Sexo a diario. Más parejas con relaciones abiertas para no sentirse engañados

(0)
16 de octubre de 2019  • 00:30

A cada rato la vida cotidiana nos demuestra que las frases hechas son grandes verdades, en especial cuando aplican a las relaciones sentimentales, el más común de los lugares del ser humano. Una encuesta realizada hace poco entre los usuarios de una aplicación de citas podría servirnos para reivindicar aquella máxima que dice que "peor es nada", pienso leyendo acerca del creciente número de parejas estables que admite las relaciones abiertas u open relationship, en inglés. Parece que darle recreos a la persona amada con el fin de mantener vivo su interés es un recurso mucho menos doloroso que la soledad, o el saberse engañados. "Se trata de un nuevo tipo de vinculación, un contrato íntimo que tienen las parejas modernas en las que sus partes permiten que la otra persona tenga otras relaciones, en su mayoría a corto plazo, y sin llegar a crear lazos sentimentales" explica la gacetilla de prensa de la aplicación en cuestión.

En rigor de verdad, la humanidad ha cultivado diversas formas de poliamor desde los tiempos de las cavernas, cuando para abrigarse del frío los cromañones dormían en dulce montón y sin que al día siguiente nadie presentara reclamos ni quejas por esos "tocamientos" inevitables que provoca la cercanía (a menos que en las pinturas rupestres se hayan malinterpretado las escenas de celos...), por lo que no estaríamos hablando de una tendencia sino del "reperfilamiento" de una práctica ancestral. La diferencia ahora es que se trataría de un affaire consensuado para evitar en la infidelidad. El sondeo de Second Love, realizado entre dos millones de usuarios latinoamericanos de entre 30 y 69 años comprometidos en una relación - la mayoría hombres casados sin hijos y mujeres casadas con hijos- sugiere que cuatro de cada diez de los consultados mantienen vínculos abiertos sin que eso afecte a su relación estable. Los dating sites y las apps de citas son el medio elegido por el 58% de quienes buscan esta forma de esparcimiento; el 80% cree que un amante podrá complacerlos mejor y el 78% admite que nunca pudo concretar sus fantasías sexuales dentro de una pareja estable, concluye el informe.

La sobreoferta de gente buscando emparejarse ha hecho que nunca como ahora fuera tan difícil mantener la exclusiva. Sin embargo, estudios recientes intentan probar que pese a todos los estigmas culturales que rodean a la poligamia, una relación abierta puede resultar mucho más saludable que una monogámica, ya que incrementa la confianza mutua, entre otros beneficios, dicen los especialistas. "Hoy en día la monogamia no es necesariamente sinónimo de matrimonio" explicaba hace unos años la sexóloga y terapeuta Tammy Nelson, autora del libro "La nueva monogamia" ( The new monogamy; Redefining your relationship after infidelity, 2013). "Lo que se puede aceptar en una relación o con quién duerme cada uno es algo que se negocia entre las parejas. Y cada vez más surgen nuevas formas, que incluye otras parejas sexuales, amigos con ciertos derechos, y una amplitud de fronteras alrededor de la fidelidad sexual. Estamos viendo una nueva ola de transparencia y negociación en los matrimonios de hoy. Lo que no necesariamente significa menos compromiso con la relación. Lo que hace que estos matrimonios funcionen es el acuerdo al que han llegado, la honestidad. La verdad es universal" agregaba.

La honestidad y la transparencia son sin dudas el valores que se agradecen en estas épocas, aunque por lo visto en el terreno sexual conllevan una gran cuota de involución...

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.