Coronavirus: la realidad entre pandemia y test rápidos

Sergio Arturo Sainz
Sergio Arturo Sainz PARA LA NACION
(0)
21 de abril de 2020  • 21:29

¡Pandemia! Personas asustadas, abundancia de información -tanta que nos desinforma-. El tiempo transcurre y este enemigo invisible, aterrador e incontrolable, avanza y nos acecha. Estamos impávidos, acorralados en estas jaulas en las que se han transformado nuestros hogares, y por fin una pequeña luz de esperanza, una posibilidad de librarnos de tanto peso emocional. ¡Hay un test que puede decirnos cuán cerca está el enemigo! O si ya está con nosotros.

En las últimas horas algunos medios de difusión han anunciado la existencia de un método rápido de fácil utilización para el diagnóstico de covid-19 de disponibilidad en nuestro país. Se trataría de una prueba sencilla, a tal punto que puede realizarse en el plató de un programa de televisión, en vivo, y en pocos minutos decirnos si su conductor está infectado por tan terrible atacante.

Esta pandemia nos ha tomado por sorpresa a todos, incluidos a profesionales de la salud, gobiernos, científicos y empresas. Ante la desesperación por el avance silencioso e invisible del virus, los recursos de la humanidad se han puesto a disposición para encontrar una forma de contener al enemigo, de ponerlo en evidencia y combatirlo, pero lamentablemente estos avances están resultando inútiles y el desarrollo de test rápidos para el tamizaje de la población no escapa a esta realidad; en la actualidad en el mundo se están comercializando test que, en muchos casos, han resultado en pruebas fallidas.

Hoy se dispone de tres tipos de pruebas para identificar el SARS-Cov-2: las que detectan el antígeno viral, las basadas en los anticuerpos que forma el infectado y las que identifican el ARN viral. Hasta ayer, en nuestro país solo están autorizadas estas últimas

Nuestro país cuenta con los recaudos suficientes para la autorización en la comercialización y el uso de este tipo de test diagnósticos, el organismo público encargado de tal responsabilidad es la Anmat a través de las validaciones realizadas en el ANLIS-Malbrán. Hasta el día de ayer Anmat no había autorizado la comercialización de este tipo de test diagnósticos para covid-19 en humanos. Sin embargo, en la Argentina sí disponemos de una gama de marcas para el diagnóstico por técnicas de biología molecular, que son las que han brindado un mayor margen de certeza en el diagnóstico del covid-19. La Cámara Argentina de Laboratorios Bioquímicos (CALAB) descree de la utilización de cualquier método, reactivos o tecnología que no haya sido validada y autorizada por la Anmat y que no se realice en el ámbito adecuado por profesionales habilitados. Solo se puede considerar como válido el resultado de laboratorio que haya sido validado por un profesional de la bioquímica.

En CALAB nos encontramos involucrados y comprometidos en evaluar cuáles serían los mejores métodos para el diagnóstico y seguimiento de personas afectadas por covid-19. En palabras del Dr. Andrés Albrecht, coordinador de nuestra Comisión de test complementarios a las técnicas de biología molecular: "Es necesario que se realicen con reactivos que estén respaldados por evidencia científica y que tanto la toma de la muestra, como el procesamiento y la emisión del resultado la realice el profesional competente y habilitado para ello, el bioquímico". Mucho se habla de la necesidad de incrementar la cantidad de estudios para poder luchar contra la propagación del SARS-CoV-2, pero la sensibilidad y efectividad, el estadio en el que se los aplica, son claves para poder contar con información confiable.

Actualmente se dispone de tres tipos de pruebas para identificar el SARS-Cov-2, las que detectan el antígeno viral, las basadas en los anticuerpos que forma el infectado y las que identifican el ARN viral. Hasta ayer, en nuestro país solo están autorizadas estas últimas, se trata de pruebas que sólo pueden realizarse en laboratorios especializados con metodologías de biología molecular a partir de un hisopado de nariz, garganta y boca. Hoy éste es el único test que identifica a infectados en el periodo agudo de la enfermedad. Esta información es fundamental, porque si un ciudadano se realiza un test inadecuado, o el test es mal realizado, su vida, la de sus cercanos, e incluso la salud pública, corren serio peligro.

*’El autor es médico e integrante de la Comisión Directiva de la Cámara Argentina de Laboratorios Bioquímicos (CALAB)

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.