El verano de los parques nacionales. Una opción cercana y amigable

De la majestuosidad de los glaciares en la Patagonia hasta la exuberancia de las yungas de Baritú en el límite con Bolivia, hay alternativas ideales para esta etapa de la pandemia
De la majestuosidad de los glaciares en la Patagonia hasta la exuberancia de las yungas de Baritú en el límite con Bolivia, hay alternativas ideales para esta etapa de la pandemia Fuente: LA NACION
Manuel Torino
(0)
14 de noviembre de 2020  

Si para tus ansiadas vacaciones estás pensando en un destino que no exija pasaporte, que sea amigable con el bolsillo y donde se respete el distanciamiento social, es altamente probable que termines veraneando en un Parque Nacional.

Es que mientras todos esperamos la vacuna, esta atípica temporada estival puede ser la oportunidad perfecta para descubrir las maravillas naturales que esconde nuestra red de Parques Nacionales. Entre tantos sinsabores, quizás la pandemia sirva para darnos cuenta de que algunos de los mejores paisajes del mundo no estaban tan lejos de casa.

Dispo mediante, puede afirmarse con seguridad que espacio hay de sobra: la Argentina tiene más parques que provincias -36-, a los que se suman unas 464 áreas naturales protegidas -municipales, provinciales o privadas- que en total ocupan más del 13% del territorio nacional continental, unas 36 millones de hectáreas. En cuanto a la variedad de escenarios, también hay un verdadero catálogo de postales para elegir: desde la majestuosidad de Los Glaciares en la Patagonia sur, hasta la exuberancia de las yungas de Baritú en el límite con Bolivia, pasando por los picos de El Leoncito al pie de los Andes hasta la tranquilidad de Ciervo de los Pantanos, a solo una hora del Obelisco, el país de los cuatro climas, el octavo más extenso del mundo, tiene alternativas para todos los gustos.

Sin embargo, casi la mitad de los argentinos nunca pisó un Parque Nacional. La cifra surge de una encuesta de la consultora Elypsis de 2019, que destaca el potencial del turismo de naturaleza como motor de desarrollo económico. Otro dato interesante que arroja el informe es que los parques parecen ser antigrieta: hay un consenso absoluto sobre su valor ambiental y el 85% de los encuestados sostuvo que "son una oportunidad para crecer económicamente".

De hecho, la creación de Parques Nacionales es una promesa cumplida de la que se puede jactar el gobierno de Mauricio Macri, que en 2018 rompió un récord histórico al establecer seis nuevas áreas protegidas. Para encontrar un boom de conservación similar hay que retrotraerse a principios del siglo XX, gracias al Perito Francisco Pascasio Moreno. Pero la actual gestión sigue la misma política, con varios proyectos en carpeta. "El nuevo paradigma que enfrentamos hace necesario un replanteo de nuestra relación con la naturaleza, y en ese sentido las áreas protegidas dedicadas a la conservación de la biodiversidad tienen un rol muy preciso", opina en diálogo con la nacion Daniel Somma, doctor en Ciencias Ambientales por la Universidad de Wageningen, de Países Bajos, y actual presidente de la Administración de Parques Nacionales.

¿Por qué importan los parques nacionales? Los estadounidenses, que exhiben con orgullo su red de parques como parte de su idiosincrasia -al fin y al cabo, los inventaron-, suelen decir que lo que un país protege es lo que un país dice de sí mismo. Por estas latitudes, ya sabemos que los parques nos invitan a conectarnos con la naturaleza, a desafiar nuestros sentidos y a sacarnos una y mil selfies. Pero su razón de ser va mucho más allá de sus encantos como destino turístico. Así lo resume Ana Di Pangracio, directora ejecutiva adjunta de Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN): "Los parques son la herramienta más utilizada para salvaguardar a perpetuidad la diversidad biológica y también cultural. Además cumplen un rol ecosistémico fundamental y permiten que prosperen las comunidades locales".

En esto coincidía Douglas Tompkins, el fallecido aventurero y conservacionista que adquirió y regeneró grandes extensiones de tierra en Argentina y Chile para luego donarlas a sus respectivos Estados y convertirlas en áreas protegidas: "Elegimos la idea de parque nacional porque es realmente la forma más alta de protección que existe para estos paisajes".

Turismo de naturaleza

El 2018 fue récord para el turismo de naturaleza: cuatro millones de personas viajaron a conocer las áreas naturales protegidas de nuestro país, según cifras oficiales. Con los cielos parcialmente cerrados, el peso devaluado y el virus todavía al acecho, no son pocos los que creen que el 2020 puede ser otro gran año para los parques nacionales. El espejo pandémico de Europa ya nos devuelve señales en este sentido: España, otra meca de los amantes del ecoturismo, registró un auge de visitantes a sus parques durante el verano boreal.

La expectativa entre los guardaparques es alta, aunque con lógicas precauciones, ya que por estos días algunas provincias experimentan picos de contagio. Sobre este desafío, Somma sostiene: "Los nuevos modos de transitar nuestras experiencias recreativas en los parques nacionales, sin dudas estarán condicionados por los protocolos sanitarios que se han establecido para los visitantes, y esa circunstancia generará otras formas de interactuar con los pobladores, comunidades y trabajadores de cada área de uso público".

Si a esta altura ya estás pensando en dónde conseguir una carpa y una bolsa de dormir para salir a explorar los parques, podés ir descargando una app que te puede ser útil. Se trata de Argentina Natural, una guía creada por el actual Ministerio de Turismo junto a Parques Nacionales y a Aves Argentinas, para ayudar a recorrer las áreas protegidas del país. Cuenta con mapas e información georeferenciada de infraestructura, caminos y senderos, además de recomendaciones de actividades y un catálogo de flora y fauna. La naturaleza nos espera. Los parques nacionales también.

El autor es periodista especializado en sustentabilidad y fundador de www.Aconcagua.lat

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.