srcset

Lifestyle

Retiro: cómo un patio en planta baja se transformó en espacio de encuentro familiar

(0)
15 de julio de 2020  • 00:00

Una planta baja de un edificio con medianeras de 6 metros de altura en el barrio de Retiro, con dos grandes canteros centrales, fue el desafío que se le presentó a la paisajista Cristina Le Mehauté, quien debió idear un diseño en un espacio que albergaba una gran dificultad: la falta de profundidad del suelo (y el problema de posibles filtraciones), con la consecuente imposibilidad de no poder colocar especies grandes para manejar el límite vertical de esas paredes tan altas.

La paisajista encontró dos maneras de resolverlo. Por un lado, "recortar" los canteros para crear un comedor y un living exterior. Por otro, el uso de macetas verdes que hoy son el sostén de plantas grandes como fotinias y alocasias. Generando espacios de uso, el patio dejó de ser solo un lugar de vista desde el interior y se transformó en un enclave de disfrute, punto de reunión de toda la familia.

Reproducir en exteriores un comedor y un living, rodeados del verde en movimiento que nos proporcionan los Dietes grandiflora. Sombrillas cuadradas para que, en las horas de sol, también pueda aprovecharse al máximo este espacio.
Reproducir en exteriores un comedor y un living, rodeados del verde en movimiento que nos proporcionan los Dietes grandiflora. Sombrillas cuadradas para que, en las horas de sol, también pueda aprovecharse al máximo este espacio. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Los bordes de los canteros se trataron con estructuras metálicas, para formar líneas puras con las muehlenbeckias bien podadas, que sostienen a los dietes sueltos. Esto juega con un gran cuadrado de jazmín de leche y ojo del poeta blanco para armar una combinación de estructuras con los cercos y hacer de respaldo a todas las macetas que contienen begonias 'Dragon Wing'.

Izquierda: el placer de sentarse contenido por un mar de hojas de alocasias, con su peculiar aroma. El cantero forma parte del comedor. Derecha: el suelo presentó una dificultad, la falta de profundidad, que fue resuelto con macetas.
Izquierda: el placer de sentarse contenido por un mar de hojas de alocasias, con su peculiar aroma. El cantero forma parte del comedor. Derecha: el suelo presentó una dificultad, la falta de profundidad, que fue resuelto con macetas. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Un mundo aparte para relajarse, apreciar las vistas de diferentes verdes y texturas. Las grandes sombrillas no solo brindan reparo del sol en verano, también dan privacidad respecto de las ventanas vecinas.
Un mundo aparte para relajarse, apreciar las vistas de diferentes verdes y texturas. Las grandes sombrillas no solo brindan reparo del sol en verano, también dan privacidad respecto de las ventanas vecinas. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Qué plantas se usaron y por qué

  • Olea texana, Photinia x fraseri, Alocasia macrorrhiza dan altura y volumen en los canteros por el valor ornamental de sus hojas.
  • Los Ophiopogon japonicus reutilizados del jardín anterior se ubicaron como tapizantes en ambos canteros.
  • Las Clivia miniata, también rescatadas del jardín anterior, se plantaron bajo las alocasias para continuar con el mar de hojas. Dietes grandiflora crean un respaldo y un marco a la nueva situación del espacio, y fueron utilizados por la gracia de su movimiento con el viento.
  • Para cubrir los canteros se utilizó Muehlenbeckia complexa de rápido crecimiento y en contraste con los dietes.
  • Parthenocissus quinquefolia se sumó para dar fuerza y color a las enredaderas existentes plantadas en el primer jardín, realizado hace 40 años. Las rosas 'Iceberg' acompañan con su floración abundante y unifican los blancos del jardín.
  • Begonia 'Dragon Wing', de floración abundante y resistente, fue una solicitud del cliente para sumar rojo al jardín.

Izq.: Se escapan de los canteros las alocasias junto a las clivias, en macetas de gran tamaño. Derecha: En la medianera, una estructura con Trachelospermum jasminoides y Thunbergia alata. Buxus podados en escalas que continúan este orden. Las begonias dragón articulan la transición interior-exterior
Izq.: Se escapan de los canteros las alocasias junto a las clivias, en macetas de gran tamaño. Derecha: En la medianera, una estructura con Trachelospermum jasminoides y Thunbergia alata. Buxus podados en escalas que continúan este orden. Las begonias dragón articulan la transición interior-exterior Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

  • Ubicación: Retiro, CABA
  • Paisajismo: Cristina Le Mehauté; colaboración de Anahí Salva
  • Superficie: 136 m²

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.