srcset

Reformas Living

Joyita. Tras su fachada de 1930, una casa renovada con ingenio y mucho color

Viviana Alvarez
Karina Contini
(0)
1 de septiembre de 2019  

Amor fue lo que sintió Sofía Portela cuando vio por primera vez esta casa de los años 30 con detalles originales y eclécticos (un espectacular volumen curvo, balcones con barandas al estilo náutico, bien modernistas; una puerta con herrería art nouveau) que se mantuvieron a pesar de una reforma.

La casa tiene barandas al estilo náutico, de donde cae una lluvia de uñas de gato, plantas que jamás faltaban en los jardines de antes. El mirador playero es una intervención actual para aprovechar el río cercano.
La casa tiene barandas al estilo náutico, de donde cae una lluvia de uñas de gato, plantas que jamás faltaban en los jardines de antes. El mirador playero es una intervención actual para aprovechar el río cercano. Crédito: Javier Picerno

Apasionada por los objetos con historia, Sofía -que dejó su firma de ropa para dedicarse abiertamente a la decoración a través de Casa Málaga- supo rápidamente cómo iba a modificar algunos muebles que tenía y otros que iban a llegar, además de vislumbrar una paleta de colores cálida e intimista para una familia con niños: Lupe de 3 años y Borja de 2; además de perros, gatos y muchos amigos.

"Casi sin darme cuenta, me encontré dando consejos y ayudando a amigos a encontrar piezas para sus casas y a resolver ambientes. En fin, a buscarles la vuelta a sus espacios".

Con postigos de demolición que pintó de azul mediterráneo, Sofía hizo un impactante marco para el espejo.
Con postigos de demolición que pintó de azul mediterráneo, Sofía hizo un impactante marco para el espejo. Crédito: Javier Picerno

"Retapizamos todos los sillones con pana lavable y en colores resistentes al trajín diario y la vida con chicos. Me gusta que la casa esté impecable, pero más me gusta disfrutarla sin estrés".

Para sectorizarlo, el comedor se pintó con 'Functional Gray 7024' (Sherwin Williams). Lámpara (Philippa Deco Boutique), cuadro de Marta Rodríguez Salimei, florero (Ambardeco), fundas (Casa Málaga), alfombra (Mihran), cortinas de algodón pañalero (Sofía Portela).
Para sectorizarlo, el comedor se pintó con 'Functional Gray 7024' (Sherwin Williams). Lámpara (Philippa Deco Boutique), cuadro de Marta Rodríguez Salimei, florero (Ambardeco), fundas (Casa Málaga), alfombra (Mihran), cortinas de algodón pañalero (Sofía Portela). Crédito: Javier Picerno

La antigua puerta de entrada de estilo art nouveau ya no se usa, pero se mantuvo porque le da gran personalidad al hall.

Sofía hizo el diseño para convertir estas ventanas de demolición en una puerta de doble hoja con vidrio repartido que conducen del living a la cocina.
Sofía hizo el diseño para convertir estas ventanas de demolición en una puerta de doble hoja con vidrio repartido que conducen del living a la cocina. Crédito: Javier Picerno

La cocina, con piso de pino tea igual que en el living, no tiene mesa, pero sí un aparador fabricado por el tatarabuelo de Sofía en madera lustrada. Ella le quitó las puertas centrales para dejar los estantes a la vista y lo pintó de blanco.

Color y textura para los dormitorios

Banderines (pd. posdata). Guirnalda de estrellas (Mil Gracias). Cama (Mesopotamia BA). Acolchado (Rapsodia). Almohadones (Casa Málaga). Alfombra (Urban Outfitters). Cabeza de unicornio (Nini and Loli). Letra y canastos con macetas (Falabella).
Banderines (pd. posdata). Guirnalda de estrellas (Mil Gracias). Cama (Mesopotamia BA). Acolchado (Rapsodia). Almohadones (Casa Málaga). Alfombra (Urban Outfitters). Cabeza de unicornio (Nini and Loli). Letra y canastos con macetas (Falabella). Crédito: Javier Picerno

Sofía quería que el cuarto de Lupe fuera como salido de un cuento de hadas. El empapelado botánico (Rebel Walls), el dosel (pd.posdata) y la mezcla de gris '6002' (Sherwin Williams) y rosa le dieron la impronta de un bosque encantado.

