El gran innovador

"Si vas a sacar a la gente de su casa para llevarla al cine, mejor será mostrarles algo que nunca hayan visto" , dice el director de Titanic. Está en la lista de los más osados de la pantalla grande, y se define a sí mismo como "un explorador". En enero llegará Avatar, su nueva aventura, la película más cara de la historia
Fabiana Scherer
(0)
13 de diciembre de 2009  

"Soy el rey del mundo", parafrasea al mismísimo Leo DiCaprio en la proa del Titanic. No hay duda; él lo sabe: hoy, James Cameron es el rey del cine gracias a Avatar , la película de ciencia ficción de la que todos hablan, no por ser la más cara en la historia del cine -los reportes indican 500 millones de dólares-, sino por los avances tecnológicos, que marcan un "antes y un después" en el arte del entretenimiento, tal como le gusta decir -sin falsa modestia- al hombre que se atrevió a llevar adelante esta travesía épica, como buen explorador que es. Lo hizo tras haber montado no menos de seis expediciones marinas mayores en los últimos 12 años, incluyendo la realizada para producir Titanic , que ganó 11 premios Oscar y fue su última película comercial. "No tenía planeado estar alejado del cine durante tanto tiempo. Mi meta era pasar cinco años haciendo todas las cosas que he querido hacer desde chico: científico, explorador espacial y subacuático... Una cosa me condujo a la otra y antes de que me diera cuenta los años habían pasado."

-¿Se arrepiente?

-Ni un segundo; los documentales que realicé fueron un buen entrenamiento.

En ese tiempo, Cameron dio luz al ganador del Emmy, Expedition: Bismarck , que habla del hundimiento del barco de guerra alemán de la Segunda Guerra Mundial; Ghosts of the Abyss , en el que investiga el punto de descanso del Titanic, y Aliens of the Deep , donde hizo equipo con los científicos de la NASA para explorar las formas de vida en una cadena montañosa subacuática. "Los desafíos no me asustan; al contrario, me dan la energía necesaria para seguir adelante", y los obstáculos de Avatar le hicieron encarar nuevos retos y sobreponerse a cada traba para transformarse en un pionero en el uso de tecnología innovadora, como la de crear un sistema de rodaje tridimensional, es decir, la combinación de la fotografía en acción real con nuevas formas de producción (ver recuadro).

Es que los retos siguen siendo el motor de este realizador de 55 años cuyo espíritu soñador e instinto de supervivencia fueron siempre sus mejores guías. "En situaciones de máxima tensión, de jugársela a vida o muerte, sacamos siempre lo mejor de nosotros mismos." En Hollywood están convencidos de que todo lo que James toca se convierte en oro, y según parece, tienen razón. En julio, más de 125 mil personas se dieron cita en San Diego para ser los primeros en ver 25 minutos de este viaje tridimensional llamado Avatar . Otros cuatro millones bajaron el trailer del film en su primer día, sólo para conocer algunas de las imágenes de uno de los proyectos mejor guardado de la industria.

Originalmente, Avatar se remonta a 1995. Escribió el guión y empezó a desarrollar el proyecto hasta el punto en que se dio cuenta de que, sencillamente, no podía llevarlo a la pantalla, ya que las herramientas cinematográficas aún no estaban listas.

En este film, Cameron utiliza la más novedosa tecnología digital 3D, por lo que muchos conjeturan que esta película cambiará la manera en que se harán films en un futuro. Esta nueva tecnología, llamada captura de actuación, permite que los movimientos de un actor y sus expresiones sean trazados electrónicamente y trasladados a imágenes creadas por computadora, para así darle vida a un personaje. Cameron desarrolló un sistema fusionado de cámara 3D para su documental de 2003, Ghosts of the Abyss , y luego refinó y afinó el sistema para utilizarlo en Avatar. "Lo que se ve es parte de la evolución natural del CG (imágenes creadas por computadora) y la tecnología de captura de interpretación y todo eso -asegura Cameron-. Hay una revolución en el 3D, y Avatar formará parte de este progreso. No hubo, hasta ahora, una película emblemática de acción en vivo hecha en 3D. Quizás Avatar pueda servir para probar su factibilidad."

Pionero

Cameron ha sido un innovador en varias oportunidades. Lo hizo con Titanic , donde sorprendió con impresionantes efectos especiales; con Terminator (1984); con Aliens, el regreso (1986) y con El abismo (1989).Esta última película le permitió combinar sus dos pasiones: la exploración submarina y la cinematografía.

Pero Avatar es un reto aún más grande. "Simplemente antes era imposible crear el universo de Pandora (el planeta donde transcurre la acción) tal como lo imaginaba. Sabíamos que no íbamos a ser capaces de llevar la tecnología tan lejos sin importar la cantidad de dinero que tuviéramos a disposición. Así que dije "muy bien, aún no es tiempo" y dejé el guión sobre una pila de archivos."

El tiempo pasó y Cameron volvió al ruedo con la película que hace uso de las más recientes técnicas de 3D. "Hubo momentos en que nos deteníamos a la mitad del día para tratar de entender lo que habíamos hecho y cómo seguir. En ocasiones tuvimos que inventar hasta la terminología, pues no sabíamos cómo llamar a ciertas técnicas que acabábamos de desarrollar. Fue un verdadero trabajo de exploradores."

-¿Qué es lo que realmente buscaba?

-Quería crear algo que me hubiese encantado ver de joven. Algo que fuese muy visual, completamente imaginativo y original. Llevar al espectador allí donde nunca estuvo antes. Si vas a sacar a la gente de su casa para llevarla al cine, mejor será mostrarles algo que nunca hayan visto. Mi meta con Avatar es recrear lo que sintió mi generación cuando vio 2001: Una odisea del espacio por primera vez. O, diez años más tarde, lo que fue la saga de Stars Wars para toda otra generación.

