srcset

Edificios históricos

Historias de la ciudad. Quiénes fueron Gath y Chaves

Soledad Gil
(0)
22 de junio de 2020  • 15:34

Alfredo H. Gath y Lorenzo Chaves fundaron, en 1883, la importante casa Gath & Chaves que llegó a tener varias sedes en la calle Florida, en muchas ciudades del interior, y también en Santiago de Chile.

Como La Martona, Puloil o Bidú, Gath & Chaves es una marca que quedó en la memoria argentina, aunque millennials no sepan de qué se trata. Los padres o los abuelos podrán contarles acerca de la visita ritual a Papá Noel de cada año (tradición que luego compartirían con Harrods), o a los Reyes Magos. Sin embargo, para muchos la gran tienda es un sintagma único -"Gatichaves"- que los remonta a la época de ñaupa, o María Castaña, otros conceptos ya vetustos.

Alfredo Gath y Lorenzo Chaves, fundadores de la gran marca que perduró 90 años.
Alfredo Gath y Lorenzo Chaves, fundadores de la gran marca que perduró 90 años.

"Gath" fue Alfredo H. Gath, y "Chaves", Lorenzo Chaves. Los Gath eran de Bradford, Yorkshire, Inglaterra. Alfred Henry nació el 3 de enero de 1851, probablemente bautizado en 1852. Llegó a la Argentina en 1866, con su familia, integrada por su padre William (1819) y sus hermanos John William (1843), Walter Charles (1846) y Mary Frances (1857). En las actas de nacimiento de los cuatro, la madre figura como Nancy, pero en el matrimonio de Mary Frances (María Francisca) con el irlandés Guillermo Patricio Murphy, que tuvo lugar en la iglesia de Balvanera el 25 de marzo de 1876, ella aparece como hija de Ana Alkinson. Se instalaron en Bragado y se dedicaron a la ganadería. William quedó viudo y contrajo segundas nupcias con María Clarke, de cuya unión nació Guillermo Eduardo Gath Clarke (1876-1954).

La esquina de Florida y Bartolomé Mitre, antes de la obra que la convirtió en primera Casa Matriz, es decir antes de 1901.
La esquina de Florida y Bartolomé Mitre, antes de la obra que la convirtió en primera Casa Matriz, es decir antes de 1901. Crédito: Gentileza "Fotos Antiguas de la ciudad de Buenos Aires"

En 1873, Alfred volvió a la ciudad de Buenos Aires e ingresó como dependiente en Casa Burgos, de la esquina de Cangallo y Florida. Allí conocería a Lorenzo Chaves, con quien fundaría Gath y Chaves el 7 de julio de 1883. Arrancaron como The London Horsiery de Gath y Chaves en un pequeño local de San Martín 569. Luego se mudaron a Piedad 561/569, local que fueron ensanchando hasta ganar la esquina de Florida. En 1901 pegaron un salto y abrieron una sede matriz, en Bartolomé Mitre y Florida.

Un aviso de 1908. Arriba, a la izquierda, la casa matriz de 1901. A la derecha, el anexo de Rivadavia y Florida, recién inaugurado, y dedicado a la ropa de mujeres y niñas.
Un aviso de 1908. Arriba, a la izquierda, la casa matriz de 1901. A la derecha, el anexo de Rivadavia y Florida, recién inaugurado, y dedicado a la ropa de mujeres y niñas.

En 1908, la firma pasó a ser Sociedad Anónima, y coincidió con la etapa de mayor expansión. Ese año sumaron el anexo de ropa para damas, en Perú y Rivadavia. En 1909, abrieron en Florida 296 (y Sarmiento) la rama infantil, el Palacio de los Niños , y en mayo de 1910, la nueva sede de Av. de Mayo y Perú , que Salvatore Mirate construyó en sólo cuatro meses.

A la izquierda, después de los pequeños locales en San Martín casi Cangallo y en Piedad (hoy Bartolomé Mitre) 561, vino el gran salto a la casa matriz de Bartolomé Mitre y Florida.
A la izquierda, después de los pequeños locales en San Martín casi Cangallo y en Piedad (hoy Bartolomé Mitre) 561, vino el gran salto a la casa matriz de Bartolomé Mitre y Florida.

En la esquina de Sarmiento y Florida se inauguró, en 1909, el Palacio de los Niños.
En la esquina de Sarmiento y Florida se inauguró, en 1909, el Palacio de los Niños.

