En fotos. Las trabajadoras de la construcción en La Paz, Bolivia

Fuente: Brando - Crédito: Sofía Bensadon
Sofía Bensadon
(0)
17 de enero de 2020  

Sonidos de martillos y palas fueron canciones de cuna en varias siestas de mi infancia. La industria de la construcción rodea mi entorno familiar, pero no fue hasta que comencé a trabajar como fotógrafa de una empresa constructora que tuve la oportunidad de adentrarme y dejar de mirarla desde la vereda de enfrente. Hasta entonces reinaba en mi cabeza una frase que siempre repetía mi padre: "Una obra en construcción es terreno de nadie, un lugar peligroso para una mujer".

Fuente: Brando - Crédito: Sofía Bensadon

En 2015, realicé Detrás del cerco, un ensayo que retrata encuentros entre albañiles de una obra en Buenos Aires. Esta experiencia me guio a Bolivia, porque un grupo de trabajadores bolivianos me comentaron, al pasar, que en su país había muchas mujeres en la construcción. Por eso, en enero de 2016, decidí viajar a La Paz para conocer a esas mujeres que habitaban un rubro identificado en mi país por ser históricamente de hombres. Para mí, ellas representaban la desmitificación de aquella frase dicha por mi padre.

Fuente: Brando - Crédito: Sofía Bensadon

Fuente: Brando - Crédito: Sofía Bensadon

Aunque en Bolivia en el rubro participan más de 21.000 mujeres y representan el 4,5% de la población económicamente activa que se dedica a la construcción, en La Paz y en el Alto se legitima socialmente que las mujeres no tienen la misma fuerza física que los hombres para ese trabajo. Por lo tanto, los contratistas les pagan menos, aunque las condiciones y el trabajo sean iguales.

Fuente: Brando - Crédito: Sofía Bensadon

En las entrevistas que realicé en La Paz a mujeres que trabajaban activamente en el rubro como ayudantes, la noción "fuerza física" aparecía constantemente en sus testimonios a la hora de hablar sobre los requerimientos que implicaba su trabajo. "Simplemente voluntad se necesita para este trabajo. Vas sacando fuerza de donde no tienes: si antes alzabas piedras pequeñas, con el tiempo vas alzando piedras más grandes. Aquí te haces fuerte y dejas tus años. Porque no solamente tenemos que hacer esfuerzo físico, sino que también tenemos que aguantar la discriminación", me dijo una de ellas.

Fuente: Brando - Crédito: Sofía Bensadon

La frase que me dijo mi padre a mis 16 años me habita cada vez que entro a una obra en construcción. Hoy, cuatro años después de haber emprendido ese viaje a La Paz, mi práctica se impulsa con preguntas que exploran la memoria del cuerpo, la noción de fuerza física y el concepto de habitar. Mis herramientas: mi cuerpo, una cámara fotográfica Rolleiflex y una grabadora zoom.

Fuente: Brando - Crédito: Sofía Bensadon

Sofía Bensadon (Argentina, 1994)

Es fotógrafa y estudiante de la Licenciatura en Antropología Social y Cultural de la Universidad Nacional de San Martín. Se formó en el ciclo anual Proyecto Imaginario en fotografía y cine documental. Entre sus maestros se encuentran los fotógrafos Diego Ortiz Mugica, Carlos Bosch, Adriana Lestido y la socióloga Silvia Rivera Cusicanqui, con la cual realizó el seminario de Sociología de la Imagen. En reconocimiento a su trabajo fotográfico, recibió el premio estímulo Francisco Ayerza de la Academia Nacional de Bellas Artes (2014), la beca de formación en el Programa de Revisiones de Portafolio de FoLa (2016) y una mención de honor dentro del premio nueva generación del PHmuseum Women Photographers Grant (2019).

Fuente: Brando - Crédito: Sofía Bensadon

Fuente: Brando - Crédito: Sofía Bensadon

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.