srcset

Lifestyle

Un jardín andino diseñado para exponer la magnificencia de los cactus

(0)
11 de noviembre de 2020  • 00:00

Esbeltos, de colores vibrantes o de tonalidades opacas, achaparrados y con flores deslumbrantes, expansivos o esculturales: en el mundo vegetal, si hay especies que merecen estos adjetivos, son las de cactus y suculentas. Ideales para ciertos climas donde otras plantas se las ven difíciles para progresar, ellas soportan y toleran condiciones extremas de calor o sequedad. Pero además de ser resistentes, también son dueños de atributos estéticos que los convierten en elementos esenciales para el diseño de un jardín. Así lo entendieron en Cactus Mendoza, un vivero especializado de la provincia de Mendoza que supo darles el espacio y el protagonismo para exponerlos en toda su magnificencia.

La arquitectura de las oficinas del vivero Cactus Mendoza acompaña el esplendor de las especies en las que se especializan.
La arquitectura de las oficinas del vivero Cactus Mendoza acompaña el esplendor de las especies en las que se especializan. Fuente: Jardín - Crédito: Gentileza Emiliano Antun

Con el asesoramiento y la dirección técnica del ingeniero Miguel Cirrincione, el proyecto paisajístico del jardín del vivero nació con la idea mostrar los tamaños y formas que pueden alcanzar los cactus y otras suculentas, muchas veces difícil de mostrar en los envases pequeños en los que mayoritariamente se comercializan.

Ingreso principal a las oficinas, enmarcado por Cleistocactus strausii que contrastan sobre el rojo tierra.
Ingreso principal a las oficinas, enmarcado por Cleistocactus strausii que contrastan sobre el rojo tierra. Fuente: Jardín - Crédito: Gentileza Emiliano Antun

La arquitecta Paula Carpio, inspirada en las líneas rectas del desierto y piedemonte mendocinos, planteó la construcción de terrazas con distintas alturas y planos de inclinación, que acompañan el diseño vanguardista plasmado en las oficinas de Cactus Mendoza.

Izquierda: en primer plano, Marginatocereus marginatus, de porte columnar, seguidos de las descontracturadas Opuntia orbiculata que hacen de fondo a las más de 120 plantas de Echinocactus grusonii (asiento de suegra), que se plantaron en cuadrícula casi perfecta. Derecha: Vista frontal del contenedo
Izquierda: en primer plano, Marginatocereus marginatus, de porte columnar, seguidos de las descontracturadas Opuntia orbiculata que hacen de fondo a las más de 120 plantas de Echinocactus grusonii (asiento de suegra), que se plantaron en cuadrícula casi perfecta. Derecha: Vista frontal del contenedo Fuente: Jardín - Crédito: Gentileza Emiliano Antun

Hasta el color de la arquitectura, rojo tierra, fue seleccionado para lograr un efecto que realzara el brillo de las distintas especies. Recorrer el jardín u observarlo con detenimiento desde distintos puntos permite apreciar las distintas formas esculturales que adquieren estas plantas, protagonistas junto a los Andes, donde nacen, de este rincón cordillerano.

  • www.cactusmendoza.com

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.