Sin escalas. De Rosario a Canadá: "Cambié los tacos por las botas de goma y un tractor"