En mayo de 1912, la empresa fue adquirida por capitales británicos y pasó a llamarse The South American Stores (Gath y Chaves) . Al momento de la compra, contaba con tres sucursales, talleres en la avenida Pueyrredón y una fábrica en Constitución, más ocho tiendas en el resto de Argentina, y el local en Santiago de Chile. Para el periódico británico The Times del 30 de mayo de 1912, Gath y Chaves era: "lejos el [negocio] más grande de su tipo en la República Argentina, similar a Bon Marché, Louvre, y Printemps en París, y a otras grandes tiendas en Londres y otros lugares que venden ropa, sombreros, textiles, perfumes, muebles, provisiones (.).

Ese mismo año comenzaron las obras de la gran tienda de Florida y Cangallo, a cargo del arquitecto francés Francisque Fleury Tronquoy . Se inauguró en septiembre de 1914. Este fue el verdadero "templo" de la marca, el que convocó a miles de porteños durante varias generaciones.

La época dorada. Comenzó con el anexo de Av del Mayo y Perú y, finalmente, la gran sede de Florida y Cangallo (actual Tte. Gral. Juan D. Perón).
La época dorada. Comenzó con el anexo de Av del Mayo y Perú y, finalmente, la gran sede de Florida y Cangallo (actual Tte. Gral. Juan D. Perón).

En 1922, la sociedad de capitales ingleses se fusionó con Harrods, y en 1925 inauguraron el edificio gemelo, que hoy es sucursal de Falabella , y se comunicaba con el principal a través de pasajes subterráneos.

Cuando se inauguró la casa central, en 1914, los discursos fueron pronunciados por el gerente, Pablo Della Valle.
Cuando se inauguró la casa central, en 1914, los discursos fueron pronunciados por el gerente, Pablo Della Valle.

El edificio más emblemático de la marca, inaugurado en 1914. Está aún en pie, en la esquina de Perón y Florida.
El edificio más emblemático de la marca, inaugurado en 1914. Está aún en pie, en la esquina de Perón y Florida.

Siguieron otros 50 años de consolidación, que permitieron que Gath & Chaves llegara a celebrar sus 90 años de vida. Las tiendas cerraron en 1974.

Lujoso interior del edificio de F. Fleury Tronquoy
Lujoso interior del edificio de F. Fleury Tronquoy

La evolución de Gath y Chaves -las personas- fue otra, y poco se sabe ya de ellos.

Alfredo H. Gath

En Argentina, Alfred se casó en 1881 con la italiana Rosa Lucioni y tuvieron cinco hijos: Ida (que casó con el Marqués Giulio Malenchini), Enrique (que se casó con Elena Carlés y tuvo dos hijos), Violeta Francisca (nacida en París, pero anotada en Londres), Ofelia Emma (que murió joven) y Alba Iris (que se casó en Roma con el príncipe Baldassarre Boncompagni Ludovisi). Violeta y Ofelia fueron las dos primeras mujeres en obtener registro de conducir, en 1906 , rubricados por Jorge Newbery. Ida y Ofelia, por su parte, resultaron buenas alumnas del taller de pintura de Eduardo Sívori.

Un aviso de 1906, cuando sólo tenían la primera casa matriz, de Florida y Bartolomé Mitre.
Un aviso de 1906, cuando sólo tenían la primera casa matriz, de Florida y Bartolomé Mitre.

Alfredo Gath también viajaba con frecuencia. A Londres, por motivos familiares y de negocios, lo hizo hasta 1913, cuando abandonó el directorio. En 1914 enfermó y se trasladó a Alemania para iniciar un tratamiento médico. La Primera Guerra Mundial lo sorprendió allí. Falleció en Suiza el 6 de diciembre de 1916 (a pesar de que es frecuente encontrar como fecha de su muerte el 7 de julio de 1936).

La necrológica en Fray Mocho en diciembre de 1916. Varios medios informaron que murió en París, pero según los familiares y los datos del cementerio de la Recoleta, sus restos llegaron desde Suiza.
La necrológica en Fray Mocho en diciembre de 1916. Varios medios informaron que murió en París, pero según los familiares y los datos del cementerio de la Recoleta, sus restos llegaron desde Suiza.

Su nota necrológica en La Nación dice "A pesar de que en todo momento opuso a la enfermedad que ha hecho crisis ayer una resistencia tenaz (.) la acción del señor Gath en los últimos años se dejaba sentir aún. Ausente hace algún tiempo del país, había realizado una cura de aguas en Carlsbad, y se trasladó luego a Florencia, en compañía de su familia, pero como el mal acusase cierta gravedad, se resolvió el traslado del enfermo para embarcarse en un puerto francés, en viaje de regreso a ésta".

