Nietos de Grace Kelly: ¿qué es de la vida de los hijos ilegítimos del principado de Mónaco?

Una de ellos es Camille Rose Gottlieb, nacida en 1998, hija de Estefanía de Mónaco y su guardaespaldas
Una de ellos es Camille Rose Gottlieb, nacida en 1998, hija de Estefanía de Mónaco y su guardaespaldas Crédito: Instagram
(0)
27 de diciembre de 2019  • 19:49

A pesar de su tamaño, el pequeño principado de Mónaco ha ofrecido grandes escándalos en su historia reciente. Todo empezó cuando el príncipe Rainiero se casó con la bella y encantadora Grace Kelly, la actriz de Hollywood que decidió abandonar su carrera para instalarse con su marido en su palacio europeo. Tuvieron tres hijos: Carolina, Alberto y Estefanía.

Mientras que Carolina, la mayor, no fue una hija demasiado problemática, sí lo fueron sus hermanos. La Casa Grimaldi ha tenido al príncipe y a la princesa más rebeldes de toda la realeza europea. Durante los años ochenta y principios de los noventa, Alberto y Estefanía, jóvenes millonarios y despreocupados, dieron mucho material para escribir con sus fiestas y aventuras escandalosas.

El príncipe Rainier III de Mónaco y Grace Kelly tuvieron tres hijos y varios nietos, algunos menos conocidos que otros
El príncipe Rainier III de Mónaco y Grace Kelly tuvieron tres hijos y varios nietos, algunos menos conocidos que otros Fuente: Archivo - Crédito: CORBIS

Lo que quedó del desenfreno

Alberto, que nació en 1958, en su afán de descontrol, se ganó la fama no sólo de mujeriego sino también la de tener otras preferencias sexuales. Se lo relacionó con modelos y actrices, entre ellas, Janice Dickinson, Brooke Shields, Claudia Schiffer, Naomi Campbell y hasta Bo Derek. Entre tantas mujeres, al final, le quedaron dos hijos concebidos fuera del matrimonio, lo que se dice como en la antigüedad: ilegítimos o naturales.

La icónica actriz que renunció a Hollywood tiene tres nietos sin títulos nobiliarios
La icónica actriz que renunció a Hollywood tiene tres nietos sin títulos nobiliarios Fuente: Archivo - Crédito: The Kobal Collection

En 1992 nació en Estados Unidos Jazmín Grace Grimaldi, fruto de la relación de Alberto con Tamara Rotolo, una mesera con quien tuvo un vínculo de dos semanas. Alexandre Coste llegó al mundo en 2003. Su madre era una azafata con quien el soberano de Mónaco mantuvo una relación de seis años. En los dos casos, Alberto se ausentó de sus vidas y sólo los reconoció a través de un juicio y pruebas de ADN en 2006 y 2005 respectivamente.

A pesar de la ausencia, el príncipe mantiene una excelente relación con sus hijos. Jazmín hoy tiene 27 años y es una reconocida socialité que participa de los eventos de la familia Grimaldi. Alberto la invitó a vivir a Mónaco con él pero ella prefirió quedarse en su país y disfrutar de su fortuna lejos de los compromisos reales. Íntima de su prima Pauline Ducruet -una de las hijas de Estefanía- con quien comparte el amor por la moda y las fiestas, Jazmín se dedica a la música y a la actuación. De hecho, ha tenido una participación en la tercera temporada de La maravillosa señora Maisel.

Alexandre tiene hoy 16 años y vive con su madre en una finca cercana al palacio de Alberto, además de disponer de un departamento para ellos en Montecarlo. El adolescente mantiene un perfil bajo. El año pasado fue fotografiado con su padre en la ceremonia de su confirmación religiosa.

La más parecida a Grace

Junto a sus incursiones en la música y sus excentricidades -como seguir a un domador de leones en una caravana de circo-, Estefanía sorprendió a todos cuando decidió casarse con su guardaespaldas Daniel Ducruet con quien tuvo dos hijos legítimos: Louis y Pauline.

Después de su divorcio con Ducruet, la princesa tuvo un amorío con otro guardaespaldas -con quien no se casó-, Jean Gottliieb, del que nació la niña Camille, la más parecida de todas las nietas a su abuela Grace. Ella, por ahora, es la más desconocida de la generación Grimaldi. Nació en 1998, hoy tiene 21 años y estudia Comunicación en Niza. A diferencia de sus primos naturales, ella siempre ha vivido con su madre a pesar de ser fruto de una relación ilegítima.

Una fortuna sin realeza

De acuerdo con la constitución de Mónaco, los hijos nacidos fuera del matrimonio no figuran de la línea de sucesión al trono de príncipe, por eso, ni Jazmín Grace, ni Alexander, ni tampoco Camille tienen derecho a títulos nobiliarios ni a ocupar el cargo de soberanos del principado. Sin embargo, los tres tienen asegurada una generosa herencia que forma parte de la caudalosa fortuna de los Grimaldi valuada en alrededor de más de mil millones de dólares.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.