Cartas de los lectores

Tirar alimentos; Cotización del dólar; Que sea eficiente; Homenaje necesario; Dentaduras; Votos prestados; Crimen de Ferrugem; Rampa obstruida; Película para chicos
(0)
25 de julio de 2015  

Tirar alimentos

Desde 2004 tenemos la ley del buen samaritano, que permite donar alimentos próximos a vencer. La tapa de LA NACION del jueves muestra cómo se derramaron miles de litros de leche en protesta por su bajo precio. El mismo día, una carta de lectores alertaba que por una cuestión de precios dejaron sin cosechar toneladas de fruta en el Valle de Río Negro. A esto debemos restar también lo de supermercados y empresas de alimentos con productos próximos a vencer o con fallas irrelevantes. Los mercados de abasto tiran miles de toneladas de frutas y verduras por año. Los restaurantes también, además de comida en excelente estado (en especial, cadenas de comida rápida). Nosotros a veces en nuestras casas tiramos y permitimos que se venzan alimentos. Al mismo tiempo, cientos de voluntarios colaboran en bancos de alimentos y fundaciones, como Conin, que buscan luchar contra el hambre. Hay que buscar soluciones. Por ejemplo, se podría hacer una app y web que coordine lo que está disponible con ONG y voluntarios para retirar los alimentos.

Un santo decía que comer un plato de sopa de más era quitárselo a un pobre. Leamos Laudato si' (o escuchemos en MP3 en la Web). Tirar lo útil es robar al pobre.

Prof. Federico A. Nazar

DNI 20.537.480

Cotización del dólar

LA NACION informó, en su edición online del jueves: "Ayer, en su primer acto de campaña, en el parque Rivadavia, en Caballito, Kicillof respondió preguntas de vecinos y pidió una reflexión: ¿A quién le afecta en su vida cotidiana la cotización del dólar? ¿Cuántos son los que están en esta rosca?, interpeló, con tono cómplice, a su público".

Esto me recuerda la década del 50 cuando Perón, ante un problema similar, palabras más palabras menos, afirmó: "¿Quién vio un dólar; la gente va al mercado a comprar con dólares?"

Así terminó la economía argentina. Parafraseando a Borges, siguen siendo incorregibles.

Roberto Ángel Meneghini

dr.meneghini@hotmail.com

Que sea eficiente

Muchos sectores en la Argentina reclaman más Estado. Yo digo: en nuestro país, el Estado es inseguridad, educación de bajísima calidad, salud paupérrima, impunidad, calles intransitables, corrupción, vuelos cancelados, restricciones a la libertad. Eso es el Estado. La Argentina no necesita más Estado. Necesita un Estado eficiente, que genere las condiciones sociales y económicas que permitan el progreso individual y colectivo, el crecimiento económico. En ningún caso el Estado debe meterse en temas de privados. En ese sentido, espero que los sectores de la izquierda que acusan a Macri de mentiroso, estén en lo correcto.

Ojalá Macri no pretenda sostener Aerolíneas, YPF y otras empresas como públicas. Ojalá Macri no pretenda dilapidar el dinero público en planes sociales que han probado ser inservibles. Ojalá la Argentina tenga un gobierno liberal (liberal de verdad, tanto en lo social como en lo económico).

Santiago Brusco

DNI 36.594.230

Homenaje necesario

El 1° de agosto entrará en vigor el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación, aprobado por la ley 26994 e implementado anticipadamente por la ley 27077. Quedarán derogados el Código de Comercio, establecido para la Nación por la ley 15 de 1862, y el Código Civil, establecido por la ley 340 de 1869, que entró en vigor el 1° de enero de 1871. A poco que observemos las transformaciones que han ocurrido en el mundo, y en particular en nuestra sociedad durante los últimos 144 años, parece difícil argumentar que no sea necesario actualizar la legislación que forma la base sobre la que se construyen las relaciones entre las personas físicas, jurídicas, públicas y privadas del país. Durante su vigencia, los textos originales fueron enseñados, comentados, interpretados y aplicados por docentes, magistrados y profesionales del derecho. También fueron modificados por diversas leyes.

A mediados del siglo XIX, el jurista alemán Kirchmann hizo célebre la expresión según la cual "un plumazo del legislador convierte bibliotecas enteras en papel mojado". Ya es tarde para discutir si el "plumazo" dado por el legislador al sancionar el nuevo Código es oportuno o no. Cabe, sin embargo, rendir homenaje a esas antiguas normas y recordar que, tal vez, esta reforma radical que implica forzosamente la reformulación de la antigua doctrina y jurisprudencia (con el costo inevitable para la seguridad jurídica que ello conlleva) no habría sido necesaria si los poderes Ejecutivo y Judicial de la Nación hubieran dado cumplimiento a los artículos 3 y 4 de la ley 340, que establecen que el Poder Judicial entregará un informe anual al ministro de Justicia sobre las dudas y dificultades que ofrezcan la práctica la aplicación del Código, así como de los vacíos que encuentren en sus disposiciones para presentarlo oportunamente al Congreso.

Esto nos enseña dos cosas: la primera es que los hombres que pusieron en vigor el Código Civil en 1869 tenían una visión dinámica y dejaron abierto el mecanismo a las reformas paulatinas que fueran necesarias para que el principal cuerpo normativo del derecho privado fuera ajustado a los cambios que demandara el desarrollo de la sociedad; la segunda es que ninguna ley es mejor que los hombres que deben aplicarlas.

Alberto Molinario

DNI 10.929.968

Dentaduras

Luego de escuchar largamente el discurso por cadena de la Presidenta, me pregunté: ¿para qué querremos dentaduras nuevas si cada vez más comemos menos?

