Cómo lidiar con el estrés ante el nuevo coronavirus

Maureen Birmingham
Maureen Birmingham PARA LA NACION
(0)
21 de marzo de 2020  • 19:48

Durante las crisis, suelen asomar sentimientos entre nosotros de tristeza, confusión, miedo o enojo. Es normal y esperable que esto mismo suceda en estos tiempos de emergencia, en los que las medidas que toman los países para contener el nuevo coronavirus -aunque necesarias- pueden generar tensión, estrés por las dificultades para trabajar y hasta temor a la estigmatización en caso de tener síntomas compatibles con la enfermedad .

El impacto psicológico de una cuarentena puede ser amplio y duradero. Pero los efectos psicológicos de no hacer una cuarentena y permitir que la enfermedad por Covid-19 se propague pueden ser mucho peores.

Cuando los sentimientos negativos asoman, hablar con personas de confianza puede ayudar. Llamar a los amigos y familiares y compartir lo que nos pasa puede aliviarnos. También es importante, pese a que nos encontremos en casa, tratar de mantener una rutina que sea lo más saludable posible. Esto es, una dieta adecuada, dormir lo suficiente, hacer ejercicio y fomentar el contacto social con nuestros seres queridos por teléfono, mensajes, videollamadas o correo electrónico. Y, por supuesto, evitar el tabaco, el consumo excesivo de alcohol u otras sustancias perjudiciales.

En estas circunstancias, muchas veces el temor se contrarresta con información actualizada y, sobre todo, confiable. Es bueno poder contar con información oficial que ayude a determinar con precisión el riesgo para poder tomar las precauciones necesarias. Por ejemplo, la web de Presidencia o del Ministerio de Salud de la Nación, además de las páginas de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud, son sitios en los que los ciudadanos pueden encontrar información confiable. Tratemos de evitar aquellas fuentes que pueden alimentar el nerviosismo y la ansiedad, sin ser, además, información chequeada.

También es tiempo de reflexión. Todos tuvimos adversidades en la vida. Aprovechemos entonces a pensar en aquellas habilidades que nos ayudaron a manejar dificultades en el pasado, y usémoslas para manejar las emociones durante este brote. Tratemos de enfocarnos en actividades constructivas, que nos gusten, y que no vayan en contra de las recomendaciones.

Los cuidadores de niñas y niños tienen además un papel importante en ayudarlos, a través de juegos o del dibujo, por ejemplo, a expresar con herramientas positivas lo que sienten por esta situación. Y para quienes cuidan a personas mayores, la recomendación es que compartan datos simples sobre lo que está sucediendo y brinden información clara, con palabras sencillas, sobre cómo reducir el riesgo de infección.

Si tenemos oportunidad, repliquemos las historias positivas de aquellos que han experimentado y se han recuperado del nuevo coronavirus. Las personas que contraen el virus no han hecho nada malo, sean o vengan del país que fuese. Y las actitudes discriminatorias pueden afectar aún más su salud.

Este es un escenario único y sin precedentes para muchas personas. Puede serlo también para el personal de salud, a quienes debemos honrar por el gran esfuerzo que están haciendo en estos días para cuidar a la población. Los mensajes y actitudes de apoyo y aliento pueden ayudar a sobrellevar mejor este momento.

No hay una fórmula única para afrontar esta situación y las personas reaccionarán diferente según su realidad. Pero compartir lo que nos pasa y escuchar a los demás, mantenernos activos en casa e informados -con fuentes confiables- puede ser clave en este contexto. Tejer redes solidarias que nos

permitan como comunidad ayudar a otros que puedan estar pasando un mal momento -hablando con esas personas por teléfono o a través de las redes, escuchándolas y permitiendo que compartan sus sentimientos- cobra especial importancia en estos momentos. Y, sobre todo, pensar que nuestro papel como conjunto de la sociedad es esencial para el bien común. Somos todas piezas claves en este rompecabezas. Para preservar la salud de todas y todos.

Representante de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud en Argentina

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.