De los lectores: cartas & mails

No somos culpables; Tiempos judiciales; Un sufragio decisivo; Cuidando la quintita; Florencia Kirchner; Crecimiento del país; Servicios de delivery; Once torres más
(0)
14 de abril de 2019  

Carta de la semana

No somos culpables

Tengo 22 años. Vivo en el partido de Malvinas Argentinas, estudio en Pilar y trabajo como pasante en Puerto Madero. Todos los días me levanto temprano para ir a cursar y después cruzar la zona norte para arribar a mi trabajo. Los días son largos y llego a tarde a casa. Demasiado largos como para que los taxistas de la ciudad manifiesten su descontento cortando las calles más transitadas de la CABA. El jueves pasado estuve una hora y media atascado sobre Viamonte, entre Reconquista y 25 de Mayo, preguntándome qué había hecho yo para ser víctima de esas manifestaciones. Llegué una hora y media más tarde a casa porque un grupo de trabajadores están disconformes con las regulaciones de sus competidores.

Señores taxistas, ¿qué culpa tenemos nosotros?

Santiago Thomas

DNI 39.910.082

Tiempos judiciales

¿Cuánto demoró Belice en expulsar del país a Samid? Ni una semana. ¿Cuánto tardó Chile en juzgar y condenar a Jones Huala? Ni tres meses. Acá la Justicia demoró más de tres años para resolver qué hacía con Jones Huala, quince años para que la causa sobre las coimas en el Senado, conocida como el caso Banelco, quedara en la nada.

¿Cómo puede ser? ¿Por qué es tan lenta la Justicia argentina?

Gustavo Fernández

DNI 18.205.248

Un sufragio decisivo

Algunos tribunales orales federales (TOF) se han declarado incompetentes en causas que involucran a la expresidenta Cristina Kirchner. Lo que inquieta de esta limitación de sus competencias es que, aparte del efecto dilatorio en los procesos (de muchos meses), esto haya sido influido seguramente por el contexto político, con la consecuente incertidumbre en la definición del proceso electoral. Tal vez esa duda se incrementa si recordamos las presiones y coacciones a las que se vio sometida gran parte de la Justicia durante los gobiernos anteriores. De esa manera, la Justicia actúa con resguardo ante un futuro incierto. Por todo ello es que estoy plenamente convencida de que en las próximas elecciones presidenciales no solo estamos decidiendo por un determinado candidato. Según el destino de nuestro voto, estaremos determinando también cómo va a proceder nuestra Justicia.

María Rosa O. de Mello

DNI 3.010.258

Cuidando la quintita

Trabajo en una micropyme que da servicios a turistas, lo cual me llevó a conocer y entablar amistad con Syd, un norteamericano muy agradecido con el servicio recibido y también con el país y su gente. Al tratar de explicarle por qué teniendo tantas ventajas naturales la Argentina estaba en esta difícil situación se me ocurrió decirle lo siguiente: "Acá todos cuidan su quintita (" small farm") para que nada cambie, sin tener en cuenta a los demás. Entonces tenemos dirigentes políticos que solo buscan votos para obtener poder y dinero, un infinito número de empleados estatales, muchos de los cuales solo buscan cobrar el sueldo con el menor esfuerzo posible, sin importar si están al servicio del público o si su función tiene sentido; un conjunto de empresarios que obtienen ganancias sin competir, amparados por regulaciones estatales; otro conjunto de sindicalistas acaudalados y eternos que solo buscan enriquecerse y que nada cambie; y finalmente un conjunto enorme de gente que está en condiciones de extrema vulnerabilidad. De este último grupo no se puede decir que "cuida su quinta", sino que es "cultivado" por el primero. El resultado es un país bendecido por la naturaleza y empobrecido por su gente.

Syd se quedó pensando.

Mariano Gonzalez Calderon

DNI 12.600.093

Florencia Kirchner

Excelente el editorial de anteayer. Quienes, como yo, concurrimos habitualmente para la atención de nuestra salud a los centros médicos locales, y a los excelentes y altamente capacitados médicos que en ellos nos atienden, no logramos entender cómo quien ha sido honrada con la más alta magistratura del país, y pretende volver a ejercerla, optó por que su hija sea atendida en otro país, el cual, hasta donde yo sé, no figura entre los que tienen las más altas calificaciones en ésta área y sin que hasta la fecha nos haya brindado la explicación que los ciudadanos merecemos.