Sus restos llegaron el 22 de febrero de 1917 a bordo del vapor Infanta Isabel de Borbón, y una multitud fue a recibirlos al puerto y acompañarlos al cementerio de la Recoleta. En esa oportunidad, el gerente Pablo Della Valle pronunció un discurso.

El mito de la bóveda

Alrededor de la muerte de Gath se armó, más tarde, una leyenda popular que es incongruente con la realidad histórica. Se asegura que, como tenía mucho miedo de ser enterrado vivo, pergeñó un cajón con un sistema de apertura eléctrico que se comunicaba también con una campanita, o un timbre, colocado en la bóveda y daba aviso de la emergencia al cementerio. El mito dice, incluso, que llegó a probarlo doce veces, y la décimo tercera fue la vencida, la de su muerte. Ahora bien, el deceso no sólo se produjo en el extranjero, sino que cuando sus restos arribaron a la Recoleta, la bóveda del famoso italiano Leonardo Bistolfi (1859-1933), no había siquiera comenzado a construirse.

Bóveda donde estuvo sepultado Gath hasta 1992, cuando fue cremado. Las esculturas son obra del italiano Leonardo Bistolfi.Si bien Gath falleció en Suiza en 1916 y fue sepultado en la Recoleta el 22/2/1917, la bóveda es posterior (su viuda adquirió la ubicacion en 1919.
Bóveda donde estuvo sepultado Gath hasta 1992, cuando fue cremado. Las esculturas son obra del italiano Leonardo Bistolfi.Si bien Gath falleció en Suiza en 1916 y fue sepultado en la Recoleta el 22/2/1917, la bóveda es posterior (su viuda adquirió la ubicacion en 1919.

Según información proporcionada por Susana Gesualdi, jefa del Departamento Histórico-Artístico del Cementerio de la Recoleta, Gath estuvo enterrado temporariamente en el mausoleo de la familia Ferro, hasta que, después de 1919, su viuda traspasó los restos al monumento revestido con las célebres esculturas en bronce de Bistolfi que representan Las Lágrimas, El Silencio, La Oración, La Resurrección y el Infinito . Allí permaneció hasta el 30 de septiembre de 1992, cuando descendientes hicieron los trámites para cremarlo. La titularidad de la bóveda pasó, en 1996, a la familia González y Kordich, que la tiene hasta ahora.

Hay algunos miembros de la familia Gath, sin embargo, que justifican la leyenda del féretro argumentando "somos todos claustrofóbicos en la familia". Como sea, si alguna vez existió la prevención o el temor, es improbable que haya tenido oportunidad de materializar el sofisticado mecanismo de alarma.

Alfredo H. Gath y Lorenzo Chaves en 1908.
Alfredo H. Gath y Lorenzo Chaves en 1908. Crédito: Gentileza Revista PBT.

Lorenzo Chaves

El socio argentino, Lorenzo Chaves , nació el 10 de agosto de 1854. Era hijo del cordobés Andrés Chaves y la santiagueña Ildefonsa Aurora Quiroga. Fue bautizado en la iglesia de Montserrat el 26 de septiembre de 1854.

Necrológica de Lorenzo Chaves en La Nación, publicada el 8 de octubre de 1928.
Necrológica de Lorenzo Chaves en La Nación, publicada el 8 de octubre de 1928.

Interior y exterior de la tumba de Lorenzo Chaves, muy cerca del acceso principal del cementerio de la Recoleta. Murió en 1928, pero la bóveda es de 1930.
Interior y exterior de la tumba de Lorenzo Chaves, muy cerca del acceso principal del cementerio de la Recoleta. Murió en 1928, pero la bóveda es de 1930.

El 29 de agosto de 1888, Chaves se casó con Carmen Reynoso Peñalva . En el censo de 1895 declaran tener 12 hijos, pero sólo María Aurora (nacida antes del matrimonio, en 1884), Elida (1887), Roberto (1888), Rodolfo (1889), y Ricardo (1892) viven con ellos. En 1896 nació María Carmen; en 1898, María Angélica; y en 1899, Lorenzo José Chaves.

Chaves murió el 7 de octubre de 1928. El aviso familiar publicado el día 9 de octubre en La Nación sólo dice "La familia participa a sus relaciones su fallecimiento y que sus restos fueron inhumados en el Cementerio del Norte ayer a las 16 horas". En efecto, en la nota necrológica del día anterior en este diario decía que "por disposición expresa del extinto, revestirá la ceremonia características de la mayor sencillez posible". Su bóveda en la Recoleta, próxima a la de Gath, lleva su nombre y tiene una placa que los empleados de la tienda colocaron en 1933, cuando la marca cumplió 50 años.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.