-¿Qué lo inspiró?

-Todos y cada uno de los libros de ciencia ficción que de niño había leído. De alguna manera busqué actualizar el estilo de Edgar Rice Burroughs y coquetear con el espíritu de Rudyard Kipling. Crecí con toda la ciencia ficción de los años cincuenta y sesenta: Arthur C. Clarke, Isaac Asimov, Robert A. Heinlein, Theodore Sturgeon. Son tantas las influencias. Pero para saber contar historias tienes que haber vivido, saber lo que es un corazón roto, haber pasado miedo, sentirte traicionado. Todas esas cosas.

La historia de Avatar la escribió en sólo dos semanas. "Era la oportunidad de crear un ecosistema alienígena con todo tipo de sofisticadas y extrañas criaturas que son en sí mismas bastante prodigiosas según lo veo. Fue la oportunidad de romper el código de hacer personajes ficticios con verdaderas emociones humanas, que lograran conectarse con el público."

-También buscó incluir un mensaje, ¿por qué?

-Un mensaje innato; las ideas en la película son muy atractivas y pienso que tienen un propósito en nuestra sociedad. Y no es que crea que las películas deben ser hechas con fines educativos o constituirse en un púlpito para la moralidad. Pero creo que es bueno para nuestro entretenimiento que no sean completamente vacías. Me pareció una buena oportunidad para invitar a pensar acerca de nuestra relación con el mundo natural. Avatar nos hace las preguntas acerca de los vínculos que mantenemos entre nosotros, los que hay de una cultura a otra, y nuestra relación con el mundo natural. Estas son las razones por las que quise hacer Avatar .

La acción se desarrolla en su mayor parte en Pandora, un planeta distante en donde la gente autóctona, la raza Na´vi, son personajes que viven en comunión con la naturaleza. Son pacíficos hasta que son provocados por una compañía militarizada que quiere explotar el planeta para obtener enormes ganancias. En tal sentido han dado origen al programa Avatar, en el cual los humanos son manipulados genéticamente para convertirse en una especie de híbridos Na´vi que servirán en una misión de reconocimiento en Pandora. Un infante de marina paralítico, Jake Sully (Sam Worthington), se ofrece como voluntario para la misión, junto a la especialista en botánica Dra. Grace Augustine (Sigourney Weaver). Ambos habitarán sus cuerpos Avatar para la misión, lo cual les permitirá mezclarse con los Na´vi y esto, desde luego, le dará a Jake el beneficio adicional de habitar en un cuerpo que no está inhabilitado para caminar. Una vez que están en Pandora, descubrirán un asombroso mundo lleno de biodiversidad, con bosques fluorescentes, con árboles tan altos como rascacielos y criaturas que jamás imaginaron que existían, incluyendo feroces depredadores prehistóricos.

-Que usted sea el director de Titanic despierta una expectativa extra con el estreno de Avatar ...

-Es una bendición y una maldición, pues esta pregunta refleja la manera en que piensa la gente... Pero no voy a negar que gracias a Titanic pude reunir el dinero que me permitió hacer algo extraordinario, a pesar de ser una historia que no está basada en una novela ni en un libro, una historieta u otra película.

- Avatar , al igual que Titanic , merece el calificativo de "la más cara de la historia".

-Si se hicieran cálculos, las películas épicas de los sesenta y los setenta eran más caras. Todos mis films han hecho bastante más dinero del que costaron, así que no tengo gente que se queje a mi alrededor.

Explorar, sea como sea; a Cameron le gusta ir siempre más allá. "¿Para qué repetirme? Hago mis documentales y también me gusta ser un artista. Son las cosas que más disfruto en el mundo. Me encanta la idea de cruzar todas las fronteras, y por sobre todo llegar hasta el límite."

Personal

  • James Francis Cameron nació en 1954 en Kapuskasing, Ontario, una pequeña ciudad al norte de las cataratas del Niágara.
  • Su padre era ingeniero eléctrico en una fábrica de papel local; su madre, artista.
  • En 1971, la familia se mudó a Orange County, California. James asistió al Fullerton College, estudió física e inglés. Durante un largo tiempo trabajó como maquinista, camionero y conductor de ómnibus escolares, y por las noches se dedicaba a su afición: escribir historias y también pintar.
  • En 1977, al ver Stars Wars , entendió que lo suyo era el cine y fue a partir de entonces que se dedicó a pleno a filmar. En 1980, con un corto de 35mm, golpeó a las puertas de Roger Corman´s New World Pictures. Y allí comenzó trabajar. Su debut fue con Piraña II (1981).
  • La experiencia le decepcionó un tanto, razón por la que jamás volvió a dirigir una película que no hubiera sido escrita por él mismo.
  • Su primer gran éxito fue Terminator (1984). Le siguieron Aliens, el regreso (1986), El abismo (1989), Terminator 2, el juicio final (1991), la comedia Mentiras verdaderas (1994) y Titanic (1997).
  • Se casó cinco veces. Su primera esposa, Susan Williams, fue su inspiración para la Sarah Connor de Terminator . También se casó con Linda Hamilton, la actriz que dio vida a este personaje. Después contrajo matrimonio con la productora Gale Anne Hurd y más tarde, con la directora Kathryn Bigelow. En la actualidad está casado con la actriz Suzy Amis. Tiene cinco hijos. Jamás habla de su vida privada.
  • En Santa Mónica, California, tiene las oficinas de su productora, Lightstorm Entertainment.
  • Más datos

    www.avatarmovie.com

    www.imdb.com

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.