srcset

Jardinería

El vivero centenario que es un ícono de Mar del Plata

(0)
13 de octubre de 2019  • 00:00

Don Miguel Antoniucci llegó a la ciudad de Mar del Plata en 1911, como uno de los tantos pioneros, con un bagaje de experiencias e ilusiones. Formado en la escuela europea, trajo una concepción paisajista que conjugaba la tradición con la renovación. En 1919 comenzó con su florería y vivero, que en ese entonces se llamaba Palermo, frente a la plaza Colón, donde las familias de la aristocracia se deslumbraban con variedades de dalias que don Miguel había traído de Italia.

Entre el 30 y el 40, con los cambios políticos, sociales y con la llegada de la ruta 2, la ciudad comenzó a cambiar su fisonomía. Para ese entonces, adquirió la manzana de Tucumán y Peña, que atendería junto a sus hijos Adelmo y Orlando. En la década del 50, su hijo menor Miguel A. Antoniucci se recibió de ingeniero agrónomo, y tras una destacada experiencia en Europa, se unió al negocio familiar para enriquecer la tradición y llevar a cabo importantes obras paisajísticas. En 1978 la familia dividió la sociedad de hermanos, compraron la manzana del actual Centro de Jardinería y las primeras parcelas del cultivo actual, que hoy ocupa más de 70 hectáreas sobre los fértiles campos de Valle Hermoso.

Los primeros cultivos del Vivero Antoniucci fueron dalias y peonías para corte, famosas entre los veraneantes de la Belle Époque marplatense.
Los primeros cultivos del Vivero Antoniucci fueron dalias y peonías para corte, famosas entre los veraneantes de la Belle Époque marplatense. Fuente: Jardín - Crédito: Gentileza Mauro Rizzi.

A partir de allí, avanzaron en las líneas de producción y cultivo propio, a través de la implementación de nuevas tecnologías y la racionalización de agroquímicos, la expansión de la producción en cantidad, calidad y variedad. Hacia fines de los años 90 se incorporó la cuarta generación, que sumó nuevos negocios a la oferta de productos y servicios del Vivero.

Los descendientes del pionero, Don Miguel Antoniucci, siguen al frente del Vivero con tareas bien definidas y esfuerzo conjunto.
Los descendientes del pionero, Don Miguel Antoniucci, siguen al frente del Vivero con tareas bien definidas y esfuerzo conjunto. Fuente: Jardín - Crédito: Gentileza Alejandra Barbieri

El vivero hoy

Su lema es "Naturaleza desde el origen". Así, parten del inicio de la vida de la planta: un gajo o una semilla. Trabajan en los invernáculos de multiplicación y cría de plantines, y en sus 3 hectáreas de sombráculos donde están las almacigueras y camas calientes. Luego se pasa a cultivo a campo o a la zona de cría en contenedor (entre 3 y 15 litros). Desde el origen, pasarán como mínimo tres años para lograr una planta comercializable.

La producción del vivero se especializa en plantas arbustivas y arbóreas, aunque también tienen herbáceas y gramíneas por demanda. Hoy, las plantas de fácil mantenimiento, como los dietes, son las más requeridas.
La producción del vivero se especializa en plantas arbustivas y arbóreas, aunque también tienen herbáceas y gramíneas por demanda. Hoy, las plantas de fácil mantenimiento, como los dietes, son las más requeridas. Fuente: Jardín - Crédito: Gentileza Mauro Rizzi.

"Nuestras plantas cultivadas en envase lucen y brillan como aquellas cultivadas a campo, pero con la ventaja de poder trasplantarse de forma segura todo el año", cuenta Nicolás Antoniucci, bisnieto de quien comenzó con el proyecto. La tendencia en Europa es criar solo en contenedor, y Vivero Antoniucci ya comenzó con la transformación cultural necesaria para estar a la vanguardia.

Como novedad, el Vivero Antoniucci trajo hortensias de Holanda que cultivan en exterior para entregar las plantas fortificadas. Además, están trabajando en una serie de nuevas fotíneas, y ya lograron patentar una variedad de hojas bordó.

Vivero Antoniucci se especializa en árboles y arbustos de gran tamaño. Ejemplares en contenedores, que van de los 3 a 15 litros. Los de mayor tamaño se cultivan a campo, en sus 70 ha en Valle Hermoso.
Vivero Antoniucci se especializa en árboles y arbustos de gran tamaño. Ejemplares en contenedores, que van de los 3 a 15 litros. Los de mayor tamaño se cultivan a campo, en sus 70 ha en Valle Hermoso. Fuente: Jardín - Crédito: Gentileza Mauro Rizzi.

Vivero Antoniucci es una empresa familiar, con 100 años de experiencia en el rubro, apoyada sobre tres pilares: la venta al público en el Centro de Jardinería; la venta por mayor desde Mar del Plata hasta La Angostura; y el paisajismo, con diseño y obra. ¿Y cuál es el secreto de su éxito? La organización y el respeto por los roles de cada integrante de la familia. Pero además, el éxito está en la calidad humana del equipo de trabajo, y la antigüedad de su personal lo atestigua. "Del otro lado del mostrador están los clientes, que completan la definición del término nuestra gente. Valoramos la fidelidad y su preferencia a lo largo de todos estos años", dicen.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.