"La casa fantasma de Sussex": es más grande que el palacio de Buckingham, vale 50 millones de dólares y está abandonada

La mansión es más grande que el Palacio de Buckingham y la están construyendo hace 35 años
La mansión es más grande que el Palacio de Buckingham y la están construyendo hace 35 años Crédito: Captura de video
(0)
6 de julio de 2020  • 13:45

En East Sussex, Inglaterra, una imponente mansión abandonada llama la atención de todos. Los habitantes la apodaron: "La casa fantasma de Sussex", y es más grande que el Palacio de Buckingham. El dueño de la propiedad es un polémico empresario que frenó la construcción por desacuerdos con los arquitectos.

El periódico The Sun dio a conocer la historia detrás de la mansión que vale 50 millones de dólares, y difundieron las imágenes del estado actual del lugar. A pesar del creativo apodo con el que bautizaron la propiedad los vecinos, su dueño el magnate Nicholas Van Hoogstraten, la llama "El Palacio de Hamilton".

La idea era construir su propio mausoleo de obras de arte, pero actualmente está vacía y sin terminar. En los videos grabados con un dron se pueden ver los andamios de metal que rodean toda la infraestructura, y no se aprecia ningún indicio de que la construcción se retome en el corto plazo.

La odisea de construir semejante edificio comenzó hace 35 años, y se detuvo en 2001. Según el medio británico, Van Hoogstraten en su momento fue "el millonario más joven de Gran Bretaña", y era más conocido por su nombre de pila, Robert Mugabe. Por estos días tiene 75 años y vive la mayor parte del tiempo en Zimbabwe (África).

El hombre ganó exorbitantes sumas de dinero como propietario de barrios carenciados y su fortuna se estima en más de 600 millones de dólares. En una entrevista a principios de este año habló con los medios y afirmó: "Soy dueño de casi todo Sussex. Es una de las razones por las que nadie puede decirme qué hacer. No tengo que ser amable con nadie".

La imponente mansión abandonada que construyen hace 35 años - Fuente: YouTube

04:04
Video

Sin embargo, los residentes locales no están contentos con la situación, y en su momento expresaron su enojo por la actitud del magnate: "Con todos los problemas de vivienda que tenemos en este país, seguramente el edificio se puede aprovechar. Es una vergüenza que simplemente se arruine".

Van Hoogstraten les respondió que su palacio "está lejos de desmoronarse" porque fue construido para durar no menos de 2000 años. "El andamio solo permanece como parte del mantenimiento de rutina que tal propiedad requeriría hasta su finalización", sentenció.

Nicholas Van Hoogstraten: un dueño con un pasado oscuro

Van Hoogstraten se casó dos veces y se caracteriza por su polémica y temible reputación. En 2002 hizo el traspaso de varios de sus negocios a tres de sus hijos porque enfrentaba una posible condena por contratar a un asesino a sueldo para matar a su exsocio comercial Mohammed Sabir Raja.

Así está hoy la mansión abandonada que los vecinos apodan "La casa fantasma de Sussex"
Así está hoy la mansión abandonada que los vecinos apodan "La casa fantasma de Sussex" Crédito: Captura de video

En aquel momento fue sentenciado a 10 años por tentativa de homicidio, pero el veredicto fue revocado en apelación y posteriormente obtuvo la libertad condicional. Sin embargo, en 2005 un juez le atribuyó responsabilidad por reclutar al sicario, y finalmente volvió a evadir la cárcel pagándole una suma de 7 millones de dólares a la familia de la víctima.

Ese no fue su primer roce con la ley: a sus 22 años estuvo preso durante cuatro años por ordenar un ataque con granada contra un rabino porque su hijo le debía dinero en efectivo. Actualmente su mansión es administrada por sus cuatro de sus hijos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.