El presupuesto del relato

Fernando Laborda
Fernando Laborda LA NACION
La iniciativa oficial, que en los próximos días comenzará a ser analizada por el Congreso de la Nación
(0)
23 de septiembre de 2014  • 01:01

El proyecto de presupuesto 2015 presentado por el Poder Ejecutivo Nacional es una mezcla de voluntarismo y cálculos alegres, que lo acercan más al relato oficial que a la realidad de los argentinos, de acuerdo con opiniones de distintos centros de estudios y de dirigentes de la oposición.

La iniciativa oficial, que en los próximos días comenzará a ser analizada por el Congreso de la Nación , plantea para el año próximo un crecimiento económico del 2,8%, una inflación de sólo 14,5% y un tipo de cambio oficial de 9,45 pesos por dólar.

Para la consultora Ecolatina, que dirigen Marco Lavagna y Santiago Paz, el presupuesto 2015 presenta "proyecciones poco creíbles y gastos subestimados". Tras consignar que durante el período 2010-2013 los gastos superaron a los inicialmente presupuestados en un 18% anual en promedio, su informe destaca que "resulta cada vez más difícil sostener que habrá una recomposición fiscal cuando la realidad es otra", pese a que la iniciativa del gobierno kirchnerista "vuelve a suponer que los gastos crecerán por debajo de los recursos".

No obstante, la consultora admite que el proyecto oficial podría interpretarse como un sinceramiento, por una novedad: por primera vez, el presupuesto parte de un déficit fiscal para 2015. Lo grave, de acuerdo con Ecolatina, sería que se estima un financiamiento récord vía emisión y reservas, pero aun así insuficiente para cerrar el bache fiscal, al tiempo que por los efectos del año electoral, el deterioro de las cuentas públicas podría ser incluso mayor.

Por primera vez, el presupuesto parte de un déficit fiscal para 2015

El Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) estima un déficit más de tres veces mayor al proyectado en el presupuesto 2015, de casi 50.000 millones de pesos. Según Cippec, ese monto podría superar los 183.000 millones de pesos.

En coincidencia con Ecolatina, los responsables del área de desarrollo económico de Cippec Lucio Castro y Walter Agosto sostienen que hay en el proyecto del gobierno nacional una clara subestimación del crecimiento del gasto público, que amplía la discrecionalidad del Poder Ejecutivo en su asignación.

El presupuesto 2015 proyecta una tasa de crecimiento de los recursos del orden del 28% y una suba de los gastos totales del 14%. Pero de acuerdo con los economistas de Cippec, esas proyecciones subestiman el aumento de los recursos fiscales sobre la base de la inflación esperada para 2015. Del mismo modo –señalan–, la proyectada suba del gasto parece imposible de cumplir por dos motivos: primero, que el gasto ya creció un 48% en 2014 y, segundo, que el proyecto oficial no contempla aumentos altamente probables en jubilaciones, pensiones no contributivas, salarios estatales y la asignación universal por hijo de cara al año electoral.

De acuerdo con la proyección de Cippec, si se considera un aumento más realista del 38% en el gasto y una suba del 34% en los recursos totales, el déficit financiero alcanzaría los 184.500 millones de pesos en 2015.

El Banco Central seguirá actuando como el respirador artificial y principal prestamista del Tesoro Nacional

Para Cippec, mientras el presupuesto 2014 contemplaba aportes extraordinarios del Banco Central y del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses por 84.000 millones de pesos, el presupuesto 2015 revela que en el presente año el monto en realidad ascendería a los 117.000 millones de pesos, a la vez que estima los aportes para 2015 en 174.000 millones.

De este modo, el Banco Central seguirá actuando como el respirador artificial y principal prestamista del Tesoro Nacional, mediante los adelantos transitorios y las reservas destinadas al Fondo de Desendeudamiento Argentino.

"En caso de continuar sin resolución el tema de los holdouts , es posible que el Tesoro reemplace el financiamiento externo por emisión monetaria, lo que profundizará la exposición al sector público, el deterioro patrimonial del Banco Central y los impactos inflacionarios", puntualizó Castro.

Desde la oposición, se enfatiza en que Axel Kicillof "no pegó ninguna de sus proyecciones" este año, como señaló el titular del bloque de senadores de la UCR, Ernesto Sanz , quien le pidió al ministro de Economía que explique "qué pasó con la inflación del 10%, con el crecimiento del 6% y con el dólar a 6,30 pesos para 2014".

El economista de la Fundación Libertad y Progreso Aldo Abram expresó que "deberíamos preguntarnos por qué y para qué se aprueba un presupuesto si el Gobierno termina gastando lo que quiere sin límites y hasta tiene la facultad delegada e inconstitucional de cambiar el destino de las partidas a su gusto".

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.