El final del verano en Ibiza

Concepción Cochrane Blaquier
(0)
11 de octubre de 2014  

Ibiza es un lugar único, lleno de alegría y buena onda. Cuando la visito –lo que trato de hacer cada vez que puedo–, su energía, sus playas maravillosas y el mar Mediterráneo recargan mis baterías para volver con nuevas ideas a la vida creativa del diseño. Para días de playa tranquilos y buenas zambullidas en el mar elijo las playas del Norte, como Aguas Blancas, con sus barros y arcillas para hidratar y desintoxicar la piel. Al final de la playa hay una cascada de agua dulce, que atrajo en los años 70 a miles de hippies. Cala Xarraca, cerca de Portinatx, o un paseo en barco por el día a las playas de Formentera, almorzar en el restaurante Beso o visitar la isla Tagomago son opciones fantásticas para pasar un día con amigos. Hacia el final de la tarde me agrada caminar por las calles del centro de Ibiza, perderme entre las pequeñas tiendas y hacer alguna compra vintage. ¿Los recomendados? En Vicente Ganesh y Happy Valley siempre se encuentra algo cool para la vida ibicenca.

Para comer, el restaurante Macao, de Santa Gertrudis, es mi elección favorita por la noche. Allí, la comida es ideal y siempre me encuentro con amigos. Para mí, el menú diario debe incluir siempre pescados, mariscos y, sobre todo, una buena porción de jamón ibérico con pan tumaca.

La movida de la noche pasa, cada viernes, por la fiesta tecno del italiano Marco Carola en la terraza de Amnesia, y los domingos Pacha es una institución en la isla. Pero el lugar que más me gusta y el must más importante de mi lista es la villa del artista –y gran amigo– Grillo Demo, un talentoso argentino instalado hacia varias décadas en la isla. Su casa está siempre repleta de flores y los jazmines irradian un perfume inolvidable entre sus collages y pinturas mágicas. Mis mejores recuerdos son en su casa. Tardes enteras en el jardín, regando las plantas y conversando entre sus pinturas hasta que cae la noche. Y, con ella, los jazmines con los que suele hacerme collares frescos para que salga a embriagar de perfume a los danzantes de la isla.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.