Paso a paso, 5 arreglos básicos de la casa

Una guía para que aprendas a solucionar los problemas cotidianos más frecuentes del hogar; tomá nota
Gustavo Peláez
(0)
11 de marzo de 2014  • 17:53

ALBAÑILERÍA

Arreglo de revoque flojo. Es algo muy simple de hacer cuando la superficie a cubrir requiere un tratamiento.

Paso 1. Si el material está suelto, lo quitamos fácilmente con una espátula, empezando por las partes más flojas. De lo contrario, se logra dando golpes no muy fuertes con un martillo y cortafierro.

Paso 2. Con un cepillo de alambre retiramos todo el material que pueda quedar suelto.

Paso 3. Pasamos a aplicar la mezcla de relleno. Previo a esto, humedecemos la pared. Ayudados con una cuchara de albañil podemos aplicar la mezcla que puede ser pre-hecha. Se comercializa en las ferreterías o podemos prepararla nosotros con. Tres partes de arena una de cal y un punado de cemento hasta generar una pasta.

Paso 4. Una vez aplicada la mezcla, se nivela con el resto de la pared por medio de una regla. No es más que una madera bien recta con la que se saca el excedente de material.

Paso 5. Pasada media hora, se quita un par de milímetros de la superficie y una vez seca se rellenara con enduído (no más de 2 a 3mm para que no se comience a cuartear).

Reemplazo de una pieza de revestimiento floja o rota. Cuando un azulejo o cerámico está flojo, nos damos porque al golpearlo suena a hueco o porque dos o más piezas comienzan a hacer un en forma de "V" sobre la pared; entonces es preferible asegurarlas antes de que se terminen de despegar.

Paso 1. Si está rota hay que romper la pieza a reemplazar, o ayudados por un destornillador o una espátula la despegamos con cuidado para que no se rompa. Ahora bien, si está rota hay que quitarla golpeándola de manera suave en el centro con un cincel de aproximadamente 2cm de ancho.

Paso 2. Una vez seguros de que no queda ningún resto de la antigua pieza, quitamos también el pegamento del hueco con el corta fierro colocado a 45° y ayudados con un martillo: esto permitirá que no nos quede desnivelada o con poco material para recibir la nueva pieza. Luego, limpiamos muy bien la superficie.

Paso 3. Previo a la colocación, introducimos el revestimiento en un balde con agua. También mojamos la superficie donde va a ir colocado. De esa forma no absorberá por capilaridad la humedad de la mezcla, que dificultaría su adhesión.

Paso 4. Llenamos el hueco con pegamento para revestimientos. Para evitar algún error en su colocación, un truquito es colocar un hilo sobre el material y luego la pieza. Si ésta no queda bien nivelada se la puede retirar tirando del hilo hacia arriba. Para asegurar la adherencia de la pieza le damos unos golpecitos con el mango del martillo.

PLOMERÍA

Cambio del cuerito. Hay que reemplazarlo cuando notamos que la canilla sigue perdiendo agua aún cerrada o incluso cuando tenemos que hacer mucha fuerza para cerrarla.

Paso 1. Cerramos la llave de paso.

Paso 2. Sacamos la llave de la canilla, quitando la tapa que cubre el tornillo que luego extraeremos.

Paso 3. Ahora, con una llave sacamos el vástago (la parte de la canilla que queda ajustada). Debajo de éste se encuentra la válvula, que trae ajustado el cuerito. Se puede encontrar en la punta del vástago o puede quedar dentro de la cañería.

Paso 4. Sacamos la tuerca que lo sostiene para poder reemplazarlo y colocamos el nuevo, volviendo a ajustar la tuerca.

Paso 5. Terminamos realizando la tarea en el orden inverso.

Cambiar la junta de goma del inodoro. Es muy común que el inodoro pierda por la parte posterior, se produce porque el tubo de goma que lo conecta con el depósito está resquebrajado o roto.

Paso 1. Quitamos el inodoro con cuidado, retirando los tornillos que lo sujetan al suelo (se puede hacer con el artefacto colocado pero requiere de mayor habilidad).

Paso 2. Hay que extraer la pieza a reemplazar para colocar la nueva, que no es más que un tubo de goma de 10cm con un fuelle.

Paso 3. Para su colocación, primero lo hacemos desde el lado del conducto que sale de la pared. Luego la parte que conectarla al inodoro. Se sella con algún material siliconado a ambos extremos para evitar pérdidas de agua.

Paso 4. Aseguramos nuevamente el inodoro al piso.

Electricidad

Reemplazo de un tomacorriente. Es muy común que enchufemos algo y no funcione, entonces es hora de cambiar el tomacorriente por uno nuevo.

Paso 1. Previo a trabajar es fundamental cortar el suministro eléctrico. Tenemos que quitar la tapa de vista con una ligera presión o simplemente quitando los tornillo que están a la vista.

Paso 2. Retiramos el enchufe desatornillando los tornillos que están en su interior (con cuidado de no deteriorar los cables internos).

Paso 3. Quitamos los cables de los bornes. Si éstos no se encuentran en condiciones óptimas, podemos cortarlos un poco y luego volver a pelarlos, evitando un futuro cortocircuito.

Paso 4. Introducimos los cables en los nuevos bornes. El cable verde y el amarillo (tierra) siempre van en el centro del enchufe (algunos no lo llevan). Los otros dos a la derecha o izquierda.

Paso 5. Colocamos el enchufe en la pared de manera que encaje bien y luego volvemos a ubicar la tapa.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?