Personal Trainer. ¿Cuál es la bici ideal para vos?

Necesidades de uso, terreno, presupuesto y tamaño son algunas de las variables a tener en cuenta.
Necesidades de uso, terreno, presupuesto y tamaño son algunas de las variables a tener en cuenta. Fuente: Archivo - Crédito: Pixabay
Carolina Rossi
(0)
14 de septiembre de 2019  

Si te decidiste a comprar una bici, ya diste el primer paso a una vida mejor. Ahora, para encaminar la búsqueda habrá que analizar prioridades: si la querés para pasear o para hacer deporte, para transporte en una ciudad o en geografías más agrestes. ¿Y si pretendés darle varios usos? Ahí es cuando hay que evaluar qué pesa más en tus ganas y necesidades, para definir qué priorizar: recreación, entrenamiento, transporte. El terreno también pesa mucho en la decisión. No es lo mismo si vamos a rodar por la ruta, por la tierra, o por la arena. Distintas superficies requieren distintas ruedas y sistemas de amortiguación, entre otras cosas. Y en caminos ondulados, por ejemplo, los cambios resultan indispensables.

El presupuesto que tenés será otro punto clave, y seguramente termine dando el veredicto final. Para darte una idea de precios, en modelos de montaña y paseo, para comprar algo nuevo bueno hay que desembolsar desde $12.000 en adelante. Y para ruta o triatlón, desde $30.000 o $50.000. ¡Ojo! también se consiguen excelentes modelos de usadas en buen estado, o recicladas, por $7.000, y menos también. Es cuestión de buscar. ¿El tope? Difícil de definir, pero existen ejemplares de alta gama que superan los $800.000.

El talle refiere al tamaño del cuadro. No hay que confundirlo con el rodado, que refiere al de las ruedas.
El talle refiere al tamaño del cuadro. No hay que confundirlo con el rodado, que refiere al de las ruedas. Fuente: Archivo

Una vez definido el estilo y el presupuesto, hay que asegurarse el tamaño correcto para nuestra altura. Y no hay que confundir el talle con el rodado (que es indistinto a la contextura). El rodado hace referencia al tamaño de las ruedas. El talle, al cuadro. Martín Leppera es triatleta y bicicletero. Desde su taller en San Isidro, Garage di Ratto, repara, recicla, y nos cuenta que el talle del cuadro varía en alto y largo. Asegura que para saber cuál es el nuestro, debemos sentarnos en la bici y llegar al piso con la punta de los pies. Pero hay más: "Mientras sujetamos el manubrio con los codos flexionados, debemos acercar el tórax al centro del manubrio, y mirando de frente, este debe tapar el eje de la rueda delantera. Si vemos el eje por delante del manubrio, significa que el talle es chico. Si lo vemos por detrás, nos queda grande", explica con gran soltura. Y continúa: " Hay que prestar mucha atención especialmente al largo del cuadro, ya que el alto puede ajustarse fácil, levantando o bajando el asiento".

Con su asesoramiento, aquí repasamos las variantes que hoy ofrece el mercado.

Bicicleta de montaña (MTB)

Diseñada para rodar fuera del asfalto, por senderos montañosos con rocas, raíces, y demás obstáculos. La calidad debería ser directamente proporcional a la agresividad del terreno. Esto significa que una versión recreativa de gama baja es adecuada para caminos de tierra llanos, pero no para ciclismo de montaña.

Ruta

Fuente: Archivo - Crédito: Pixabay

De construcción más ligera, está destinada a ser rodada a gran velocidad en pavimento y a cubrir largas distancias. Es la elección acertada para entrenar en ruta o circuitos llanos. Se la identifica por sus ruedas delgadas y manubrio drop-bar, el cual permite una multiplicidad de posiciones en búsqueda de mayor aerodinamia. Fuera de este uso, puede resultar incómoda por su rigidez.

Triatlón

Es una bicicleta de carretera especializada, y sus manillares con barras aerodinámicas permiten que el ciclista se incline hacia delante en una posición acorde a un esfuerzo intenso. Las palancas de cambio se encuentran al final de las barras.

Fixie y single speed

Ambas se destacan por su sencillez, ya que no tienen cambios y visualmente son similares a las ruteras. La single lleva piñón libre. La fixie, fijo, y no tiene frenos.

Si bien son sumamente eficientes y funcionales, no son bicis para principiantes. Por el contrario, los bikers más experimentados las consideran bicicletas de culto del ciclismo urbano. La gran ventaja es que requieren de muy poco mantenimiento.

Paseo

Fuente: Archivo - Crédito: Pixabay

Es la clásica bicicleta de estilo ingles u holandés, concebida para la ciudad. De construcción sólida, tanto su cuadro como sus ruedas son las indicadas para soportar baches, cordones y moderadores de velocidad. Por lo general, cuenta con guardabarros, portaequipaje y/o canasto para transportar efectos personales. Normalmente tiene una sola velocidad o sistema de cambios internos de tres marchas. Esta bicicleta permite una posición relajada de torso y brazos, pero suele ser pesada.

Plegable

Fue pensada para recorridos cortos, ya que en general son rodado 20". Las hay de mayor rodado, pero pierden practicidad a la hora de guardarlas.

Antes de adquirir una plegable, deberíamos haber encontrado una justificación relevante respecto del espacio disponible y/o lugares por donde pasará (ascensores pequeños, escaleras o pasillos). Si bien puede aportar comodidad a la vida cotidiana, sufre ciertas limitaciones. Esta bici no es compatible con canastos, pero sí con alforjas traseras.

Playera

Una bici simple, diseñada para recorrer distancias que no superen los 10 km en terreno plano, como podría ser un paseo costero. Su geometría y manubrio permiten una postura muy relajada. Normalmente tiene una sola velocidad y freno a contrapedal, pero hay algunas que traen cambios.

Híbrida

Podría considerarse la más versátil, ya que combina características de las bicis de montaña, ruta, y paseo. Nació como una solución para quienes necesitan moverse en la ciudad, pero teniendo la flexibilidad para salir a otros terrenos y variar la velocidad. El cuadro es resistente y su geometría permite adoptar una posición más cómoda que con una deportiva, brindando más prestaciones que una de paseo.

Ciclocross

Fuente: Archivo - Crédito: Pixabay

Tiene manubrio drop-bar como la de ruta, pero sus cubiertas son algo más gruesas y con tacos. Está diseñada para desarrollar velocidad en caminos de tierra, arena, y barro con obstáculos intervalados. Esta combinación la convierte en una bici adaptable a diferentes terrenos y ocasiones.

Fat Bike

Es una de las más nuevas y se usa principalmente sobre terrenos con nieve o arena. Se caracteriza por utilizar llantas rodado 26" sumamente anchas. La geometría de su cuadro es muy similar a la de una bicicleta de montaña.

Touring

Se usa para recorrer largas distancias y cargar peso. Su cuadro es muy robusto e incluye monturas para instalar racks trasero y delantero, además de varias caramañolas.

Eléctrica

Casi todas las bicicletas tienen su versión adaptada para pedaleo asistido mediante motor. Representa una ventaja a la hora de subir pendientes, pedalear contra el viento o simplemente reducir el esfuerzo para llegar a destino sin sudar. Suelen ser costosas y pesadas.

Trike para adultos

Su nombre se debe a que tiene 3 ruedas, y está pensada para personas adultas con dificultades de equilibrio.

*Entrenadora Nacional de Atletismo y corredora, coordinadora del Running Team FILA. www.carolinarossi.com.ar

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.