Por qué no deberías matar a las arañas que viven en tu casa

(0)
17 de septiembre de 2019  • 12:18

Matt Bertone es un entomólogo especializado en arácnidos y acaba de hacer un pedido muy polémico: ¡no mates a las arañas que hay en tu casa!

Matt no está loco ni es un defensor de los derechos de los insectos, al menos no lo es directamente.

Como entomólogo, tiene argumentos muy convincentes para que no te deshagas de estos bichos peludos de muchas patas que generalmente también son venenosos.

Pero Matt dice que aunque las arañas tengan colmillos capaces de picarnos es difícil que lo hagan, y que en todo caso su veneno no podría causarnos problemas (en la mayoría de los casos).

Muy por el contrario, el investigador sostiene que las arañas que viven en nuestras casas brindan un servicio hogareño muy beneficioso que puede protegernos de otros insectos que sí podrían picarnos y que contagian enfermedades, como los mosquitos.

Estas son las conclusiones a las que llegó luego de realizar un inventario en 50 de casas de Carolina del Norte en el que registró a las especies de arañas más comunes que habitan los techos, rincones y sótanos de los hogares estadounidenses.

El investigador de la Universidad de Carolina del Norte encontró con mayor frecuencia a las "arañas de bodega" y "arañas telarañas" y que, aunque son depredadores generalistas, aptas para comer cualquier cosa, "ellas regularmente atrapan plagas molestas e incluso insectos portadores de enfermedades, por ejemplo mosquitos".

Sus afirmaciones, publicadas recientemente en la revista Time, han puesto furioso a más de un aracnicida. Pero Matt tiene argumentos para todos.

"Matar a una araña no solo le cuesta la vida al arácnido, sino que también puede sacar a un depredador importante de tu hogar. Ellas construyen redes donde acechan para que las presas sean atrapadas. Las arañas del sótano a veces dejan sus redes para cazar otras arañas".

"Es natural temer a las arañas", afirma el entomólogo. "Tienen muchas patas y casi todas son venenosas, aunque la mayoría de las especies tienen un veneno demasiado débil para causar problemas en los humanos, si es que sus colmillos pueden perforar nuestra piel".

Incluso, sostiene el investigador, muchos entomólogos son víctimas de la fobia a las arañas.

"Conozco algunos investigadores de arañas que superaron su aracnofobia al observar y trabajar con estas fascinantes criaturas. ¡Si ellos pueden hacerlo, tú también puedes!".

"Las picaduras de arañas son extremadamente raras", avisa Matt. "Aunque hay algunas especies importantes como las arañas 'viudas' y las 'reclusas', incluso sus picaduras son poco comunes y rara vez causan problemas graves".

Sin embargo, Matt sabe que a la mayoría de las personas les resultaría insoportable convivir en un mismo ambiente con una araña siendo plenamente conscientes de ello, por eso hace un pedido especial.

"Si realmente no puedes soportarlo, en lugar de aplastarla, intenta capturarla y liberarla afuera. Encontrará otro lugar a donde ir, y ambas partes estarán más felices con el resultado", propone.

"Pero si puedes soportarlo, está bien tener arañas en tu hogar. De hecho, es normal. Y, francamente, incluso si no las ves, todavía estarán allí".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.