María Laura Vidal Bazterrica

DNI 12.543.896

Votos prestados

Gracias, Fernando A. Iglesias. Por fin una interpretación sensata del ballottage. La disquisición periodística sobre las elecciones del domingo pasado agredió la racionalidad ya herida por los encuestadores. Contrariaron la simple aritmética. La sumatoria de la intencionalidad del voto de las PASO se plasmó, rigurosamente, en el resultado de la opción final. Antes, debía vislumbrarse desde donde Pro podría incrementar mínimamente su caudal para consolidar un capital genuino del 50% más uno. Y esto se dio desde los propios votos de ECO. Los que votaron motivados por el espanto que les provocaba un FPV compitiendo en la final, luego, satisfechos de haberlos relegado al destierro de la Capital Federal, volvieron a las fuentes. No fueron muchos, pero sí suficientes y así se logró ratificar una gestión. Cabe averiguar, ahora, qué festejaba el perdedor de la contienda, porque de ello se trata, y los humillados adláteres de la Presidenta.

Un economista debería saber que los votos que incrementaron el resultado original (primera vuelta) son partes de un pasivo, nada ético, de una empresa. Deducido éste, el capital consolidado, menguado por los prestamistas del espanto al FPV, lo instalan aún más allá de los veinte puntos que no supo, o no quiso, asimilar y, allí, perdió la sensatez.

Rómulo L. Ramírez Barreiro

DNI 4.364.554

Crimen de Ferrugem

El crimen de Ariel Malvino en Ferrugem, sur de Brasil, durante el verano de 2006, parece haberse desvanecido en el tiempo. Apenas ocurrida la tragedia, y durante varios días, las notas periodísticas se cruzaban entre sí, zumbando el aire como avispas en un camoatí alborotado. A pesar de su congoja, el padre de Ariel mantenía frente a las cámaras un temple y una prudencia admirables, desprovistas de cualquier sentimiento de venganza. Una persona cabal.

Había siete sospechosos, todos correntinos y mayores de edad. Su conducta posterior a la agonía y muerte de Ariel había dejado mucho que desear. Al día siguiente del episodio cruzaron inmediatamente la frontera y se refugiaron en su provincia natal, difuminándose en sus interminables esteros. De a poco, sin el menor recato, comenzaron a mostrarse en sus lugares habituales. Tres de ellos, los más comprometidos en la muerte de Ariel, según el testimonio de varios testigos, fueron citados por la Justicia. Negaron rotundamente los hechos.

Desde 2007, el cambio del fiscal y de la jueza, diferencias entre la justicia brasileña y la cancillería argentina y una serie de nulidades interpuesta por la defensa de los imputados hicieron que la causa se dilatara. En su momento, la creación del Mercosur, respondió a un viejo anhelo continental: "Los Estados Unidos de Sudamérica". Duele comprobar que, hasta ahora, este sueño no haya podido avanzar más allá de unas simples disposiciones aduaneras.

Miguel Pedro Mordeglia

mpmordeglia@hotmail.com

Rampa obstruida

De regreso del supermercado la tarde del miércoles pasado de este año, con algunas bolsas en las manos quise cruzar por la senda peatonal de la calle Miñones, en su intersección con Sucre, en el Bajo Belgrano. Ello no fue posible ya que con desparpajo algún vecino estacionó su auto marca Citroën C4, color blanco, que no solo invadía en su totalidad la senda peatonal, sino que tapaba completamente la rampa para personas con capacidades especiales. Tomé los datos del vehículo, y con gran sorpresa, vergüenza e indignación advertí que sobre la luneta delantera estaba apoyada una "chapa blanca" que decía "Poder Judicial. Ciudad de Buenos Aires".

Al margen de la falta de tránsito, del egoísmo y la falta de respeto, se está frente a un abuso de poder que debe ser sancionado por el Consejo de la Magistratura de la Ciudad.

Gonzalo Romero Victorica

gromerovictorica@hotmail.com

Película para chicos

Con mucha ilusión llevé a mi nieto de cuatro años a ver una película muy publicitada ( Minions), supuestamente para niños, y apta para todo público. Considero que es una película llena de antivalores. ¿Así entretenemos a nuestros chicos? El líder a quien estos pequeños personajes debían seguir era un "villano" (por suerte, mi nieto no conoce esa palabra). Iban a una convención de villanos, a ver quién era el más malo. Una familia entera, dejando al bebe en el auto, robaba un banco. La película muestra constantemente traiciones, poder, muertes voluntarias e involuntarias. Yo esperaba la parte positiva, en que mostraran algún aspecto loable, ya que iba preparada a ver cine de niños. No sé cómo terminó, porque mi nieto me dijo que estaba aburrido y nos levantamos y nos fuimos.

¿Qué es esta violencia que proponemos los mayores a quienes debemos proteger? ¿Así les enseñamos un mundo de justicia y paz?

Elsa S. de Canale

DNI 6.186.656

En la Red

Las elecciones

Facebook

"Qué vergüenza estas campañas. Cada uno debería esforzarse por definir y mostrar sus valores y principios y y no malgastar tiempo difamando y ensuciando a otros" - Grace Zunino

"No se necesita un estadista, sino alguien honesto que piense en el otro y no en sí mismo"

- Beatriz Senra

"La oposición es egoísta. ¿Por qué, en lugar de hablar tanto no se une y pone de acuerdo en 10 puntos, para comenzar a construir un país

en serio?"- Merce MacKay

"La campaña basada en la crítica al adversario no es positiva ni nos ayuda a salir de la decadencia"

- Inés Scafidi

"¿Por qué no dejan de hablar de derecha o progresismo? Los ciudadanos comunes deseamos unión, para poder terminar con el gobierno actual "

- Vilma A. Servino Ezcurra

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?