, varios platos para varias personas. La salsa de soja y la agridulce levantan los sabores, en casos bajos, van bien con todo. El pato Pekin (115) hay que ordenarlo una hora antes de la comida, seguramente valdrá la pena. Los diversos arroces son insoslayables, los fideos no tan del agrado porteño. Completos menúes fijos (22 y 25), de martes a viernes al mediodía. Cerveza o vinos blancos suaves son los indicados.

Ambiente: * * * *

Atención: * * * *

Cocina: * * *

Más datos Mendoza 1689. 4780-4728/5358. Abre de martes a domingo, mediodía y noche. Principales tarjetas.

Imperdible

10 años. Grand Cru, la elegante vinoteca de la Avenida Alvear cumplió diez años, los festejó con nuevo local más amplio y glamoroso -Rodríguez Peña 1886- y un vino elaborado especialmente para la ocasión por la bodega de Hugo y Eduardo Pulenta, Alto Agrelo, Mendoza: VII Gran Corte Pulenta Estate 2007. El enólogo Manuel González lo describió como un assemblage sofisticado de Malbec con Merlot, más pequeñas partes de Petit Verdot y Cabernet Franc. A.D.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.