El futuro de las negociaciones del Mercosur, en las manos de dos presidentes

Juan Pablo Lohlé
Juan Pablo Lohlé PARA LA NACION
(0)
10 de mayo de 2020  • 20:45

En los últimos días, nuestra agenda del Mercosur se vio alterada por marchas y contramarchas. El centro de la cuestión fue el anuncio del retiro de las negociaciones en curso con nuestros socios (Brasil, Uruguay y Paraguay) y terceros países (Singapur, Canadá, Corea del Sur e India).

Pocas veces hemos visto un sistema de toma de decisiones, en políticas de Estado que se resuelvan a través de comunicados. A veces los errores formales indican el fondo de la cuestión. Se omitió la participación del Parlamento, Gobernadores como así también de actores y sectores de la producción nacional. Existe en el país una trama productiva, que abarca varias provincias, tanto en manufacturas industriales, caso de la provincia de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, como también las economías regionales de Río Negro, Neuquén, San Juan, Mendoza, Tucumán, La Rioja, Corrientes, Entre Ríos y Misiones. Todas ellas tienen vínculos con el Mercosur tanto en épocas de crecimiento como en etapas de dificultades.

El Covid-19 está afectando a todos los países. Argentina ni sus socios hoy pueden tener una evaluación cierta de cuáles serán las consecuencias de la pandemia en su economía y sus negociaciones internacionales. Probablemente los efectos sean en distintas proporciones de acuerdo con cada país. Se podrá evaluar en tiempo y forma lo que sea más conveniente para los socios. Es decir, es clave el sistema de consensos necesarios que ha hecho perdurar al Mercosur a lo largo de más de 30 años y en esta coyuntura lo es más aún.

Las consecuencias del mal entendido comunicado y la no participación de delegación argentina en futuras negociaciones provocó un rechazo en los sectores productivos y políticos que obligó al gobierno aclarar que ello no implicaba una salida de Argentina del Mercosur, que Argentina volvería a la mesa con sus socios. Para ello se puso en acción la diplomacia presidencial con diálogos con los presidentes de Uruguay y Paraguay explicando la posición argentina y su permanencia en el Comité de Coordinación. Se deberá acordar de qué manera se adecúa el sistema que pretende nuestro país en el marco del Tratado de Asunción que prevé que los acuerdos deben incluir a los cuatro Estados parte.

La cuestión de fondo es la relación de Argentina y Brasil. Hasta el presente es llevada técnico y diplomáticamente por los cancilleres. Mientras tanto los presidentes no se conocen ni han dialogado. Argentinos y brasileños se merecen mejor entendimiento.

Exembajador en la OEA, España y Brasil; director del CEPEI

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.