Una playa argentina fue elegida entre las 50 mejores de Sudamérica