El conflicto millonario por un lugar de estacionamiento que terminó en juicio