Eduardo Salles: "Internet le quitó a la cultura pedante el monopolio del arte"