srcset

En orden

Simple y práctico: una fotógrafa nos muestra cómo armó su espacio de trabajo

(0)
27 de febrero de 2019  • 12:37

A la vista, al alcance de la mano y en orden. Esa bien podría ser la consigna para organizar un espacio capaz de estimular la concentración y la creatividad. La fotógrafa y artista plástica Romina Peloi armó un atelier que ofrece varias ideas simples y funcionales para copiar.

Cada uno de los objetos de este atelier funciona como disparador de ideas para una familia que se nutre de las distintas formas del arte
Cada uno de los objetos de este atelier funciona como disparador de ideas para una familia que se nutre de las distintas formas del arte Crédito: Javier Picerno

  • En el ancho de la pared instalaron una estantería con rieles que permiten sumar nuevos estantes, subirlos o bajarlos según sea necesario.
  • Para complementar el espacio de guardado, se agregaron canastos de alambre reforzado y ganchos para colgar parte del equipo de fotografía.

Frente a la ventana, mesa alta de madera con tapa de mármol y banquetas Bertoia (Mercado Libre). Pieles (Rancho Deco). Maceta negra de palma con palmera (paisajistas Guillermo Benítez Cruz y Paola Carotenuto). Floreros antiguos de vidrio con follaje verde (Amba
Frente a la ventana, mesa alta de madera con tapa de mármol y banquetas Bertoia (Mercado Libre). Pieles (Rancho Deco). Maceta negra de palma con palmera (paisajistas Guillermo Benítez Cruz y Paola Carotenuto). Floreros antiguos de vidrio con follaje verde (Amba Crédito: Javier Picerno

  • En este caso, la mesa de trabajo es alta. Si se trata de un escritorio, las medidas sugeridas son de 74 cm de altura y 70 cm de profundidad.
  • Las hormas de zapatos se usaron como decorativos percheros para los delantales.

Banquito antiguo de madera (Nada Se Pierde). Obra "Blue Forest" en papercut (Kirie Art By GK).
Banquito antiguo de madera (Nada Se Pierde). Obra "Blue Forest" en papercut (Kirie Art By GK). Crédito: Javier Picerno

  • Un pallet sirve como tablero para herramientas y elementos de trabajo.
  • Nada de tirar los frascos de vidrio. Sujetos con alambres también sirven para guardar cosas.

La informalidad es solo aparente: todo está perfectamente organizado.
La informalidad es solo aparente: todo está perfectamente organizado. Crédito: Javier Picerno

  • Sobre la banquina de lo que pudo haber sido una biblioteca, se instaló una estantería para guardar materiales de plástica.
  • Para que el espacio se vea prolijo y no tener todo a la vista se pueden usar cajas.
  • Parte de una pared se puede cubrir con pintura de pizarrón, ideal para dibujar, escribir recordatorios o mensajes.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.