¿Cuál es el sentido de nuestra vida?

Daniel Tangona
Daniel Tangona PARA LA NACION
(0)
15 de agosto de 2020  

Todos tenemos un don. Cada uno nace equipado con una serie de talentos y aptitudes que nos facilitan hacer algo especial. Esto es algo sobre lo que recientemente me hizo reflexionar Samuel Stamateas, coach ejecutivo y ontológico y autor de libros como Lidera tu vida y Tu propósito es la clave. En el camino de este último título, me hizo notar que la pregunta existencial que nos debemos no es tanto cuál es el sentido de la vida, sino cuál es el de la propia en particular. Hacer nuestra esta pregunta nos permite reflexionar acerca de los aspectos más profundos de nuestro ser. "Y responderla hará que descubramos nuestro propósito, y esto a su vez generará que nuestra vida cobre sentido pleno", apunta.

Hablamos de descubrir porque se trata de revelar algo que estaba velado. De ir más allá de lo evidente y conectar con la propia misión. Suelo hablar de la importancia de escucharte a vos mismo y ser siempre fiel a tus deseos y a lo que tu cuerpo y espíritu te piden. Para Stamateas, implica poder escuchar nuestra parte que proviene de un dolor o de sentirnos incómodos en determinada situación (aun cuando pareciera que todo va bien). E incluso a ser capaces de notar esa voz tal vez más bajita que resuena cuando todo funciona pero sentimos que no alcanza.

"Descubrir nuestro propósito es un proceso continuo de manifestación. Siempre habrá una nueva característica de nuestra misión que esté terminada y siempre habrá una que necesite ser perfeccionada", ilustra el coach. Aunque hayamos nacido con ciertas capacidades, es normal que algunas nos broten naturalmente, y otras requieran trabajo, esfuerzo y entrenamiento. Por ejemplo, el conectarnos con nuestro lado más físico y animarnos a entrar en movimiento. "Nuestros talentos son como puertas que se abren para dejar salir energía natural y espiritual. Son el medio del que disponemos para expresar lo infinito en finito". ¿Y qué pasaría si te das la oportunidad de empezar a entrenar y descubrís que esa versión que se va revelando con cada rutina te acerca a una mejor vida?

Propósito no es solo que hacemos, sino también lo que somos. Es identidad y acción. Y si logramos conocernos en detalle, todo aquello en lo que nos embarquemos se hará mucho más efectivamente, sea una relación, un trabajo o hasta el compromiso con el ejercicio. "El gran regalo de la vida es en quién nos convertimos mientras desarrollamos nuestro propósito", apunta. Porque sucede algo muy mágico en el proceso: al sabernos y sentirnos únicos, no buscamos ser mejores que otros sino ser la mejor versión de nosotros mismos.

Nada mejor que animarse. Nuestro potencial está a la vuelta de la esquina, a la espera de ser descubierto y aprovechado. "Nos corresponde a nosotros activar nuestro propósito". ¿Qué tal si empezamos hoy?

Cuatro libros

Para mantener la mente en forma

  1. Vivir se escribe en presente. Alejandro G. Roemmers
  2. Steve Jobs, lecciones de liderazgo. Walter Isaacson
  3. Las dos ancianas. Velma Wallis
  4. Todo lo que soy capaz de (no) decir. Violeta Vazquez

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.