Arnoldo Gelman

DNI 4.180.098

Crecimiento del país

Han dicho, en diversas publicaciones, que el fin del crecimiento argentino comenzó con la revolución de Uriburu, en el año 30. Considero enfáticamente que es una manifestación errónea. Dicha revolución interrumpió el crecimiento comenzado con la generación del 80. Pero los gobiernos de la Concordancia de Justo-Roca y de Ortiz-Castillo fueron excelentes y continuaron la obra de anteriores gobiernos progresistas y creadores de riqueza. Justo consiguió que la Argentina fuera el primer país del mundo de salir del Jueves Negro de 1929. Se construyeron 30.000 km de caminos. Federico Pinedo reorganizó el sistema financiero y bancario y el Pacto Roca-Runciman aseguró la venta de nuestras carnes durante 15 años. Se creó la Dirección de Parques Nacionales y el ingeniero Pablo Nougués dirigió con eficiencia los ferrocarriles del Estado. Durante los gobiernos de Ortiz y Castillo se creó la Dirección de Fabricaciones Militares. Las administraciones de Justo-Roca y Ortiz-Castillo habían colocado a la Argentina como séptimo país del mundo. Exportaba entonces por 1200 millones de dólares, cuando en 1935 se exportaba por 510 millones. Sus exportaciones eran iguales a las de Francia, superiores a las de Austria, el doble que las de Italia y el triple que las de Japón. Poco después del fallecimiento del general Justo la logia fascista del GOU destituyó al último presidente conservador con un golpe de Estado, el 4 de junio 1943. A partir de dicho momento comenzaría la decadencia de nuestro país.

Alberto Allende Iriarte

Diputado de la Nación (M.C.),vicepresidente 2° del Círculode Legisladores de la Nación

albertoallendeiriarte@hotmail.com

Servicios de delivery

El juez Roberto Gallardo, del Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario Nº 2, ha prohibido en la CABA la actividad de ciclistas de delivery o mensajeros hasta que se reglamente en el Código de Tránsito su circulación cumpliendo normas básicas, entre ellas, iluminación y refractaria, uso de cascos, etc. Además, se debe abrir un registro con seguro de vida, libreta sanitaria, etc. En principio este fallo es aceptable, pero será verdadera justicia que además el juez Gallardo, en su preocupación, intime al GCBA para que a través de su Policía de Tránsito controle el cumplimento de normas por parte de los ciclistas comunes, que no se atienen a ninguna norma ni obligación, ponen en peligro su vida y la de los transeúntes, van a gran velocidad, no respetan semáforos, no tienen seguro y menos identificación. Muchos se han dado a la fuga al atropellar a un transeúnte. Los contribuyentes observamos la proliferación de peligrosas bicisendas de doble mano con un alto cordón de cemento (que ya causó varias muertes), y dicho juzgado debería intimar a que sean modificadas. Nos preocupa a los contribuyentes la inversión en bicisendas por las que no se ve circular a ningún ciclista, restando lugares de estacionamiento, por ejemplo, alrededor de los hospitales Británico, Italiano y Alemán. En el estacionamiento de bicicletas de la calle Solís se han instalado paneles solares fotovoltaicos donde no llega el sol.

Los contribuyentes esperamos que, independientemente de su fundada preocupación por los servicios de delivery, el Juzgado Tributario 2 investigue tanto despilfarro pagado con nuestro ABL.

Juan José Varrone

juanjose1936@gmail.com

Once torres más

Inversores privados tienen más poder que los diputados. Esto no es una novedad en la CABA y la zona norte de Buenos Aires. Cuando sus hijos, nietos y generaciones futuras les reclamen a los legisladores por qué permitieron modificar el Código Urbano -y no puedo decir de Planeamiento Urbano ya que es evidente que las ciudades crecen sin planificación, ya sea en la zona del Tiro Federal, del Centro de Educación Física o del Albergue Warnes, o todo el recorrido de la Avenida del Libertador en Vicente López-, ¿podrán responder sin avergonzarse?

Todos sabemos que necesitamos más espacios verdes en cualquier ciudad, que la infraestructura vial y de servicios sanitarios colapsa cuando se construye sin planes integrales, que existen muchas zonas en donde se podrían construir espacios habitables. Pero también sabemos que las inmobiliarias acuerdan con los gobernantes para "desarrollar emprendimientos" rentables en el corto plazo, sin medir las consecuencias futuras para los ciudadanos, que mantenemos con impuestos altísimos cada una de estas invasiones edilicias que transforman el ejido urbano en zonas agresivas para la comunidad.

Claudia Inés García

clodine31@yahoo.com.ar

En la red

Marcha de taxistas contra Uber

Facebook

"Los usuarios decidimos qué medios usary hoy día prefiero Uber, les guste o noa los taxistas" -Néstor Raúl Mondaca

"A falta de trabajo, Uber es una salida laboral,y si cumple con todos los requisitos, bienvenida sea" - Daniel Horacio González

"Hagan una plataforma como Uber con la cual estemos enteradosde quién nos va a darel servicio y la tarifaque se nos va a cobrar" - Vanessa CG

"No es contra Uber,es porque se les acabael curro en Aeroparque" -Patricia Ledesma

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?