Kirchner, la izquierda y el populismo