Día del ahorro: ¿cuándo conviene pagar con crédito, débito o efectivo?

Si existe la opción de cuotas sin interés, en este momento, sería la alternativa ideal para pagar por ciertos bienes.
Si existe la opción de cuotas sin interés, en este momento, sería la alternativa ideal para pagar por ciertos bienes.
Mariana Israel
(0)
31 de octubre de 2018  • 09:54

"¿Con qué vas a abonar?", es una pregunta cotidiana que despierta todo tipo de dudas, mientras exploramos las tarjetas en la billetera o analizamos si usar el efectivo.

Para reducir la incertidumbre y el tiempo que tardamos en tomar esa decisión básica, evaluamos las ventajas de pagar con tarjeta de crédito , tarjeta de débito o efectivo .

Cuándo usar tarjeta de crédito

1. Si conseguimos cuotas sin interés.

En estos casos, conviene avanzar con esta operación en lugar de usar efectivo, explica Ezequiel Rafael Estrada, economista y director de la consultora Ficonomics.

¿Por qué? Supongamos que queremos comprar un pasaje que cuesta $20.000 y tenemos el efectivo. Decidimos pagarlo en 12 cuotas sin interés e invertir al mismo tiempo el efectivo en un plazo fijo, Lecap o Lebac 1. Para simplificar, vamos a mantener estable por 12 meses la tasa de interés al 50%. El resultado es que las cuotas fijas de $1.667 van a disminuir un 50% mes a mes, por las ganancias del efectivo invertido ($833 mensuales).

2. Si vamos a comprar bienes duraderos, donde el año de vida del producto sea superior a la cantidad de pagos o cuotas a realizar en un futuro, agrega Estrada.

3. Para hacer compras online.

"Esta forma de pago ofrece mayores medidas de seguridad contra el fraude y los hackers", explica el sitio Business Insider.

4. Cuando compramos algo que usaremos en el futuro.

Reservas de pasajes o de alojamiento en hoteles, por ejemplo, ya que en caso de cambiar los planes es más fácil obtener un reembolso.

4. Para hacer pagos regulares.

En lugar de abonarlos por débito automático de la cuenta bancaria, muchas personas optan por suscribir servicios e impuestos a la tarjeta, para acumular puntos o millas.

¿Débito o efectivo?

En ambos casos, se paga con dinero que ya está en la billetera o en la cuenta bancaria. Solo gastás la plata que tenés.

La tarjeta de débito tiene algunas ventajas por encima del efectivo, tal como enumera la página de la AFIP:

  • Es más seguro.
  • Ofrece la comodidad de no tener que retirar el dinero en efectivo del cajero.
  • Permite llevar un control de los gastos.
  • Se puede acceder a promociones bancarias.

¿Y cuando una oferta solo acepta pago en efectivo?

Los comercios están obligados a cobrarte lo mismo si pagás en efectivo, con tarjeta de débito o con tarjeta de crédito en un solo pago: todas son modalidades de pago al contado, explica el sitio Cuentas Sanas, del Banco Macro. Con lo cual, si encontrás alguna "oferta" con precios más baratos en efectivo, no es legal y podés denunciarlo.

En qué casos conviene el efectivo

Esta opción es ideal si necesitás asumir un mayor control de tus gastos. "Es muy difícil comprender cuánto dinero gastás, a menos que lo poseas físicamente", opina Robert Solimano, planificador financiero, en la revista Kiplinger.

El experto les aconseja a sus cliente jóvenes manejarse con cash siempre que puedan, "para sentir el dolor de separarse del dinero que ganan".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.