Devaluación. ¿Qué buenos tintos beber hasta 350 pesos (antes de que aumenten)?

Las góndolas de vinos no suelen tener aumentos repentinos, así que es buen momento para visitarlas
Las góndolas de vinos no suelen tener aumentos repentinos, así que es buen momento para visitarlas Crédito: Shutterstock
Joaquín Hidalgo
(0)
16 de agosto de 2019  • 13:44

¿Quién sabe cómo estará la góndola el lunes que viene? Quien lo tenga claro, que arroje la primera botella. Por lo pronto, el resto está sujeto a la incertidumbre general y tenemos que bajar las dudas con un plato y un vino este fin de semana. Uno combo que no parezca aún devaluado.

La buena noticia es que, en materia de vinos y precio, así como hay botellas muy caras en el mercado (sobre las que escribí la semana pasada) también hay muchas buenas y accesibles. La clave: el vino viene con un aumento de precio rezagado (desde enero de 2018, es decir, en un año y medio, "sólo" subió 54% según Scentia) y, si bien el desplome del peso el lunes pasado se sumará a las botellas en el mediano plazo, aún estamos a tiempo de darnos un gusto gastando poco.

El margen ideal para encontrar calidad y precio en materia de tintos va de los 200 a los 350 pesos, peso más pesos menos. Así es que, a la hora de hacer valer una modesta inversión en botellas con buen sabor, los que siguen son una buena ganga. Eso sí, hay que comprarlos este fin de semana, que todavía tienen la lista de precios del viernes pasado.

Eugenio Bustos Leyenda Malbec (2018, $175). La Consulta, en el Sur del Valle de Uco, es una región que a nivel gustativo ocupa el eslabón perdido entre Luján de Cuyo y Valle de Uco. Hay muchos vinos de alto precio para probar esa realidad, pero entre los pocos accesibles, este es el más sabroso.

Partridge Malbec (2018, $210). Este vino de Las Perdices, con uvas de Agrelo, Luján de Cuyo, tiene el doble mérito de ofrecer un tinto aromático y frutal, carnoso al paladar, pensado para venderse sólo en canal supermercadista, incluyendo todo el amplio registro de esa palabra. Buena performance en materia de precio y calidad.

L1O Malbec (2017, $230). No es una marca muy conocida pero sí una perlita que hoy se ofrece a precio razonable. Elaborado en San Rafael, propone un tinto de aromas atractivos, florales y frutales, con paladar jugoso y de grato regusto. Dato extra: cada botella colabora con la Fundación Leo Messi.

Ruca Malen Malbec (2018, $240). En plan lucir la mesa y darse un gusto accesible, Ruca Malen tiene esta joyita con pinta moderna y estilo ídem. De rica fruta roja, al paladar es un tinto de taninos jugosos y buen regusto para esta categoría de precio.

Saurus Malbec (2018, $250). San Patricio del Chañar, en Neuquén, tiene lindo potencial para hacer tintos de fruta golosa y paladar amplio y de frescura moderada. Eso es exactamente lo que propone este ejemplar de Familia Schroeder, que sube un punto la vara en la región para este segmento.

Amalaya Malbec (2018, $320). Pocos vinos tiene un carácter calchaquí -fruta madura, buen cuerpo y taninos moderados- tan definido y a la vez a precio tan lógico como Amalaya. Lo pueden pescar en restaurantes con buenas ofertas, pero sobre todo, en supermercados está bien a mano.

La Linda Bonarda (2018, $315). Una de las variedades que ofrece mejor relación calidad precio en nuestro país es la Bonarda. La razón es simple: aún cuando es productiva da buen color, sabor y cuerpo. Las que provienen de zonas más cálidas (Maipú, por ejemplo), como La Linda, cumplen holgadamente con el cometido.

Trapiche Malbec Reserva (2018, $339). No es el único en su clase, pero sí uno que cumple bien con el estilo que propone: un trazo de madera suave y atractivo, boca con cuerpo y paso amplio. Clásico de dos caras, en sabor y estética, este tinto viste la mesa además de sumar sabor a los platos.

Tensión La Ribera Malbec Cabernet Sauvignon Cabernet Franc (2017, $350). Elaborado por Santa Julia, este blend de dos clásicas variedades de Burdeos acaba de salir al mercado. Lo de ribera es porque rinde homenaje a los ríos. Con una clara aromática frutal y un paladar apenas tocado por taninos, es un tinto atractivo en sabor y de paladar moderno.

Aguijón de Abeja Cabernet Franc (2017, $350). Oportunidad, sería el título. Porque conseguir un Franc a precio módico es para aprovechar. Tinto de perfil frutado y herbal, con paladar es jugoso y con largo regusto. Dato extra, está elaborado con uvas del fresco Valle de Pedernal, San Juan. Doble razón para buscarlo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.