Masitas hechas como en la confitería

Cuatro recetas clásicas que se pueden realizar fácilmente en la propia cocina
(0)
15 de mayo de 2003  

Pepitas

  • 300 g de harina
  • una cucharadita de polvo para hornear
  • 200 g de manteca
  • 2 cucharadas de crema de leche
  • 100 g de azúcar molida
  • 1/2 vasito de coñac
  • 4 yemas cocidas duras
  • 4 cucharadas de mermelada de ciruelas
  • Tamizar la harina con el polvo para hornear y amasar junto con la manteca, la crema, el azúcar, el licor y las yemas previamente tamizadas. Dejar descansar el bollo de masa en la heladera durante 1/2 hora. Tomar pequeñas porciones, darles forma de bolitas y disponerlas en una placa forrada con papel manteca. Aplastarlas un poco, hacer en el centro de cada una un pequeño hueco y rellenar con la mermelada.

    Masas secas

  • 200 g de harina
  • 100 g de manteca
  • 50 g de azúcar molida
  • 2 yemas
  • Varios: nueces molidas, canela,chocolate rallado, almendras picadas.Dulce de leche para unir de dos en dos como alfajores, fondant o chocolate para bañarlas, azúcar impalpable o chocolate en polvo para espolvorearlas
  • Hacer una masa tierna con la harina, la manteca, el azúcar y las yemas. Dejar descansar, estirarla sobre la mesada enharinada, pero no demasiado fina. Con cortapastas de distintos tamaños y formas cortar las masitas. Decorarlas a gusto con almendras, avellanas, frutas confitadas o hacerlo una vez cocidas. Hornearlas sobre una placa ligeramente enmantecada con calor moderado y, una vez frías, bañarlas con chocolate, fondant o espolvorearlas con el azúcar.

    Cañoncitos de dulce de leche

  • 200 g de masa de hojaldre o 2 tapas rectangulares
  • envasadas de masa hojaldrada
  • 1 huevo batido
  • 300 g de dulce de leche repostero,crema chantilly o pastelera
  • Cortar tiras de 1 1/2 cm de grosor. Enroscar en los moldes para cañoncitos previamente enmantecados, encimando un poco la masa al arrollarla y sin llegar a la punta del molde. Disponer en una placa enmantecada dejando la parte final de la masa hacia abajo. Pintar la superficie con el huevo batido y cocinar en el horno caliente hasta dorar la masa. Entibiar, retirar de los moldes cuidadosamente y enfriar. Poner el dulce o la crema en una manga con boquilla y rellenar los cañoncitos.

    Tarteletas de fruta

  • 300 g de harina
  • 150 g de manteca
  • 100 g de azúcar molida
  • 2 yemas
  • pizca de sal fina
  • 1/2 litro de crema pastelera espesa y fría
  • frutillas, uvas u otra fruta a gusto
  • mermelada de durazno o damasco
  • una cucharada de licor
  • Hacer una masa muy tierna con la harina, la manteca, el azúcar, las yemas y la sal. Si se quiere perfumar con esencia de vainilla o piel de limón rallada. Dejar descansar la masa en un lugar fresco. Tomar porciones, forrar moldes para tarteletas previamente enmantecados y adherir en forma pareja. Pinchar la masa con un tenedor, rellenar con porotos o garbanzos y cocinar en el horno hasta dorar la masa. Vaciarlas y dejar enfriar. Rellenarlas con la crema pastelera, disponer encima medias frutillas, uvas sin semilla ni hollejo u otras frutas cortadas en porciones. Abrillantar con la mermelada diluida en el licor.

    MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.