Museos con jardín, cultura verde en la ciudad

El jardín del Sívori, con obra incluida
El jardín del Sívori, con obra incluida
Daniel Gigena
(0)
8 de febrero de 2020  

En la ciudad de Buenos Aires y en la localidad de Tigre hay algunas instituciones culturales que, junto a su oferta habitual de muestras, visitas guiadas y talleres, ofrecen un remanso de árboles, plantas y flores para los visitantes. Si bien no abundan, los museos con jardines existen y están cerca. Muchos dependen de la red de museos del Ministerio de Cultura porteño, que en 2020 tendrá entre sus desafíos el de integrar una mirada sobre el medio ambiente en una ciudad donde los espacios verdes públicos no abundan.

El jardín del Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco (Suipacha 1422), también conocido como Palacio Noel, se reinauguró en abril de 2019, después de un trabajo de investigación histórica que repuso la flora y el trazado original del solar tal cual era cuando vivían allí los hermanos Noel, mucho antes de que la mansión se convirtiera en museo. Se agregaron también los macetones donde echan raíces diversas especies de plantas. Ese trabajo de investigación estuvo a cargo de la Dirección General de Patrimonio, Museos y Casco Histórico. El patrimonio del museo, situado en el barrio de Retiro, incluye una gran colección de objetos artísticos y decorativos de Sudamérica, desde el período colonial hasta la Independencia. Piezas de platería peruana y rioplatense; pintura altoperuana y cuzqueña; imaginería quiteña y jesuítica y mobiliario lusobrasileño conviven con las peinetas de carey que las mujeres usaban en el Río de la Plata durante la primera mitad del siglo XIX. La casa que alberga el museo fue construida en la década de 1920 por el arquitecto Martín Noel (entrada: $50, miércoles gratis).

En el enorme parque ubicado en el ala norte del Museo del Humor (Avenida de los Italianos 851, frente a la Reserva Ecológica) los paseantes pueden descansar a la sombra antes o después de recorrer la muestra actual que se exhibe en las instalaciones de la ex Cervecería Múnich. Hasta fin de marzo, cuando seguramente el calor todavía se hará sentir, se puede visitar la exposición de trabajos de once maestros argentinos del humor gráfico. De Domingo Mandrafina a Sukermercado, pasando por Daniela Kantor, Fran Vega y Camila Torre Notari, entre otros, Sucesos extraordinarios reúne a representantes de distintas generaciones y estilos. Luego de echarse en el parque y visitar la galería, hay que asomarse a la parte trasera del museo, donde está ubicada una fuente de agua traída desde París a inicios del siglo XX. Su primer destino fue la Casa Rosada y, desde 1980, se luce en Costanera Sur ($50, miércoles gratis).

Cualquier enamorado/a del verde sabe bien que el Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori (avenida Infanta Isabel 555) resguarda un oasis dentro del oasis del Rosedal de Palermo. En esa institución, el jardín trasero está embellecido con una escultura y añejos robles, tipas y un liquidámbar que dan sombra y, en días de alta temperatura, cierto aroma apaciguador. En la ampliación del museo, se preservó entre cristales un precioso ejemplar de agatis, que ahora habita la Sala B. Hasta inicios de marzo en esa institución se puede recorrer la nutrida selección de obras del Salón Manuel Belgrano, que agrupa esculturas, pinturas, dibujos, grabados y monocopias de artistas argentinos contemporáneos. Las trece obras premiadas en esta edición ingresarán a la colección del Sívori ($50, miércoles gratis).

Otra parada si no obligada al menos muy recomendable en el circuito de instituciones culturales con jardines es el Museo de Arte Español Enrique Larreta (avenida Juramento 2291). Entre los objetos expuestos en la que fue la residencia del escritor y diplomático argentino, autor de La gloria de don Ramiro, se encuentran tallas, esculturas y pinturas; muebles, cerámicas, armaduras y armas del siglo XVI y libros antiguos. Con una vegetación centenaria donde conviven magnolias, olivos, glicinas, rosales, hortensias, lavandas y palmeras, el jardín de alcázar andaluz es único en su estilo en la ciudad de Buenos Aires y se puede acceder por la entrada del museo. Los martes de febrero, al aire libre, se proyectarán allí films de Woody Allen: el 11, Todos dicen te quiero, y el 18, Los secretos de Harry (el ingreso es por Mendoza 2250 y la entrada para estas citas cinéfilas cuesta $200; la entrada al museo, $50; miércoles gratis).

La entrada al parque de estilo francés que rodea el Museo de Arte Tigre (avenida Victorica 972) es libre y gratuita. En ese pintoresco jardín, quinceañeras y parejas de recién casados deciden hacer sus producciones de fotos. Es así como el jardín del MAT se luce desde hace años en álbumes de fotos de familia.

También se lo elige como plataforma para realizar actividades culturales y de interés municipal por su belleza. Desde un mirador, es posible apreciar el encuentro de los ríos Reconquista y Luján, y el ir y venir de lanchas, botes de remo y otras embarcaciones. Hasta marzo de 2020, se exhibe en el MAT la muestra La isla, con obras de veinticuatro artistas que viven en las islas del Delta y nueve obras de la rica colección de la "joya" del municipio de Tigre (entrada: $120; menores de 12 años y vecinos de Tigre, gratis).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.