srcset

Viajes Living

Traslasierra. Recorrido deco y gourmet al ritmo sereno de sus mágicos pueblos

Ana Markarian
(0)
18 de septiembre de 2020  

El cerro Champaquí, con su presencia imponente, marca el rumbo en el recorrido por este rosario de pueblos del oeste cordobés que invita a dejarse llevar por un ritmo diferente. Con el correr de los días, el aire tan limpio, las caminatas por senderos perfumados de hierbas serranas, las charlas sin apuro en las plazas y el agua pura de los arroyos van haciendo lo suyo y nadie sale como llegó de este paraíso natural. Por eso, siempre dan ganas de volver. A continuación, una selección de frescas paradas.

Las Jarillas

En San Javier se encuentra Las Jarillas, una hostería de solo siete habitaciones y una vista única al valle y sus viñedos. Construida sobre la base de lo que fue la casa de veraneo familiar de Alejandro Jascalevich y Analí Bouzas, lleva ese nombre por un arbusto de la zona, cuyas ramas se usaban en las construcciones locales, que también incorporaron a los cielos rasos de la hostería y forman parte de su identidad.

El desayuno con vista única al valle y sus viñedos de Las Jarillas.
El desayuno con vista única al valle y sus viñedos de Las Jarillas. Crédito: Daniel Karp

El proyecto y la ambientación diseñados por Alejandro, que es arquitecto, tienen un estilo rústico con materiales nobles como maderas duras, pino tea, piedras y objetos centenarios elegidos por ojos expertos que crean una atmósfera feliz.

Al calor de la salamandra, al fresco de sus amplias galerías o desde el borde de la pileta, aquí reinan los susurros del viento entre los árboles, el silencio y la amabilidad de los anfitriones. El jardín, con olivos, lavandas y frutillas es una delicia, al igual que los productos de la huerta que se usan para la cocina.

Rústica y noble, el proyecto y la ambientación de la posada fueron diseñados por Alejandro Jascalevich, uno de sus dueños.
Rústica y noble, el proyecto y la ambientación de la posada fueron diseñados por Alejandro Jascalevich, uno de sus dueños. Crédito: Daniel Karp

Además, Las Jarillas es pionera en el desarrollo de viñedos que consagran a San Javier en el mapa de la viticultura. De su terruño, beneficiado por la altura, las lluvias justas y el clima semidesértico salieron los primeros vinos regionales desarrollados de manera orgánica y biodinámica por Nicolás, hijo de Alejandro y Analí, que tuvo exitosas experiencias en viñas de Burdeos y La Toscana. Así Las Jarillas también es reconocida por sus vinos y por las degustaciones que organizan, donde se pueden probar algunos de sus premiados Malbec, Cabernet Sauvingnon, Syrah y Merlot.

La hostería lleva ese nombre por un arbusto de la zona, cuyas ramas se usaban en las construcciones locales.
La hostería lleva ese nombre por un arbusto de la zona, cuyas ramas se usaban en las construcciones locales. Crédito: Daniel Karp

Buenas manos

Sara Griskan es la artífice de Los Olivos, la tienda de arte popular es un punto ineludible de visita en San Javier. Desde que abrió sus puertas en 1993, Sara se dedica a buscar artesanos de la zona, especializados en textiles, tallas, trenzados, o las piezas de cerámica negra características de Traslasierra.

La fachada de Los Olivos, un clásico de la zona de San Javier.
La fachada de Los Olivos, un clásico de la zona de San Javier. Crédito: Daniel Karp

Además de los tradicionales mates de calabaza, hay objetos especiales para traerse como las árganas, antiguas alforjas que se usan como leñeros o revisteros. La entrañable relación entre Los Olivos, San Javier y sus artesanos está retratada en una muestra permanente de fotos tomadas por Sara.

La tienda está llena de tesoros realizados por artesanos de la zona que Sara Griskan fue conociendo personalmente a lo largo de los años.
La tienda está llena de tesoros realizados por artesanos de la zona que Sara Griskan fue conociendo personalmente a lo largo de los años. Crédito: Daniel Karp

Muy afinado

El más suave de los temas de Led Zeppelin sacudiría la calma perfecta de La Población. Sin embargo, en Bonzo, el restaurante que lleva en nombre del baterista de la legendaria banda de rock, todo fluye con el ritmo delicado de un adagio.

¿De qué hablan sus visitantes? De su salón, que fue especialmente concebido para ser restaurante y por eso, las vistas, las ubicaciones y el lugar de circulación entre las mesas deja conformes a todos. De su jardín, que es un placer tanto de día como de noche, y del salón de juegos didácticos para niños, que tanto bien les hace a los padres. Por supuesto, también se habla y muy bien de la atención y de la comida.

El jardín de Bonzo: un placer tanto de día como de noche.
El jardín de Bonzo: un placer tanto de día como de noche. Crédito: Daniel Karp

La carta fue elaborada por Sebastián Tricarico, discípulo de Pablo Massey y actual chef ejecutivo de Gardiner y Happening, que viaja cada dos meses a La Población para hacer los ajustes necesarios. Entre las recomendaciones se destacan: la trucha de río (de un criadero de la localidad vecina de Las Tapias) acompañada con una crema de vodka y limón confitado, y los ñoquis souflé de calabaza con manteca de salvia. De postre, un hit, volcán de chocolate.

