Plano Personal: Francisco Gómez Paz

Ingresamos en el mundo del reconocido diseñador argentino; su trabajo en Milán y su visión sobre la actividad
(0)
22 de octubre de 2008  • 12:04

Después de estudiar en Córdoba, este joven diseñador industrial oriundo de Salta viajó en 1998 a Italia para hacer su máster en la famosa Domus Academy . A partir de ahí, no paró de recibir premios y de enriquecer su experiencia junto a los grandes del diseño en Milán. Su último trabajo, ‘Solar Bottle’, realizado con Alberto Meda, le valió el prestigioso Index Award .

¿Cómo definirías tu estilo?

Trato de no tener un estilo estricto, porque puede convertirse en una receta. Lo que hago se identifica por un rastro más conceptual que estético: la búsqueda de la innovación, la investigación de los materiales, el desapego de lo formal, el hacer nacer el proyecto desde la idea.

¿Qué producto te dio mayores satisfacciones?

Cada proyecto es parte del rompecabezas que es una persona. A pesar de que, gracias a Dios, muchos me han funcionado, hay uno que me hace sentir más completo: la chaise longue ‘Apero’. Me permitió ver que es posible hacer diseño de un cierto modo en mi tierra.

¿Cómo es trabajar en Italia en cuanto a la mano de obra?

A mí se me dio el camino inverso. Llevé técnicas italianas a Salta para hacer ‘Apero’. En Italia existe un culto por el trabajo. Esa gran cantidad de mano de obra especializada es la sangre que corre por el cuerpo del diseño italiano, y diseñar en ese contexto te entusiasma y te enseña mucho.

¿Tu formación argentina te da una visión diferente?

De eso estoy convencido, y lo extendería a mi ser americano. No se trata sólo de nuestra formación universitaria (ligada a la Bauhaus y su objetivo de resolver problemas) sino de un modo de ver el mundo. Nosotros todavía idealizamos el modernismo, seguimos pensando que podemos mejorar el mundo. Acá tienen una visión posmodernista: ya no creen que eso sea posible.

¿Con qué material te gusta trabajar?

Todos me gustan: son una de mis grandes fuentes de inspiración. Pero prefiero los que imponen ciertos límites, porque son los que a veces te llevan a una idea innovadora. En el límite encuentro espacio para el diseño, para la diversión.

¿Qué movimiento cultural ha captado tu atención últimamente?

Adhiero a los que sostienen la función social del diseño. El mundo no es infinito, y los diseñadores debemos hacer nuestro pequeño aporte.

¿A quién tenés como referente?

La referencia puede llevarte a tratar de resolver las cosas como otro. Admiro profundamente a los hermanos Castiglione, a Vico Magistretti, a Calatrava, a Alberto Meda, a Paolo Rizzato, a mi padre…Pero trato de no tomarlos como referentes.

Una moda que está a punto de desaparecer...

A mi me gustaría que la moda desapareciera del diseño. Me gusta lo atemporal, no la temporada.

La mejor lección que te dio la experiencia.

Algunas empresas le ponen trabas a la novedad: "no se puede, no es factible, no funciona". Aprendí a no discutir, ponerle pata y hacer.

Otros Planos Personales: Asunti Pereyra Yraola | Jazmín Chebar | Marcel Wanders

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.