De los lectores: cartas & e-mails

(0)
25 de julio de 2020  • 00:12

Una trama perversa

Ya no solo se trata de un Estado ausente. Ni alcanza ya con hablar de otra "deuda de la democracia". Ahora se asemeja a una trama perversa o a una hipocresía legalizada. La gente común, de a pie, el pueblo que trabaja para vivir dignamente, la sociedad que vive acatando la ley para gozar de sus garantías, en la práctica solo ha conseguido perderlas por un Estado "de Derecho" que solo le garantiza vivir encerrado en su casa, detrás de unas rejas de protección, para "gozar" de su vida y de sus bienes. Un seudogarantismo les ha devaluado esa vida, con el pretexto de garantizarla. Y un enjambre de leyes, en un país acostumbrado a no respetarlas, amontona las grietas necesarias para que el delito encuentre y goce de impunidad. Potenciándolo, se agregan los vínculos entre las barras bravas del fútbol, sectores corruptos de la política, de fuerzas de seguridad y de la Justicia, pública y reiteradamente denunciados y acreditados. El silencio de instituciones consagradas a garantizar una sociedad jurídicamente organizada es atronador. En tanto, la otrora opción de "la bolsa o la vida" ha trastocado en "la bolsa y la vida", poblando los cementerios de vidas arrebatadas, irrepetibles.

La dirigencia política ("a quien le quepa el sayo que se lo ponga") lo ha logrado: inseguridad para todos, plena libertad para nadie e impunidad para algunos como política de Estado.

Horacio M. Malaurie

hmalaurie@yahoo.com.ar

Barras bravas

A raíz del resonante episodio del jubilado que terminó dando muerte a un delincuente del que había sido víctima, las investigaciones judiciales y periodísticas se centraron en resaltar que la banda de asaltantes pertenecía a la barra brava de Quilmes. Todo el mundo sabe cuál es la connotación del término barra brava y lo que significa pertenecer a una de ellas, del club que sea. Más allá de fotografías que los identifiquen y pongan de relieve su accionar, al parecer las barras bravas están institucionalizadas, con personería jurídica, órganos directivos y asociados empadronados. Si no, no se entiende cuál es el criterio para establecer el límite entre quién es y quién no es "barrabrava". Se puede ser simpatizante de una institución deportiva con mayor o menor fervor, pero llegar a una categoría "cuasi jurídica" es otra cosa; cuesta entender de qué se está hablando. Se es delincuente o no se es. Con independencia de las simpatías o de los fanatismos deportivos.

Gustavo Oscar Colla

gustavo.colla@yahoo.com

Freno al teletrabajo

La Cámara Argentina de Comercio (CAC), en un newsletter a sus asociados, manifestó su preocupación ante el tratamiento legislativo impreciso que se registra en materia de regulación del teletrabajo, que, de no mediar cambios, derivaría en una norma de muy difícil aplicación. Desde el lugar de una empresa familiar que presido, de capitales totalmente nacionales, con 70 años enfocados en el área de RR.HH. de las empresas, estamos en un todo de acuerdo con esta posición de la CAC, que nos representa. Es una barbaridad que nuevamente sean los gremios quienes manejen los hilos de la actividad privada, en detrimento de un nuevo esquema de trabajo que pueda darle más dinamismo a la actividad productiva del país. Además, la mirada no es lo suficientemente abarcativa de la realidad y de los beneficios para ambas partes, los empleados y los empleadores, ya que en el caso de los primeros, los empleados no solamente a través del teletrabajo pueden conciliar la vida personal con la laboral, sino que juntamente con ello, al no viajar todos los días a su trabajo, ahorran en transporte y en tiempo (ya que un empleado que llega a CABA a trabajar desde el Gran Buenos Aires tarda casi 3 horas entre ida y vuelta, todos los días, además de tener que soportar piquetes, cortes de trenes, que todos conocemos, con el consecuente daño a su salud física y mental que ese desgaste permanente le ocasionan). El ahorro en viáticos y en tiempos de traslado son dos puntos muy fuertes que no se han considerado en la discusión de la Cámara de Diputados. Por otro lado, si la implementación del teletrabajo se transforma en un enjambre de condicionamientos de alto costo para el empleador, que ya viene vapuleado por años de crisis, no va a ser posible poner en práctica este excelente sistema de trabajo que ha sido flexibilizado por los avances de la tecnología. Si esta línea de tratamiento legislativo siguiera el mismo curso en el Senado, todos, empleados y empleadores, nos veremos en la necesidad de volver atrás, en una modalidad de trabajo probadamente exitosa a nivel mundial. Otra oportunidad que habremos perdido, y van.

Esperamos que los planteos sean atendidos y sean escuchadas las voces de quienes tenemos la responsabilidad de brindar trabajo y ofrecer las mejores condiciones para nuestros equipos en beneficio de todos y de la producción de nuestro querido país.