Hace bien

En Las Tapias, el poblado entre San Javier y Villa de Las Rosas, Aloe es un almacén natural que, además, tiene una huerta orgánica con productos de estación para abastecer a quienes prefieren la alimentación libre de químicos.

En su tienda ofrecen todo tipo de delicatessen, vinos orgánicos, semillas, infusiones y más. Realizan viandas saludables y hacen envíos a domicilio. Ruta 14, km 129.

Delicatessen, vinos orgánicos, semillas, infusiones y más en el almacén natural Aloe.
Delicatessen, vinos orgánicos, semillas, infusiones y más en el almacén natural Aloe. Crédito: Daniel Karp

El maestro

A La Población se puede llegar caminando desde Yacanto. Eso es lo que hacen muchos (algunos desde más lejos) para conocer personalmente al maestro orfebre Rafael Barragán y su casa-taller, que funciona en lo que fue una escuela.

Pionero en el Valle, se instaló aquí hace más de 30 años y es conocido por el estilo único de sus piezas en plata combinada con cuarzo rutilado, ébano y amatista entre otras piedras y materiales. Aquí comparte el espacio de trabajo, creación e inspiración con la mejor compañía: sus hijos Orión que es orfebre; Lila, creadora de móviles hellicoidades y Mayra, que es luthier.

Rafael Barragán, celebrado orfebre de la zona de La Población.
Rafael Barragán, celebrado orfebre de la zona de La Población. Crédito: Daniel Karp

A la derecha, uno de los diseños de móviles helicoidales infinitos que realiza Lila Barragán.
A la derecha, uno de los diseños de móviles helicoidales infinitos que realiza Lila Barragán. Crédito: Daniel Karp

Casi como si fuera un museo, el atelier se enriquece con las obras de Luis, el padre de Rafael, y de Julio, su tío, ambos famosos artistas plásticos argentinos.

Las maravillosas galerías de la casa-taller que Barragán comparte con sus hijos.
Las maravillosas galerías de la casa-taller que Barragán comparte con sus hijos. Crédito: Daniel Karp

Una buena historia

Sobre la ruta provincial 14 se encuentran la Cava de la Bodega Aráoz de Lamadrid y su restaurante Peperina, emplazados en una amplia finca pensada para quedarse varias horas a disfrutar de una experiencia gastronómica completa.

La fachada de la cava y restaurante Peperina, en La Población.
La fachada de la cava y restaurante Peperina, en La Población. Crédito: Daniel Karp

Las ventanas de vidrio repartido coloreadas a fuego de Adriana y Sergio Paolucci son visibles en la cava.
Las ventanas de vidrio repartido coloreadas a fuego de Adriana y Sergio Paolucci son visibles en la cava. Crédito: Daniel Karp

El restaurante está ubicado dentro de un vivero atravesado por un estanque y la cava que funciona en una casona antigua. En todos los espacios se proyectaron ambientaciones de alto impacto que reflejan el trabajo de los artistas locales.

Como ejemplo, en la cava se pueden apreciar las mayólicas y las ventanas de vidrio repartido coloreadas a fuego de Adriana y Sergio Paolucci, las esculturas de hierro y formas orgánicas de Basilio Celli, pinturas, figuras en madera y los objetos de Los Olivos (entre otros) en la tienda de deco y regalos.

El restaurante, ubicado en un vivero atravesado por un estanque.
El restaurante, ubicado en un vivero atravesado por un estanque. Crédito: Daniel Karp

Rodrigo Sturtz y Alejandro Digilio, cocineros de Peperina restaurante.
Rodrigo Sturtz y Alejandro Digilio, cocineros de Peperina restaurante. Crédito: Daniel Karp

La idea es que el interiorismo esté a la altura de la emoción que produce el paisaje serrano y la dedicación que los anfitriones le brindan a cada visitante.

Abierto todos los días de 11 a 23.30. Camino de la Costa, Ruta Provincial 14 Km 142, La Población.

Revelación

Desde el hermoso y tranquilísimo pueblo de Yacanto, la fama de tienda Barro se expande gracias al veraz boca a boca y su propuesta de gran calidad en deco.

Barro: una tienda deco que crece gracias al boca en boca y a la curaduría de sus artífices Lorena de Loredo y Sebastián Bogado
Barro: una tienda deco que crece gracias al boca en boca y a la curaduría de sus artífices Lorena de Loredo y Sebastián Bogado Crédito: Daniel Karp

Aquí se puede encontrar de todo: desde productos de bazar, ropa, juguetes, accesorios hasta sillones a medida (la especialidad de la casa), artefactos de iluminación y piezas esculturales de piedra y cerámica. Los estilos y los productos van variando de acuerdo al amplio buen gusto de Lorena de Loredo y Sebastián Bogado, creadores de la tienda.

Desde artículos de bazar hasta ropa, juguetes y sillones a medida; la tienda tiene una rica y variada propuesta.
Desde artículos de bazar hasta ropa, juguetes y sillones a medida; la tienda tiene una rica y variada propuesta. Crédito: Daniel Karp

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.