Viaje sensorial a África mía

Concepción Cochrane Blaquier
(0)
12 de abril de 2015  

Hace poco tuve la oportunidad de hacer uno de los mejores viajes de mi vida. Un espectacular safari fotográfico por la sabana Keniata y sus tierras Maasai, que me llenaron la vista de colores y belleza para guardar en mi memoria para siempre. El país lleva el nombre de su cumbre más alta, el gran Monte Kenya, y significa montaña luminosa en una de las lenguas locales. Su cultura es muy diversa, dadas las enormes diferencias entre los grupos étnicos que conviven en el país. La lengua más hablada es el suajili, pero por la influencia de la colonización británica la mayoría habla inglés.

El inmenso territorio que aloja las especies más increíbles tiene como vegetación predominante los arbustos, cactus y acacias. Un paseo por los prados puede significar encuentros con animales de todo tipo como mi favorito, el imperial elefante que impone orden con su intimidante tamaño; los feroces gatos como leones, leopardos y las veloces cheetas, gacelas, orix, suricatas, hienas, cebras y elegantes. Y, si tienen suerte, el tan protegido rinoceronte.

Los maasai son los reyes de la zona, un pueblo fascinante que convive en asentamientos de pequeñas casitas redondas llamadas manyattas, construidas a base de paja, barro y excremento de ganado. Son tradicionalmente un pueblo guerrero, con danzas y cantos maravillosos. Hacen manualidades con mostacillas de colores cancherísimas, que son usadas por hombres y mujeres a modo de decoración.

Una explosión de color verlos envueltos en kikoys, pareos en rojos, violetas, amarillos y naranjas con accesorios. Una moda bien maximalista de un viaje sensorial inolvidable.

Para la valija recomiendo todo en colores tierras y beige, camisas de seda para el calor, shorts, cazadoras, pantalones cargo, calzas, botas y sombreros, blazer de lino y camisas blancas, con algo verde o camuflado para completar el look safari. Infaltables, la protección solar y el repelente.

Y recuerden: hakuna matata, mi frase suajili favorita y la filosofía del lugar que se traduce como no te angusties, sin problemas, no te preocupes, ¡se feliz!

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.