Suscriptor digital

Reformas: de casa en ruinas a hogar con mucho diseño

Una pareja de arquitectos reformó la casa de su joven familia proyectando ambientes dinámicos y espacios vivos para crecer juntos
Daniel Karp
Arq. Eugenia Cides
(0)
12 de junio de 2016  • 17:03

Ariel y Romina, los dueños de casa
Ariel y Romina, los dueños de casa

Los arquitectos Ariel Glot y Romina Barja querían una casa "casi en ruinas", y en la primera salida dieron con ésta, que tenía ese je ne sais quoi que todos buscamos cuando buscamos. Los flechó que estuviera en su barrio, la estructura, la disposición en la manzana, los techos altos y un conjunto lleno de posibilidades. Literalmente, pusieron manos a la obra: el proyecto, construcción y dirección de la reforma fueron de Ariel, que es parte del estudio Panorama y se dedica simultáneamente a la arquitectura y al desarrollo inmobiliario. Romina, que entonces estaba embarazada (hoy tienen dos hijas de 1 y 3 años), se dedica a la decoración infantil, fue fundadora de la marca Fabrikken y ahora tiene un nuevo emprendimiento del mismo rubro, b.haus. Éste fue un proyecto familiar vivido en la imaginación, en escenas futuras sencillas, como las charlas de madrugada en la cocina con sus hijas adolescentes. "Nuestra casa tiene mucho de cómo soñamos que la íbamos a usar", dicen. Por ahora, están aprendiendo a convivir con juguetes en el living, hasta que las nenas puedan estar en el playroom o en su cuarto. Mientras tanto, todo está creciendo.

  • La reforma maximizó los metros disponibles aprovechando la altura de la propiedad.
  • Se rediseñaron el jardín delantero y trasero con una distribución tradicional de ambientes sociales en planta baja y dormitorios (incluyendo una amplia suite) en el primer piso.
  • En el segundo nivel, ganado al techo inclinado, se hizo un escritorio con un baño.

Texto: Lucrecia Álvarez

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?