El ajo: un aliado inesperado para mejorar el rendimiento sexual

Un estudio demostró que el aroma que despiden los hombres que lo consumen resulta muy atractivo
Un estudio demostró que el aroma que despiden los hombres que lo consumen resulta muy atractivo Crédito: Shutterstock
Amanda Jot
(0)
25 de octubre de 2018  • 13:09

En su último libro, el doctor Rubén Mühlberger ( ver nota anterior) destaca la importancia de darle de comer bien a las hormonas para mantenernos sexualmente activos hasta el final de nuestras días, algo que sería posible aumentando, entre otros, el consumo regular de Omega 3, uno de los "afrodisíacos" más efectivos de la dieta contemporánea. En esa línea vale traer a cuento algunas novedades acerca del ajo y sus extraordinarios poderes"vigorizantes", pues si bien muchas personas lo consideran un repelente natural del amor por las altas dosis de azufre que contiene, la ciencia volvió a demostrar que su pestilencia es relativa, y que su impacto en el rendimiento erótico compensa cualquier indigestión.

Uno de los últimos estudios sobre sus extendidos beneficios demostró que aquellos hombres que consumen 12 gramos por día, unos 4 dientes, resultan más atractivos para las mujeres que aquellos que ni lo prueban, según publicó la revista Appetite en 2015. Tal conclusión resulta difícil de aceptar porque, si hay algo cierto, es que el aliento fresco es un detalle que se agradece a la hora de consumar una relación . Sin embargo esa percepción de lo que es deseable y lo que no ha cambiado: ahora parece que huele mejor que un buen perfume francés, según la investigación realizada entre 42 voluntarios. Divididos en tres grupos, a uno se le pidió que lo comieran crudo, a otro se lo dieron en forma de cápsulas y al tercer grupo, nada. Los científicos encontraron que la transpiración de aquellos hombres que lo habían comido crudo resultó ser la más "agradable, atractiva y masculina" para unas 82 mujeres que calificaron la experiencia tras oler cada una de las toallas utilizadas por los participantes.

Ya desde tiempos de Hipócrates, la medicina se ocupó de documentar su efecto antibiótico, antiviral y antibacteriano, entre otros tantos beneficios que redundan en la salud. En lo que respecta a la performance amatoria, "basta con tomar un diente de ajo, o dos, durante al menos un mes y 12-24 horas antes de tener una relación sexual. Mucho mejor que el sildenafil" recomendaba Antonio De Toma, un napolitano de 80 años que dedicó su vida a estudiar las cualidades de las plantas. El abuelo sabía de qué hablaba. El ajo tiene todos los nutrientes indispensables, desde vitaminas B y C, hasta minerales como el azufre, iodo, fósforo y magnesio, pero es quizá su alto contenido de zinc (también presente en las pepitas de calabaza) lo que impacta en la fertilidad y la libido masculinas. Y lo más importante, a los fines prácticos, es que es de los pocos alimentos de la naturaleza que posee arginina, un vasodilatador que mejora la circulación tanto en hombres como en mujeres, ya que ambos tienen órganos eréctiles que reaccionan cuando la sangre llega a "donde debe".

El secreto para evitar sus consecuencias aromáticas sería comer el de color negro, ya que huele menos peor, y en cualquier caso, beber siempre jugo de limón, ya que mata el olor. Incluso el que queda en las manos cuando lo cortamos..

Por: Amanda Jot
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.