Cómo hacer para no roncar: 7 consejos y tratamientos

Dormir boca abajo es un gran no para quienes suelen roncar, pero con eso a veces no alcanza
Dormir boca abajo es un gran no para quienes suelen roncar, pero con eso a veces no alcanza Crédito: Shutterstock
Mariana Israel
(0)
9 de octubre de 2018  • 11:38

Roncar es un problema social. Un causal de divorcio, en el peor de los casos, y, como mínimo, un motivo suficiente para dormir lo más lejos posible del otro.

Se estima que 40% de los hombres y 24% de las mujeres roncan, según datos de la Dra. Margarita Reynolds, otorrinolaringóloga y experta en medicina del sueño. Por suerte, existen estrategias –algunas, cotidianas– para reducir el problema.

1. Bajar de peso

El 70% de los roncadores dejarían de serlo solamente por adelgazar, afirma el Dr. Diego Folgueira, médico de planta del servicio de ORL del Hospital Alemán.

El ronquido se produce por una vibración y una estrechez de las estructuras de la vía aérea alta. Es decir, por una obstrucción del paso del aire. El sobrepeso "aumenta el depósito de grasa en el cuello y en los tejidos, y esto reduce el tamaño de la vía aérea", explica Reynolds.

2. No acostarse enseguida después de cenar (y comer liviano)

3. No tomar tranquilizantes, ni alcohol por la noche

Tanto los sedantes como el alcohol, al generar relajación muscular, hacen que la lengua también se "afloje" y genere ruido al pasar el aire, detalla Folgueira.

4. Dormir de costado

Boca arriba, la lengua cae hacia atrás y obstruye el paso del aire. "Al reducirse el espacio, el aire inspirado tiene un flujo más turbulento y genera el movimiento de las estructuras blandas, como el paladar, lo cual provoca el ronquido", comenta Reynolds.

Sumar algunas almohadas también puede ayudar a agrandar el diámetro de la vía aérea, sugiere la experta.

5. Dejar de fumar

El tabaquismo, al causar inflamación, reduce el tamaño de la vía aérea, explica Reynolds. Además, altera la capacidad respiratoria en general.

6. Recurrir a una cirugía

A veces, el ronquido se produce por el tamaño de las amígdalas. O porque no se respira bien por la nariz. En esos casos, la cirugía puede solucionar el problema.

Existen también operaciones de la base de la lengua y del paladar, para hacerlo menos móvil. "Lo más importante es ver cómo ayudar a cada paciente", señala Folgueira.

7. Utilizar dispositivos

Hay bandas adhesivas nasales que aumentan el espacio del pasaje de aire. También, dispositivos de avance mandibular que, bajo control odontológico, podrían ser útiles para aumentar el diámetro de la vía aérea.

Otra alternativa es dormir con una máscara CPAP, que sopla aire presurizado sobre la nariz, para mantener la vía aérea despejada. "Lo ideal es realizar una revisión clínica, para evaluar si este tipo de dispositivos podrían ayudar", afirma Reynolds.

"Roncar no es una enfermedad"

"Es una manifestación", define Folgueria. Podría ser un indicio de apnea del sueño, una interrupción respiratoria que hace que disminuya la presión de oxígeno en la sangre, entre otros desequilibrios.

Si uno ronca, la única manera de identificar si es realmente una patología o si se sufre de apneas, es hacerse una polisomnografía. Ante la duda, siempre conviene consultar al médico, sobre todo si, además de ronquido, se experimenta somnolencia diurna, obesidad, diabetes, hipertensión o arritmia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.