"Por lo que transmiten, me parece fundamental que haya plantas en los cuartos de los chicos: generan energía positiva, serenidad y purifican el aire".

El piso del playrrom está revestido con paneles encastrables de goma (Multiply), una solución práctica, segura y temporal. Cabeza de oso (Target). Biblioteca de pared (Mercado Libre). (Kasbah). Jirafa (Cebra)
El piso del playrrom está revestido con paneles encastrables de goma (Multiply), una solución práctica, segura y temporal. Cabeza de oso (Target). Biblioteca de pared (Mercado Libre). (Kasbah). Jirafa (Cebra) Crédito: Javier Picerno

Estoy convencida de que no es necesario gastar una fortuna para tener la casa que deseamos. Hay que animarse a pintar, retapizar, aprender a buscar opciones online y saber qué es lo que nos representa
Sofía Portela

Carpa y cama (pd. posdata). Almohadones color acqua (Casa Chic) y rayados blancos y negros (Casa Málaga). Mecedora (DeSillas). Alfombra (Urban Outfitters).
Carpa y cama (pd. posdata). Almohadones color acqua (Casa Chic) y rayados blancos y negros (Casa Málaga). Mecedora (DeSillas). Alfombra (Urban Outfitters). Crédito: Javier Picerno

"No quería una casa totalmente antigua ni totalmente moderna. Busqué darle frescura equilibrando lo clásico con los detalles de color, los cuadros, las cortinas y las alfombras".

Lámpara de techo con caireles y alfombra rayada crudo y negro (Philippa Deco Boutique). Lámina enmarcada sobre la cama (Etsy).
Lámpara de techo con caireles y alfombra rayada crudo y negro (Philippa Deco Boutique). Lámina enmarcada sobre la cama (Etsy). Crédito: Javier Picerno

En el cuarto principal, cama (Sommier Center) con respaldo de lino (Mercado Libre). Tapiz con borlas (Anthopologie) y alfombra con pelo (Mihran). En el baño en suite, se mantuvieron las venecitas y se sumaron una colorida cortina de baño (Anthropologie), un mueble aqua (diseñado por Sofía) y bachas de Ferrum.

El cuarto tiene una arcada que lo comunica con el vestidor en el volumen curvo, al que se le colocó un enorme placard con puertas de espejo. En toda la casa se repiten los apliques de pared comprados en el Mercado de Pulgas. Alfombra marroquí (Kasbah).
El cuarto tiene una arcada que lo comunica con el vestidor en el volumen curvo, al que se le colocó un enorme placard con puertas de espejo. En toda la casa se repiten los apliques de pared comprados en el Mercado de Pulgas. Alfombra marroquí (Kasbah). Crédito: Javier Picerno

Tan fuerte fue el flechazo con la casa, que enfrentaron con paciencia los problemas de humedad que obligaron a cambiar los pisos de las plantas altas por cemento alisado.

Santuario para grandes

El segundo piso está dedicado a un amplio playroom para los adultos con mesa ratona de pino tea (diseñada por la dueña de casa) y alfombra rayada (Rugit).
El segundo piso está dedicado a un amplio playroom para los adultos con mesa ratona de pino tea (diseñada por la dueña de casa) y alfombra rayada (Rugit). Crédito: Javier Picerno

Detrás de la estantería (Poligraph) que llega hasta el techo, organizaron el living con amplios sillones (Diamante Sillones), una lámpara 'Cinema' (Sentido) y muchísimos almohadones.
Detrás de la estantería (Poligraph) que llega hasta el techo, organizaron el living con amplios sillones (Diamante Sillones), una lámpara 'Cinema' (Sentido) y muchísimos almohadones. Crédito: Javier Picerno

Vista al río y espacio verde

Sillones (Herrería Bruto). Parrilla a gas (Kitchen Company). Mesa ratona encontrada en la calle. Alfombra (Quiero Norte) y hamaca (Sentido).
Sillones (Herrería Bruto). Parrilla a gas (Kitchen Company). Mesa ratona encontrada en la calle. Alfombra (Quiero Norte) y hamaca (Sentido). Crédito: Javier Picerno

Ubicada en el tercer piso, la terraza se hizo desde cero. Tiene un sector de sombra y refugio asegurado con una pérgola para que ningún sol de verano impida la vista al río.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.