María Laura de Arizmendi

Presidente de Arizmendi Cómputos SA

DNI 11.477.505

Agenda de Erdogan

El embajador de Turquía en la Argentina ha respondido a una carta del presidente de la Asociación de la Comunidad Helénica de Buenos Aires sobre la transformación en mezquita de la catedral de Santa Sofía, con una serie de argumentos falaces propios de la diplomacia de su país, que ameritan la necesaria respuesta de nuestra parte. La inconsulta y unilateral decisión de transformación de la histórica catedral bizantina de Santa Sofía por parte del autócrata presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, debe inscribirse en su incontrolable escalada tendiente a la restauración del sultanato, ya no virtual sino real, que se extendería desde ambas márgenes del Mediterráneo oriental hasta el corazón del Asia Central. Ingentes han sido los llamados previos de líderes religiosos y políticos regionales y de la Unión Europea para que se mantuviese el carácter universal de la Aghia Sofia, construida en el siglo VI, e inscripta en 1985 como Patrimonio Universal de la Humanidad por la Unesco. Erdogan utiliza su religión, desnaturalizando su carácter, como arma política para expandir su agenda neootomana, y establecer cabezas de playa en distintos países, aliándose con personajes fuertemente cuestionados por violaciones de derechos humanos y corrupción, como Al Bashir, de Sudán; el fallecido Khadafy, de Libia, o Ilham Aliyev, de Azerbaiján, Si bien Turquía se comprometió, con la firma del Tratado de Lausana (1923), a proteger las minorías de su territorio, tiene un grave historial de violación de derechos y propiedades por parte del Estado. Es imperioso recordar la ley de propiedades abandonadas de 1923, para confiscar las propiedades de los armenios desterrados y masacrados; la ley de 1934 (Soyadi Kanunu) de turquificación forzada de apellidos; la ley de 1942 (Varlik Vergisi) de impuesto al capital; el confinamiento en campos de trabajo de los cristianos durante la Segunda Guerra Mundial, período en que coqueteó con la Alemania nazi, septiembre de 1955, cuando instigados por el MIT (servicios secretos) se atacó y asesinó a griegos y armenios en las calles de Estambul, y más recientemente los asesinatos de sacerdotes católicos en Anatolia, el incendio de iglesias armenias o el magnicidio del periodista armenio Hrant Dink, en 2007.

Ha llegado el momento en que la comunidad internacional y en particular las cancillerías y gobiernos tomen seriamente la amenaza que representa el señor Erdogan con su agenda político-militar y peligrosa ambición de restaurar el califato otomano, el tristemente conocido "hombre enfermo de Europa".

Mario Nalpatian

Consejo Nacional Armenio Mundial

DNI 8.589.765

Veto al protocolo

Con todo respeto, me dirijo al jefe de gobierno de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta. Quiero referirme a un suceso lamentable que se ha producido en estos días. La Legislatura porteña acaba de aprobar por mayoría (59 a 7) la adhesión al protocolo nacional sobre interrupción legal del embarazo. Su gobierno viene teniendo una política, que aplaudo, de protección de la vida de los ciudadanos por la pandemia, con especial cuidado de los adultos mayores, entre los que me encuentro (tengo 101 años). Pero eso no se condice para nada con permitir matar con premeditación y alevosía a miles de niños y niñas inocentes en el vientre de sus madres. De usted, señor jefe de gobierno, depende que no se cometa esa atrocidad. Debería vetar la adhesión al protocolo, por ser este inconstitucional.

José Antonio Llorente

DNI 411.673

Inocencia

El Presidente, en un mensaje a los acreedores de nuestro país, les pidió que ayuden a la Argentina a salir de esta crisis. Me hizo acordar a cuando el ministro de Economía de Alfonsín Juan Carlos Pugliese se quejó de que les había hablado a los mercados con el corazón y le contestaron con el bolsillo. Así somos de inocentes.

María Silvia Marzinelli

msmarzinelli@gmail.com

Personal disponible

Debido a la pandemia de Covid -19, los gobiernos nacional y provinciales procuran mantener informada a la población sobre la disponibilidad de medios para hacer frente al flagelo, en particular las camas de terapia intensiva. Periódicamente se publican porcentajes que nos muestran el progresivo aumento de su utilización, que obviamente va reduciendo el margen de reserva. Tema muy inquietante. Pero no se nos informa sobre la cantidad de equipos de personal especializado disponibles. La especialización profesional indispensable para atender pacientes de terapia intensiva es sumamente específica. Requiere de entrenamiento y práctica relativamente prolongadas. No es viable hacer aparecer especialistas en plazo perentorio. Es mucho más crítico que la eventual adquisición e instalación de camas y material conexo. Es fundamental conocer la cantidad de especialistas existentes (con su respectivo equipo de ayudantes) en el sistema de salud provincial y nacional, para poder evaluar con más acierto y criterio cómo se podrán atender las emergencias en lo inmediato y mediato. Sugiero a las autoridades incluir ese dato fundamental en la información periódica que nos proporcionan.

René E. Soulas

DNI 5.566.480

En la red

Kicillof anunció que pagará $500 por día a enfermos de coronavirus que se alojen en centros extrahospitalarios

Facebook

"¿Y quién lo va a pagar?"- Jorge Cardozo

"Solucioná IOMA. ¡Los enfermos no pueden esperar!"- Maru Ramos

"¿Con qué dinero?"- María Da Cruz

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.