srcset

Reformas Living

Estilizado al límite. Un tradicional PH de Boedo en clave contemporánea

Carmen Güiraldes
Josefina Serial De La Torre
(0)
16 de diciembre de 2019  

Esta obra empezó ingenuamente y terminó en una reforma (casi) total. Si el pasillo no adelanta ninguna sorpresa, por dentro la cosa es muy, muy distinta: la estilización al límite del tradicional PH.

Los pisos de los patios, el lavadero y el baño son graníticos (Blangino).
Los pisos de los patios, el lavadero y el baño son graníticos (Blangino). Crédito: Daniel Karp

Decir PH es decir carácter, gastos razonables, algo de aire libre. Pero, a veces, también es decir resabios de reformas anteriores, instalaciones antiguas. "Nos llamaron porque tenían algunos problemas de humedad y porque Ana, la dueña de casa, quería armarse una sala de yoga. Pero nosotras percibimos en ella una inquietud por modificar la vibra del lugar, lo que nos motivó a proponerles un proyecto muchísimo más ambicioso de lo que tenían en mente", dice la arquitecta Juliana de Lojo, que forma junto con su colega Ainoha Mugetti el Estudio Yama.

Los muebles fueron comprados de a poco, según se iba viviendo el espacio. Sillón gris (Navarro Hábitat), mesas ratonas y lámpara de pie (todo de Laboratorio de Objetos). Mantón gris (Elementos Argentinos).
Los muebles fueron comprados de a poco, según se iba viviendo el espacio. Sillón gris (Navarro Hábitat), mesas ratonas y lámpara de pie (todo de Laboratorio de Objetos). Mantón gris (Elementos Argentinos). Crédito: Daniel Karp

En sintonía con la esencia del PH, usamos materiales tradicionales: pisos calcáreos en el living-comedor, graníticos en los patios, madera maciza en los dormitorios. Todo en clave contemporánea
Juliana de Lojo y Ainoha Mugetti

En la reforma se trató de recuperar la esencia de una construcción típica de finales del siglo XIX a través de algunos materiales con los que la memoria colectiva la asocia sin saberlo: bovedilla en vez de placa de yeso, hierro en vez de aluminio, pisos de madera en vez de flotantes. El siguiente paso fue despojar la casa de todo lo que tenía y trabajar en planos completos para no cargar las visuales y lograr una distribución más fluida. Se logró con la madera de lenga y la paleta de colores suaves, una nota que se escucha en todo el hogar y que tiene reminiscencias nórdicas, pero acá en Boedo.

Los bancos junto a las ventanas fueron concebidos livianos y ambiguos: como asientos y como superficie de apoyo a la vez (diseño de Estudio Yama, fabricación de Navarro Hábitat).
Los bancos junto a las ventanas fueron concebidos livianos y ambiguos: como asientos y como superficie de apoyo a la vez (diseño de Estudio Yama, fabricación de Navarro Hábitat). Crédito: Daniel Karp

"Cuando sacamos el cielo raso de placa de yeso, descubrimos la bovedilla original. Hubo que limpiarla y pasarle un sellador para que no perdiera polvo, pero ahora arma una situación cromática muy linda con el tapete de calcáreos (Moltrasio)".

La medianera donde está la escalera tenía serios problemas de humedad, que las arquitectas resolvieron con placas de yeso símil ladrillo a la vista. Der., las arquitecta Juliana de Lojo y Ainoha Mugetti, de Estudio Yama.
La medianera donde está la escalera tenía serios problemas de humedad, que las arquitectas resolvieron con placas de yeso símil ladrillo a la vista. Der., las arquitecta Juliana de Lojo y Ainoha Mugetti, de Estudio Yama. Crédito: Daniel Karp

"Desde el principio, la dueña nos dijo que quería un piso calcáreo, así que diseñamos juntas un dibujo que es como una alfombra, que integra todo el espacio. Como ella es diseñadora gráfica, pensamos los colores entre las tres".

La escalera no es nueva, pero estaba pintada de blanco, y como los dueños la querían color madera, tuvieron que despintarla y recuperarla. La baranda hecha con finos caños verticales pasa casi desapercibida. El juego de mesa y sillas, de lenga (Navarro Hábitat), está iluminado por tres lámparas colgantes de cemento (Estudio Chalé).

La cocina está integrada al living-comedor. Cuando empezamos, no estaba en los planes reformarla, pero a medida que avanzábamos, empezó a desentonar".
La cocina está integrada al living-comedor. Cuando empezamos, no estaba en los planes reformarla, pero a medida que avanzábamos, empezó a desentonar". Crédito: Daniel Karp

"Por una cuestión de escala, a veces la iluminación de un PH puede quedar o demasiado alta o como flotando. Este tubo led en cajita de madera es sutil, pero ilumina donde tiene que iluminar".

No fue necesario intervenir demasiado para cambiarle totalmente la onda a este sector: le pusieron a los muebles originales frentes de lenga, se agregaron estantes de la misma madera y se pusieron azulejos blancos de 20x20. La iluminación es un hallazgo: un artefacto finito, elegante, apenas una raya de luz eficaz (Lámparas Clic).

Espejo biselado con luz de led por detrás.
Espejo biselado con luz de led por detrás. Crédito: Daniel Karp

El baño de la PB pasó por una reforma total: se eliminó la bañadera original y se optó por una ducha para tener más espacio de guardado. Además, se cambiaron los revestimientos, que suben hasta el techo solamente en el cubículo de la ducha.

El cuarto está pintado de rosa, como todos los espacios privados de la casa, para diferenciarse de los comunes, en gris.
El cuarto está pintado de rosa, como todos los espacios privados de la casa, para diferenciarse de los comunes, en gris. Crédito: Daniel Karp

El respaldo en el dormitorio principal, de lenga, hace también de biblioteca (Estudio Yama). Pie de cama y almohadones peludos artesanales (Elementos Argentinos). El naranjo que se ve desde la ventana es del vecino.

La escalera es la original, pero cambiaron la baranda por una de barrotes verticales, que llega hasta la planta alta y hace de protección.
La escalera es la original, pero cambiaron la baranda por una de barrotes verticales, que llega hasta la planta alta y hace de protección. Crédito: Daniel Karp

El cuarto de la menor de la casa está limpio de distracciones. Tiene cama de una plaza, y apenas un empapelado en la pared (Picnic, para Muresco). La carpa (Piano Piano) está a tono con los almohadones y la ropa de cama.

Cambiaron todas las aberturas por puertas y ventanas de hierro, un material coherente con la construcción original de un PH.
Cambiaron todas las aberturas por puertas y ventanas de hierro, un material coherente con la construcción original de un PH. Crédito: Daniel Karp

"En la planta alta, había un lavadero techado que convertimos en patio para darle luz a la sala de yoga y abrirle una ventana al baño de arriba".

Toda la reforma de esta casa partió de la necesidad de su dueña de construir una sala para practicar y dar clases de yoga. Sala Kuma ocupa el espacio de lo que era una típica terraza con estructura de hierro y paneles prefabricados. Alusiva, ilustración "OM", de Ana Penas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.