srcset

Ideas

Mesas de luz. Ideas y estilos para elegir el modelo de tus sueños

(0)
30 de mayo de 2019  • 15:39

Que haya espacio para el velador, el vaso de agua, la pila de libros, algún dispositivo (hábito poco recomendado) una foto, alguna crema y el despertador. ¡Todo eso le pedimos a la mesa de luz! Lo cierto es que además de ser funcional, este mueble que la mayoría de los días es lo último que vemos antes de dormir, debe ser decorativo y práctico. A continuación, algunas sugerencias.

Vintage

Crédito: Gentileza Estudio Ábaton

En busca de un diseño clásico, los dueños de casa recurrieron a una mesa de luz antigua de palo: historia, nobleza y líneas perfectas para contemplar antes de cerrar los ojos. Sobre la mesa, jarrón de cristal (Batavia) y lámpara 'Flowerpot' (&Tradition). En el mismo tono claro y sereno del cuarto, sillón 'About a Lounge Chair' (HAY). Sobre la cama, respaldo de lino y almohadones en tonos neutros y alfombra de la colección 'Mélange' (Nani Marquina).

Estilo Barroco

Crédito: Magalí Saberian

En el hogar de una restauradora amante del arte y el color, la mesa de luz está a la altura de las circunstancias. Sobre el fondo de pared en rojo, de un lado la cómoda turquesa pintada a mano. Del otro, una mesa china, conservada con todas sus marcas. El cajón de abajo ayuda a resolver el problema de la pila de libros que crece peligrosamente sobre la mesa de luz.

Orgánica

Crédito: Daniel Karp

En este cuarto, ubicado en una casa flotante en San Fernando, la mesa de luz se resolvió con un banco matero de madera de lenga que ofrece una amplia y sólida superficie de apoyo para las lámparas de brazo flexible.

Todos los gustos

Crédito: Javier Picerno

¡Qué saludable es a veces salirse del guión! Sobre la pared de papel vinílico lavable (Picnic), un respaldo de madera clara que abarca la pared. A un lado, un banco tapizado y del otro, mesita de hierro. La ubicación también está genialmente resuelta con una lámpara de pie (Fábrica de Luz) y colgante con soga 'CB2', traído de Nueva York.

Nórdica

Crédito: Daniel Karp

Simple, funcional y vistosa. Así es esta mesa de luz de tres patas y cajón blanco (BLVD) que hace una fusión armónica con el respaldo de madera y el aplique de líneas netas.

Recicladas

Crédito: Gentileza Paul Massey

Un tacho como mesa de luz ¡Claro que sí! Sobre todo si tiene la onda de este de zinc. Todo queda bien guardado y nada a la vista. Sobre la tapa, el espacio justo para la lámpara y unas flores frescas. Lo que no entra, se cuelga de la pared, como el retrato. Otra opción: una mesa de hierro como nuestras tradicionales 'Quilmes' con la impronta particular que le da el óxido.

Liviana

Crédito: Daniel Karp

La deco neutra y relajada de este cuarto en madera con tonos de gris y morado tiene su aliada perfecta en esta mesa de luz con estructura de metal y tapa de madera. El clima invita a disfrutar de unos minutos de lectura o música serena antes de cerrar los ojos.

A sus anchas

Crédito: Daniel Karp

Una cómoda baja (Encaja Muebles) surge como la opción perfecta para que nunca falte el espacio en la mesa de luz. A la superficie amplia se suma un generoso espacio de guardado. Además, acentúa la calidez del cuarto en tonos neutros con piso de madera de incienso.

Continuidad

Crédito: Magalí Saberian

En este cuarto que remite al mar por sus colores, la mesa de luz es solo el comienzo de este mueble modular enchapado en cerezo, igual que el respaldo (Hey Jude Muebles). Almohadones bordados (Punto por Punto Deco) y jarra de cerámica (Thiara K).

Infantil

Crédito: Magalí Saberian

Para el cuarto de una niña de siete años, diseñaron una cama nido con escalera, que continúa en un escritorio lateral, todo en petiribí lustrado (Krethaus). El resto de la ambientación son referencias a objetos queridos: una cinta trenzada, donde cuelga un poncho que ama y, enmarcadas, las páginas de su libro de ilustración favorito.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.