Hallaron un zapato y flechas de hace 6000 años en el deshielo de una montaña de Noruega