Cómo son los de Piscis: los más sensibles del zodíaco

El signo de Piscis en el zodíaco
El signo de Piscis en el zodíaco Crédito: Shutterstock
Vera Picabea
(0)
11 de marzo de 2019  • 17:54

No es fácil escribir sobre Piscis. No se entiende desde las palabras, más bien se escapa. Porque Piscis es silencioso y sutil. Requiere invocar un espacio sagrado, espiritual. Una imagen para Piscis es el océano: inabarcable, magnético, mágico, profundo y misterioso. Allí todo confluye. Piscis es el último signo del zodíaco y como tal es energía de final y totalidad. Pero el zodíaco continua, cíclicamente, una y otra vez. Por eso, Piscis sabe que cada vez que algo termina también hay algo que empieza. Como Acuario, Piscis es un signo transpersonal; esto significa que ambos signos trascienden el territorio de lo personal y lo individual. Si Acuario capta con la mente que somos una red colectiva de seres excéntricos, Piscis siente que somos una comunión de almas y percibe que en verdad juntos somos uno. Como el océano, la energía de Piscis es receptiva: una esponja porosa muy absorbente. Es el signo más sensible del zodíaco: capta emociones, sensaciones, pensamientos, humores. Un pequeño estímulo para Piscis resuena y perfora en capas muy profundas; a veces hasta disuelve, desborda y erosiona.

Pero entonces, ¿cómo son los piscianos? Una clave para entender esta energía es su cualidad de signo de agua, por lo cual su funcionamiento es siempre desde la emoción. Son muy sensibles y super empáticos. No solo sienten con otros sino que a su vez pueden conmover con su sensibilidad a quienes interactúan con ellos. Los piscianos miran una escena triste y lloran: porque comprenden instantáneamente qué vibra en el otro. Suelen ser muy porosos y fáciles de contagiar por el entorno, es como si tuvieran una capa menos de piel que los hace muy susceptibles. De hecho, tienden a reiteradas alergias físicas como forma de reaccionar hipersensiblemente ante los estímulos externos. Otra característica de los piscianos es que su intuición es abismal y aunque a veces ni ellos pueden explicar cómo, lo cierto es que muchas veces perciben lo que está por suceder casi premonitoriamente. Una de las palabras que más se repite cuando se habla de los piscianos es que son muy confusos. Si bien la confusión puede ser un rasgo, es importante que se entienda energéticamente: por su extrema sensibilidad perceptiva los piscianos reciben tanta información -incluso captan el inconsciente colectivo- que psicológicamente la pueden experimentar como caos, con una gran sensación de desorden y ruido interno. Por eso, un aprendizaje para la psicología pisciana es separarse, armar borde y encontrar cómo decodificar tanta resonancia. En la misma línea, otra temática pisciana que puede aparecer es cierta victimización, posicionarse en la vulnerabilidad todo el tiempo.

Piscis, en eje con Virgo

En el mandala zodiacal, Piscis está en eje con Virgo, cuya característica principal es una noción de sistema, además de un talento para el orden y la clasificación. Hay muchos piscianos que tienden a identificarse con Virgo, su signo opuesto: ordenan y discriminan porque los ayuda a diferenciar su individualidad. En ese sentido, suele haber piscianos contadores, matemáticos, analistas, o quienes en sus profesiones se dedican al detalle y la minucia. Sin embargo, esta manifestación que en principio parecería alejada de la idea pisciana de totalidad también vibra unidad, pues el analista sabe que en un dato específico se cifra una totalidad mayor. En sintonía, los números simbolizan el infinito, nombran una totalidad inasible. Un muy buen ejemplo de este tipo de pisciano es Albert Einstein, quien se dedicó a las ecuaciones y a partir de ellas desarrolló la teoría de la relatividad del espacio y el tiempo. Por otro lado, entre Virgo y Piscis hay otro punto de contacto: ambos signos coinciden en el servicio amoroso, en la ayuda y entrega desinteresada —porque si todos somos uno, lo que doy también lo recibo—. Es más, no hay piscianos sin conciencia social y humanitaria, porque su energía es compasiva y ante el desamparo ajeno quieren ayudar. Es tal la sensibilidad energética de los piscianos que también irradian su cualidad compasiva, es como si olfateara y quienes necesitan amparo acuden a ellos por proyección.

Piscis es el signo de la fantasía y la ilusión. Los piscianos son soñadores, fantasiosos, imaginativos, amorosos, piadosos, introspectivos, serenos, intuitivos. A veces, esto puede darles una perspectiva distorsionada, o al menos muy atravesada por un halo de ilusión para interpretar una situación del orden de lo real. Esto puede tener como contraparte una fácil posibilidad de ser engañados o desilusionados. Otra contracara de Piscis es un anhelo muy profundo de unidad que puede llevar a las adicciones —tanto al estado de alteración de conciencia que produce el alcohol como las drogas—, porque allí el pisciano puede encontrar una calma silenciosa a todo lo que percibe. Por eso, también, es muy importante que los piscianos descansen, ya que en el mundo onírico logran procesar la información que captan. Sin dudas, para quienes cuentan con esta energía es muy recomendable meditar, hacer yoga, mirar películas, permanecer en silencio y calma. Otra posibilidad de darle canal a la sensibilidad pisciana es a través del arte, la música y la poesía. Hay buenos ejemplos de piscianos músicos: Frederic Chopin, Vivaldi, Lou Reed, George Harrison, Nina Simone y también, de piscianos cineastas: Bernardo Bertolucci, Luis Buñuel (y el surrealismo es muy pisciano, signado por esa duda sobre qué es real y qué es ilusión en una imagen).

Por último, para reconocer si hay energía pisciana es importante saber cómo es la carta natal completa. O sea, no solo son de Piscis quienes han nacido entre el 19 de febrero y el 20 de marzo. También pueden resonar estas características si hay mucha energía pisciana. Por eso es fundamental observar en la carta natal si hay otros planetas que estén bajo el signo de Piscis, o bien si la Luna y/o el Ascendente son en Piscis. Para saberlo, hay que mirar la propia carta natal completa. Para averiguarlo, hay varios sitios en internet que lo responden a partir de tu fecha, hora y lugar de nacimiento. Por otro lado, sepamos que todos en algún lugar de nuestra carta natal estamos atravesados por temáticas de esta energía, sobre todo experimentamos nuestras facetas piscianas al honrar los finales, y prepararnos para los inicios.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.