srcset

Historias para conocer

Dejó su vida como actriz y ahora comparte recetas para comer más saludable

Alejandro Gorenstein
(0)
16 de julio de 2019  • 00:46

"Mi época de actriz fue hermosa. Estaba en el conservatorio, vivía con mis viejos, ensayaba e iba de casting en casting, trabajé un montón en televisión, en cine y en teatro. Trabajé en todos los canales con grosos como Francella (Guillermo), Darín (Ricardo) y Graciela Borges, entre otros".

Romina Polnoroff (40) había estudiado Arte Dramático en el IUNA. Además, se había formado como actriz con Agustín Alezzo, Claudio Gallardou y Joy Morris, entre otros grandes actores y profesores. Durante muchos años, cuando todavía vivía con sus padres, disfrutó de cada una de las casi 200 publicidades de las que formó parte viajando por varios países. "Recorrí el mundo filmando, conocí muchísima gente talentosa y la pesé muy bien. Para mí, era como filmar una mini película cada vez que grababa. Actuar en lo que sea siempre era un placer".

Por aquellos años donde se dedicaba a la actuación, Romina cuenta que se sentía como "arriba de una nube" y que no había nada que le gustara tanto como estar en el proceso de creación de un personaje, ensayar, subirse a un escenario o permanecer frente a una cámara. "Si estábamos en temporada o filmando mi trabajo me ocupaba todo el día, las horas eran incontables, pero estar en ese proceso me gustaba tanto que se me pasaba volando", recuerda.

MamaSana

Sin embargo, la vida laboral de Romina comenzó a cambiar de a poquito a medida que se casó y tuvo a sus tres hijos: Joaquín (11), Esmeralda (7) y Federico (2). Y esta nueva etapa estuvo íntegramente relacionada con una búsqueda personal de alimentación para su familia y de querer compartir con mucha gente la idea de que se puede comer más saludablemente sin hacer un gran esfuerzo.

"Mis amigas veían que mis hijos comían super saludable: verduras, frutas y demás alimentos y me empezaron a pedir que les compartiera las recetas. Entonces, decidí abrir una cuenta en Instagram para que se convirtiera en algo para todos los que quisieran ser parte de esta comunidad. Con mucho trabajo, cocinando, sacando fotos, compartiendo recetas, poco a poco, s e fue formando una comunidad que día a día crece y se afianza".

De esa forma nació @mamasanablog en Instagram y en Facebook donde Romina diariamente comparte todo tipo de recetas, sobre todo las que se comen siempre en su casa. Las diferentes recomendaciones, que son muy variadas, incluyen platos para el desayuno, dulces, ensaladas, bebidas, postres, snacks y tartas.

Y, por supuesto, sus hijos están siempre cocinando con ella, en una actividad que según Romina "les encanta" compartir con su mamá.

Más de 150.000 seguidores

Actualmente, @mamasanablog cuenta con más de 153.000 fans que día a día esperan las recetas que Romina tiene para compartirles. "Me encanta charlar con mis seguidores, contesto personalmente todos los mensajes, los disfruto mucho. Amo que me manden sus fotos y sus recetas que hicieron con mis posteos. Anécdotas tengo muchas, pero lo que más me sorprende es cuando me reconocen en la calle o en el supermercado, se dan vuelta y me dicen ´te reconocí por tu voz´", expresa.

"Una comunidad que me llena el corazón"

A raíz del éxito de su emprendimiento, a Romina la contactó la editorial AZ para proponerle que escribiera un libro de recetas para toda la familia, Las mejores recetas de MamaSana". Y actualmente está en plena escritura de otro libro de recetas para los chicos desde que dejan la teta hasta que son adolescentes y empiezan a cocinarse solitos.

"El click fue super natural, de alguna manera MamaSana está relacionado con trabajar con marcas y ser una mamá publicitaria en la cocina, pero me gusta más porque es más real. Se trata de un personaje haciendo de mamá, que soy yo, cocino lo que me gusta y son mis hijos reales lo que lo comen. En el pasado hice publicidades de gaseosas y de cubitos saborizadores y hoy ya no lo volvería a hacer porque no los consumo".

Sin bien no dejó por completo la actuación y cada vez que puede hace alguna participación cuando la invitan para algo "cortito", desde hace dos años que está dedicada full time a su emprendimiento. "Me encanta que puedo trabajar desde mi casa, tengo mis propios horarios y no espero que me llamen para trabajar. Ahora yo busco a las marcas con las que quiero relacionarme y es todo más directo e inmediato. Tengo una relación muy directa con el espectador y se armó una comunidad que me llena el corazón", confiesa.

Además de subir las recetas a sus redes sociales, Romina también dicta talleres de cocina. "Son eventos muy demostrativos y participativos. Hacemos de todo. Están apuntadas a todo el público, no hace falta que sepan nada de cocina. Doy mucha información de alimentación saludable mientras voy cocinando, suelen durar tres horas y es como un encuentro de amigos, super cálido e informal".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.