Cómo identificar a Capricornio: los más exigentes del zodíaco

Muy trabajadores, con objetivos fijos y metódicos
Muy trabajadores, con objetivos fijos y metódicos Crédito: Shutterstock
Vera Picabea
(0)
21 de enero de 2019  • 16:07

Capricornio es el décimo signo del zodíaco, viene después de Sagitario —momento en el cual se atraviesa el conflicto sintetizando los opuestos y encontrando un sentido de trascendencia—. Energéticamente, el momento capricorniano es el punto más alto del mandala zodiacal cuando ya hay madurez suficiente para alcanzar la culminación del camino personal. En ese sentido, Capricornio se mueve para avanzar hacia un objetivo propio y lograrlo. Este signo se representa con la figura de la cabra, el animal autosuficiente y solitario que asciende a paso firme por la montaña rocosa —superando obstáculos, que son un desafío estimulante— hasta encontrar su alimento. Al igual que la cabra, en Capricornio la energía se concentra de modo determinado para llegar a la meta, por eso la disciplina es marca registrada de este signo.

Pero entonces, ¿cómo son los capricornianos? Una clave para entender la energía de Capricornio es su cualidad de signo de tierra, lo cual los vuelve muy pacientes y conservadores. Capricornio comparte con Tauro y Virgo el ritmo lento de la tierra, con una fuerte idea de proceso. Primero, Tauro percibe que la naturaleza es cíclica, luego Virgo analiza su funcionamiento para organizarse metódicamente; y finalmente, en Capricornio aparece una idea concreta del tiempo y su duración, que le permite usarlo como su más valioso recurso. Lo diferencial de Capricornio es ser la tierra hacedora y ambiciosa, con gran capacidad de construir paulatinamente a partir de su esfuerzo y trabajo. Un buen ejemplo de capricorniano que últimamente ha demostrado mucha determinación para cumplir sus objetivos es el director técnico Marcelo Gallardo, quien ganó cuantas copas se propuso e incluso después de salir campeón por segunda vez de la Copa Libertadores con River declaró "no podemos relajarnos", porque es así: Capricornio no se relaja, trabaja siempre arduamente para lograr resultados duraderos. Otras facetas de Capricornio que exhibe Marcelo Gallardo son su autoridad, seriedad, compromiso y disciplina.

Marcelo Gallardo es un claro ejemplo de un capricorniano
Marcelo Gallardo es un claro ejemplo de un capricorniano Crédito: Mauro Alfieri

También se entiende a Capricornio a partir de la conexión con su regente, Saturno. Saturno es un planeta vinculado con la ley, el trabajo, el deber ser y los mandatos sociales. Por eso, un rasgo capricorniano es ser muy cumplidores y responsables con las demandas externas, al punto de a veces rigidizarse con tal de que las cosas sean sí o sí "como deben ser" en términos de los parámetros sociales. Es más, pueden volverse muy baja líneas de "hacer lo que se debe". De hecho, suele encontrarse en los ámbitos institucionales (por ejemplo judiciales y estatales) a empleados con energía de Capricornio que se ocupan de legislar reglas sociales. Es muy usual encontrar jefes capricornianos que se han transformado en autoridad luego de haber ascendido ambiciosamente el escalafón gracias a su perseverancia. Desde ya que todos los capricornianos suelen ser muy trabajadores y comprometidos con sus responsabilidades, al punto que parecería que no les interesa disfrutar de los placeres mundanos o bien que todo lo relacionado con el descanso los puede hacer sentir mediocres y vagos. Es interesante entenderlo energéticamente porque para el capricorniano lo importante es cumplir con sus objetivos: nada los distrae.

En algún sentido, Capricornio es por antonomasia el signo funcional al sistema capitalista cuya lógica se estructura a partir de la meritocracia sustentada en la ambición laboral. Otro aspecto que suele subrayarse cuando se habla de los capricornianos es que son muy exigentes y estructurados con ellos mismos pero también tienen demasiado juicio sobre el resto, porque esperan que todos cumplan con su deber. Estas características pueden ser manifestadas bajo una vivencia de limitación, restricción y auto exigencia absoluta que lleva al pesimismo extremo. Por eso la clave para lidiar con esta gran cantidad de exigencia es aceptar que hay tiempo para avanzar, que las cosas llevan esfuerzo, trabajo y se adquieren por experiencia. A su vez, los capricornianos son: introspectivos, solitarios, serios, formales, austeros, solemnes, tienen cierta frialdad y mirada calculadora, orgullosos, estables y firmes. Son muy independientes y autosuficientes, no les gusta pedir ayuda porque les es verdaderamente satisfactorio e importante cumplir con sus tareas a la vez que les cuesta demostrar sus límites. También pueden ser muy realistas y sensatos porque son pragmáticos, saben discernir y evaluar. Ojo, que no se implique que los capricornianos no puedan ser divertidos o cool, quizás ayuden otros ejemplos de artistas con esta energía : David Bowie, Ricky Martin, Diane Keaton, Jude Law, Orlando Bloom y la modelo Kate Moss.

Por último, otro punto importante para reconocer si hay energía capricorniana es saber cómo es la carta natal completa. O sea, no solo son capricornianos quienes han nacido entre el 22 de diciembre y el 20 de enero. También pueden resonar estas características si hay mucha energía capricorniana. Por eso es fundamental observar en la carta natal si hay otros planetas que estén bajo el signo de Capricornio, o bien si la Luna y/o el Ascendente son en Capricornio. Para saberlo, hay que mirar la propia carta natal completa. Para averiguarlo, hay varios sitios en internet que lo responden a partir de tu fecha, hora y lugar de nacimiento. Por otro lado, sepamos que todos en algún lugar de nuestra carta natal estamos atravesados por temáticas vinculadas con esta energía. Ni hablar en pleno inicio del año: temporada alta de planificación de objetivos a largo plazo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.