Vinos. Cinco etiquetas con sello de autor

Fuente: Archivo
Verónica Gurisatti
(0)
13 de octubre de 2020  • 15:00

:: Un vino puede ser rico, elegante, complejo, concentrado, pero si no hay alguien que pague por ese vino y lo beba, nada de lo anterior tiene sentido. Entonces ¿quién compra un vino de autor? ¿Hay un tipo de consumidor especial para un tipo de vino tan especial? Una de las razones que hicieron posible que estos vinos aparecieran fue la evolución que en los últimos años tuvieron los consumidores. Muchos buscan en una botella algo más que un buen vino, como la impronta de su autor, su filosofía y su manera de hacer: la palabra "autor" implica una fuerte presencia humana detrás de la etiqueta. Más que un hacedor, hay un creador que participa activamente de todo el proceso de elaboración. Aquí, 5 marcas con sello propio.

Carmela Reserva Malbec 2015

Bodega Durigutti Winemakers, Mendoza, $950

Este tinto es de una parcela única, ubicada en Las Compuertas (Luján de Cuyo), y tiene la expresión del lugar y el estilo que le imprime Pablo Durigutti, su hacedor, quien logra sacar lo mejor del singular terruño donde nace este Malbec redondo, con fruta fresca y madera en equilibrio. El vino en sí es impecable y eso se nota en su entrada dulzona y en su densidad; sin embargo, no deja de ser ágil y suave al paladar, para lo que ayuda mucho su perfil mineral.

Flor de Cardón Malbec 2018

Bodega Estancia Los Cardones, Salta, $725

Malbec de altura, fresco y frutal. Elaborado por el enólogo Alejandro Sejanovich con uvas del sur de Cafayate, a 1700 msnm, y con 12 meses de crianza en barricas de roble francés (20% nuevo), es un vino con fuerza, poderoso al paladar, de entrada compacta, taninos marcados y textura mineral. Tiene un perfil sobrio, algo salvaje, estructura y complejidad, además de mucho potencial de guarda, por lo menos 6 años más, aunque ya está listo para tomar.

El Turco Blend 2019

Bodega Altocedro, Mendoza, $720

Blend diferente, de color brillante, carácter frutal, delicado, moderno y seductor. Elaborado por el enólogo Karim Mussi Saffie con un 80% de uvas Malbec y el resto de otras variedades cultivadas en La Consulta (Valle de Uco) a 1200 metros de altura. En boca, refleja lo complejo de la nariz y es destacable su equilibrio y frescura natural. Lo interesante de esta etiqueta es que no tuvo paso por madera y sobresale por su tensión, elegancia y austeridad.

Sylvestra Malbec 2018

Bodega Bressia, Mendoza, $650

Gran creación de Walter Bressia, un enólogo de mucha experiencia que hace sus propios vinos a su gusto, como este Malbec elaborado con uvas de Agrelo (Luján de Cuyo), redondo y equilibrado, sin presencia de madera. Tanto en nariz como en boca es pura fruta, con notas de hierbas que le dan frescura y no tiene gran complejidad. Es muy amable al paladar, su paso es terso, con taninos dulces y mucha vivacidad. Ideal para todos los días.

Alma Gemela Bonarda 2019

Bodega Onofri Wines, Mendoza, $550

Otro ejemplar que muestra en su última versión su mejor nivel. Un Bonarda rico, fresco, de agradable expresión frutal y muy buena fluidez, con perfil austero, textura sedosa y taninos maduros que lo hacen muy fácil de beber. Fue elaborado con uvas cultivadas en parral y manejo orgánico del viñedo en el departamento de Lavalle (oasis norte de Mendoza), tiene muy buen balance y no tuvo añejamiento en madera. Pequeña producción de 5500 botellas.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.